La prevención del VIH en parejas serodiscordantes no se limita a los preservativos

Michael Carter

La promoción absoluta del preservativo puede que no constituya la estrategia preventiva del VIH más adecuada para las parejas serodiscordantes, según un estudio presentado en la XV Conferencia de la Asociación Británica del VIH.

Sin embargo, los autores descubrieron que no había mucha conciencia, ni uso, de otros métodos de prevención del virus, como la profilaxis post-exposición (PPE) o respecto al impacto de la carga viral sobre la capacidad de infección.

Los investigadores contaron con 38 parejas serodiscordantes [en las que un miembro de la pareja tiene VIH y el otro no] inscritas en un estudio prospectivo que se prolongó tres años. La mayoría (30) de las parejas eran de hombres gays. Para ser incluido en el ensayo, las parejas tuvieron que haber mantenido su relación durante al menos dos años y haber practicado, como mínimo, veinte episodios distintos de relaciones sexuales anales o vaginales sin protección en los doce meses anteriores.

Se preguntó a las parejas sobre su grado de conocimiento en temas como la PPE, la carga viral y la capacidad de infección, así como sobre los motivos por los que practicaron sexo sin protección. Los autores plantearon la hipótesis de que, probablemente, hubiera tres factores subyacentes en la realización de dichas prácticas: falta de comprensión de los mecanismos de transmisión del VIH, motivos emocionales y poca preocupación en torno a las consecuencias de la transmisión del virus.

Se detectó un grado de conciencia muy bajo respecto a la disponibilidad de la PPE (un ciclo corto de tratamiento antirretroviral que se toma tras la exposición al VIH para prevenir la infección).  Sólo el 16% de los componentes de la pareja sin VIH y el 32% de los que tenían el virus eran conscientes de su disponibilidad. Únicamente una pareja declaró haber usado alguna vez la PPE. Una mujer con VIH mostró su cautela ante el valor de esta intervención, declarando a los investigadores que la frecuencia con que ella y su pareja realizaban prácticas sexuales sin protección supondría que “él tendría que tomarla todas las semanas”.

Tampoco se observó una comprensión del impacto de la carga viral sobre la capacidad de infección.

De todos modos, las parejas sí declararon que seguían algunas estrategias para intentar disminuir el riesgo de transmisión del VIH. En parejas gays, esto incluyó que la pareja sin el virus practicaba sexo insertivo y la mayoría de los hombres seropositivos nunca eyaculaban en el interior de su pareja cuando practicaban sexo sin protección.

No obstante, también se estaban empleando estrategias de reducción de riesgo no probadas. Un hombre expresó su creencia de que masturbarse un par de días antes de la relación sin protección eliminaba el VIH infeccioso del semen. Por su parte, otro participante declaró que pensaba que la transmisión no era posible si tenía un recuento alto de células CD4.

En general, el miembro de la pareja con VIH se preocupaba más por el riesgo de transmisión que el que no tenía el virus. Un factor clave [para el sexo sin protección] fueron las razones emocionales; así, algunas personas declararon que la intimidad y la confianza fueron motivos importantes para embarcarse en estas prácticas. Sin embargo, una mujer africana afirmó que, en su relación y cultura, una mujer no podía rechazar una petición sexual de su marido.

El disgusto por los condones fue otro motivo muy extendido para practicar sexo sin protección. Otros señalaron que los preservativos provocaban problemas de erección o constituían un recordatorio de que el VIH estaba presente en la relación. No obstante, algunas parejas declararon a los investigadores que nunca habían debatido las razones para no utilizar preservativos.

Los componentes de la pareja sin VIH, por lo general, fueron más optimistas que los seropositivos respecto a las consecuencias de que se produjera la transmisión del virus. Un hombre seronegativo afirmó: “Más pronto o más tarde habrá una cura”. Tampoco, según los participantes no infectados, se producirían acusaciones si tenía lugar la transmisión.  Un hombre seronegativo declaró a los investigadores: “Le afectaría a él más que a mí”; mientras que su pareja afirmó: “Si se infecta por mi culpa, no sé cómo reaccionaría [refiriéndose a él mismo]”.

El equipo de investigadores, asimismo, descubrió que los componentes seronegativos de la pareja se sentían aislados y no estaban seguros sobre si podían debatir sus experiencias con otras personas en una situación similar.

“Un mensaje general sobre sexo seguro no parece el adecuado para todas las parejas serodiscordantes”, comentan los responsables del estudio. Y añaden: “El plantear un debate abierto sobre el riesgo y la identificación de barreras para el uso de condones puede tener más sentido que la promoción de un enfoque consistente al cien por cien en el uso de preservativos”. Los responsables del estudio sugieren que la declaración realizada a principios de 2008 por un equipo eminente de médicos suizos de que, en determinadas circunstancias, las personas que siguen una terapia antirretroviral sin una carga viral detectable no resultaban infecciosas para sus parejas sexuales, ofrecía un posible enfoque.

Sin embargo, otro estudio presentado en la conferencia por un equipo de investigadores de la Unidad de lavado de esperma del Hospital Chelsea and Westminster de Londres (Reino Unido) mostró que el 10% de los hombres con una carga viral en sangre indetectable presentaba una viremia “significativa” en semen. Al pedirles que definieran el término “significativo”, los investigadores encargados de la presentación afirmaron que esto suponía que el VIH podía detectarse, pero no pudieron aclarar si estaban presentes cantidades potencialmente infecciosas del virus.

Referencias: Fox J, et al. Understanding of HIV-risk behaviour in HIV-serodiscordant couples – a novel approach. Fifteenth Annual Conference of the British HIV Association, abstract P149, Liverpool, 2009.

Nicopoullous JDM, et al. A decade of the sperm-washing progam: the effect of HIV on semen parameters and viral load? Fifteenth Annual Conference of the British HIV Association, abstract o8, Liverpool, 2009.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD