CROI: Daño cerebral persistente a pesar del tratamiento del VIH relacionado con la gravedad de demencia previa

Chris Gadd

Casi dos tercios de los pacientes que presentan demencia asociada al VIH no muestran mejoras en su condición a pesar de tres años de tratamiento del VIH, según un estudio italiano presentado en la XIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas celebrada en Denver (EE UU) en febrero de este año.

El estudio reveló que estos pacientes tenían más probabilidades de sufrir daño cerebral grave antes del tratamiento y mostrar una menor mejoría en los primeros meses de tratamiento que aquellos cuya demencia mejoró.

Esto lleva a los autores del estudio a sugerir que el tratamiento anti-VIH debería iniciarse tan pronto como se diagnostique el daño cerebral, para evitar que se vuelva irreversible.
 
Se sabe que las combinaciones de fármacos antirretrovirales mejoran el daño sobre la capacidad de razonamiento, movimiento y personalidad en algunos pacientes con VIH. Sin embargo, estudios previos han descubierto que el “daño neurocognitivo” no se soluciona completamente en más de la mitad de los pacientes tratados con fármacos anti-VIH.
 
Para investigar los factores relacionados con el daño neurocognitivo grave, el grupo de investigadores de Roma realizaron pruebas neurológicas a 166 pacientes que presentaban daño neurocognitivo relacionado con el VIH antes de que iniciaran la terapia antirretroviral y luego de forma regular durante hasta cuatro años. Sesenta y ocho (59%) de los pacientes nunca habían tomado fármacos anti-VIH con anterioridad.
 
En general, la condición de los pacientes mejoró significativamente a partir de los seis meses de inicio del tratamiento del VIH (p<0,05). Las mayores mejoras se observaron en la flexibilidad mental y el control de movimientos delicados.
 
Sin embargo, sólo 35 (30%) de los pacientes presentaron una reversión del daño neurológico, presentando el resto aún un daño significativo tras una media de seguimiento de 32 meses.
 
“A pesar de que la terapia antirretroviral de gran actividad [TARGA] estuvo relacionada con mejoras de las funciones cognitivas, el daño persistió en casi dos de cada tres casos, a pesar de tres años de TARGA”, concluyen los autores del estudio.
 
Mediante el empleo de análisis multivariable, el grupo de  investigadores descubrió que la probabilidad de que un paciente sufriera un daño persistente estaba relacionada sólo con la gravedad del daño al inicio del estudio (cociente de probabilidad [CP] = 5,5; p=0,001) y el grado de mejora en los primeros seis meses de tratamiento del VIH (CP = 6,9; p<0,001).
 
El riesgo de que un paciente sufriera un daño persistente no se vio afectado en este estudio por el uso de fármacos del VIH que penetran en el cerebro. Tampoco hubo diferencias significativas entre grupos respecto a edad, estado de enfermedad del VIH, categoría de riesgo del VIH, recuento de células CD4, carga viral, respuesta al tratamiento anti-VIH, nivel de educación o sexo.
 
“Un daño menos grave y una mejora más rápida de la función cognitiva fueron factores que estuvieron relacionados de forma independiente con un daño neurocognitivo reversible”, explican los autores. “Nuestros datos indican que debería iniciarse TARGA tan pronto como se diagnostica el daño neurocognitivo para evitar un daño neurológico potencialmente irreversible.”

“Se necesitan estrategias de tratamiento adicionales para pacientes con daño neurocognitivo persistente”, añaden.
 
Referencia: Tozzi V et al. Factors associated with persistent neurocognitive impairment despite long-term HAART in patients with HIV dementia. Thirteenth Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Denver, abstract 354, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD