La toma en el momento exacto de las dosis de fármacos mejora la respuesta al tratamiento del VIH

Chris Gadd

Los pacientes con VIH que toman sus fármacos para el VIH a la misma hora cada día presentan una mejor respuesta a la terapia antirretroviral, según un estudio longitudinal publicado en la edición de marzo de The Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

El estudio también confirmó que la respuesta virológica depende fuertemente de la proporción de dosis tomadas y del número de mutaciones de resistencia que tiene el virus de un paciente.
 
Se sabe que la adhesión a la medicación del VIH es crucial para reducir los niveles de virus en sangre. La mayoría de los estudios que han valorado el impacto que tiene la adhesión a fármacos se han concentrado en la proporción de dosis que toma un paciente. Sin embargo, está menos claro si la toma de dosis a la misma hora cada día está relacionada con el resultado del tratamiento.
 
Un grupo de investigadores de hospitales de EE UU quiso valorar los efectos de estos dos aspectos de la adhesión, junto con otros factores, sobre la supresión virológica en 129 pacientes con VIH. Los autores reunieron información sobre los niveles de adhesión de los pacientes y midieron sus cargas virales cada cuatro semanas durante 48 semanas. Todos los pacientes habían empezado a tomar un inhibidor de la proteasa o un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN) menos de tres meses antes de que se iniciara el estudio, pero el grupo de investigadores no proporciona ninguna información sobre cuántos pacientes de su estudio estaban tomando estos fármacos o qué proporción estaba tomando inhibidores de la proteasa potenciados con ritonavir.
 
“Descubrimos que dos medidas inconstantes de adhesión, el porcentaje de adhesión y el momento de la toma, están significativamente relacionados con la supresión de los niveles de carga viral del VIH”, escriben los autores. “Los médicos no deberían examinar únicamente el porcentaje de adhesión de los pacientes, sino [también] valorar la adhesión al momento de la toma, porque los esfuerzos para mejorar ambos tienen más probabilidades de tener más impacto que acentuar la mejora de cada uno por separado”.
 
Los investigadores emplearon una técnica matemática denominada modelos de efectos mixtos con medidas repetidas para establecer la influencia sobre las cargas virales de un abanico de factores a lo largo del tiempo. Entre ellos estuvieron las dos medidas de adhesión y la sensibilidad del VIH a los fármacos anti-VIH que cada paciente estaba tomando junto con otros factores médicos y demográficos.
 
El análisis reveló que rebajar los niveles de error en el momento de la toma de la dosis estuvo ligado con una mejor supresión viral (p=0,020). Cargas virales más bajas estuvieron también relacionadas con una mayor proporción de dosis tomadas (p=0,002), con una mayor susceptibilidad del VIH a los fármacos tomados (p<0,001) y una carga viral basal menor (p = 0,008), así como tener una carga viral más baja al inicio del estudio, estar en el estudio durante más tiempo y estar en una etapa más temprana de la infección por VIH.
 
A lo largo de todo el estudio, los pacientes tomaron los fármacos con una media de 6,02 horas de retraso, y tomaron el 72% de las dosis, lo que resultó en una carga viral media de 31.600 copias/ml. La puntuación media en la escala de sensibilidad genotípica, una medida de la sensibilidad del VIH del paciente a los fármacos que estaba tomando, fue de 3,12.
 
Un análisis multivariable reveló que un paciente que redujo el error medio en el momento de toma de la dosis en tres horas sobre un periodo de 48 horas podría esperar un descenso adicional de la carga viral de 0,48 log10 (p<0,05).
 
Además, se calculó que el aumentar la proporción de dosis tomadas en un 10% resulta en un descenso de 0,54 log10 (p<0,05), mientras que un aumento de 0,5 en la puntuación de la escala de sensibilidad genotípica resulta en un descenso de 0,69 log10 (p<0,05).
 
Además del énfasis otorgado al papel del momento de la toma a la hora de determinar un mejor resultado del tratamiento del VIH, el grupo de investigadores también puso en cuestión el concepto de valor “de corte” para la proporción de dosis tomadas. Señaló que el nivel medio de adhesión de sus pacientes con carga viral indetectable al final del estudio estuvo bastante por debajo del umbral establecido del 95% para el éxito del tratamiento que se descubrió en otros estudios y está incorporado en directrices de tratamiento.
 
De forma polémica, los autores sugieren que los médicos pueden estar desorientando a los pacientes al decirles que es seguro que saltarse unas pocas dosis de sus fármacos llevará a un rebote de la carga viral y a un fracaso del tratamiento. Aunque sus datos apoyan su afirmación, su observación de que aumentar la proporción de dosis tomadas, así como tomar las dosis en el momento adecuado, está relacionado con una mejor supresión viral implica que los pacientes deberían seguir siendo animados a tomar todas las dosis de sus fármacos en las horas correctas cada día para mantener la mejor probabilidad de éxito del tratamiento.
 
Referencia: Liu H et al. Repeated measures longitudinal analyses of HIV virologic response as a function of percent adherence, dose timing, genotypic sensitivity and other factors. J Acquir Immune Defic Syndr 41: 315-322, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt)

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD