Un relevante científico estadounidense solicita una tregua en la controversia de la abstinencia frente a los condones

Keith Alcorn

El destacado científico médico, de la agencia gubernamental de EE UU en el centro de la controversia sobre la política de prevención del VIH de EE UU, ha realizado un llamamiento para realizar una tregua en el debate que enfrenta la opción de los condones frente a la de la abstinencia como soluciones para frenar la expansión del VIH.

Al tiempo que se declaraba un “amante de los condones”  que se ha lamentado por la ausencia de condones en África, James Shelton de USAID afirma que: “Aprecio grandes limitaciones en los condones y la abstinencia en las altas tasas de prevalencia de la intratable hiperepidemia generalizada que aún azota algunos países del sur de África”.

Mientras que el campo de la prevención del VIH es testigo de una incesante controversia que enfrenta condones contra abstinencia, el comportamiento que realmente necesita ser abordado (la reducción de parejas) es ignorado en gran medida, según un Comentario de Shelton aparecido en el número de The Lancet de esta semana.

James Shelton hace un llamamiento para establecer una tregua en la polarizada discusión de condones frente abstinencia como medida de prevención del VIH, y para realizar un enfoque firme en la limitación de parejas. Los indicios tempranos observados en Uganda se ven ahora respaldados por los de Kenia, en donde la incidencia del VIH ha estado descendiendo desde principios-mediados de los años 90. Las parejas múltiples disminuyeron sustancialmente entre todos los hombres en el rango de edades reproductivas, entre 1993 y 2003. Aunque estos datos no suponen pruebas, es posible que este cambio radical en el comportamiento podría invertir decisivamente el curso de la epidemia, argumenta el doctor Shelton, que señala que en Suráfrica no se ha producido dicha reducción del VIH ni dicho descenso del número de parejas, según se revela en la encuesta de 2002 y 2005.

“En 2003, en Kenia sólo 1-2% de las mujeres casadas empleaba condones como anticonceptivos. Este uso tan bajo en relaciones establecidas es preocupante porque los emparejamientos sexuales regulares concurrentes son críticos en epidemias generalizadas, en parte debido a que la alta capacidad de infección de las nuevas infecciones permite una rápida transmisión a través de redes sexuales permanentes”.

El doctor Shelton concluye que: “Con un firme telón de fondo de reducción de parejas, los condones constituyen una mampara vital para situaciones de alto riesgo, incluyendo las parejas serodiscordantes [al VIH]. Los esfuerzos en abstinencia proporcionan una oportunidad de promocionar más ampliamente una auto eficacia personal entre los jóvenes, así como la fidelidad y la limitación de parejas una vez se inicia la actividad sexual… Necesitamos una estrategia de prevención del VIH armonizada, que emplee todos los enfoques válidos, en donde la limitación de parejas ocupe un lugar central”.

Referencia: Shelton JD. Confessions of a condom lover. The Lancet 368: 1947-48, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD