La estimulación de las células CD8 podría ser necesaria para la eliminación de los reservorios de VIH

Jesús Damieta
Ver otras noticias

El uso de proteínas del VIH permitiría al sistema inmunitario reconocer y eliminar las células durmientes con virus latente

Una de las grandes dificultades para conseguir una cura definitiva para el VIH es la existencia de reservorios del virus en células durmientes del sistema inmunitario de las personas afectadas. Según los resultados de un estudio presentado en  la revista Nature la presencia de CD8 (un tipo de células del sistema inmunitario, también llamadas linfocitos T citotóxicos) de amplio espectro de actividad sería necesaria para detectar y eliminar aquellas células infectadas que actúan como reservorios del virus.

El estudio, realizado por un equipo de investigación procedente de la Universidad de Yale (California, EE UU) y la Universidad John Hopkins (Baltimore, EE UU) concluyó que aquellas personas infectadas por el VIH que inician el tratamiento poco tiempo después de la seroconversión podrían presentar cepas del virus sin mutaciones, susceptibles de ser detectadas por las formas normales de las células CD8. Este hallazgo podría utilizarse para progresar en el desarrollo de una futura vacuna basada en potenciar la respuesta inmunológica.

Desde el momento de la infección, el VIH inserta su material genético en los linfocitos CD4 (también llamados linfocitos T cooperantes, encargados de activar el sistema inmunitario). Parte de estos linfocitos se encuentra en reposo, por lo que se pueden crear reservorios permanentes del virus. Este material genético inactivo no es reconocido por el sistema inmunitario y tampoco es eliminado por el tratamiento antirretroviral, de modo que en el momento en que esas células recuperan la actividad el virus durmiente es capaz de volver a replicarse, lo que podría producir un rebrote de la infección en el momento en que se dejase de tomar la medicación.

Se ha propuesto como un posible enfoque para curar la infección la reactivación de estas células en reposo para que expulsasen el virus durmiente, estrategia conocida como ‘kick-kill-protect’ (véase La Noticia del Día 26/11/2014). También se ha estudiado el papel de la inmunoterapia pasiva basada en anticuerpos ampliamente neutralizantes como mecanismo para evitar la infección de las células diana por los reservorios de VIH (véase La Noticia del Día 03/09/2014).

El estudio pretendía averiguar si sería posible eliminar estas células con reservorios de VIH por medio de la estimulación de los linfocitos CD8 citotóxicos, encargados de eliminar agentes patógenos. Para ello, los investigadores recopilaron muestras de ADN viral de 25 pacientes, de los cuales 10 habían empezado el tratamiento con antirretrovirales en los tres meses inmediatamente posteriores a la infección por VIH y 15 tenían infección crónica antes de comenzar con el mismo.

Los resultados del estudio mostraron que en los pacientes que habían sido tratados de forma precoz los linfocitos CD4 con reservorios del virus eran detectados por los CD8, mientras que en los pacientes que no habían sido tratados en los primeros estadios de la enfermedad las células –por acción del virus- habían evolucionado de manera que no eran detectadas. No obstante, al estimular los CD8 utilizando fragmentos de proteína de VIH sí fueron capaces de reconocer todas las células que contenían material genético del virus.

Estos resultados ofrecerían una posible explicación para el fracaso de las vacunas probadas hasta la fecha, que se mostraron incapaces de erradicar el VIH del organismo. Si bien el predominio de formas del virus resistentes a los linfocitos CD8 representa un problema de difícil solución, los autores del estudio creen que los pacientes con infección crónica por VIH podrían retener la capacidad de ofrecer una respuesta inmunológica de amplio espectro si se produce una estimulación adecuada, paso necesario para eliminar los reservorios del virus.

De cara a facilitar el progreso de la investigación los investigadores realizaron un ensayo preclínico a pequeña escala utilizando ratones humanizados (modificados genéticamente para que puedan albergar células humanas). En el grupo de ratones con linfocitos CD8 estimulados con proteínas del VIH, éstos fueron capaces de controlar la infección y, en algunos casos, de eliminar el virus circulante. En el grupo placebo, compuesto por ratones que no recibieron ningún tratamiento, el virus progresó de forma rápida.

Los autores del estudio creen que los resultados presentados señalarían un posible camino a seguir para el desarrollo de vacunas terapéuticas, que consistiría en dirigir la respuesta de los linfocitos CD8 hacia partes inalteradas del virus. De esta manera, sería posible plantear tratamientos encaminados a lograr curas funcionales de la infección por VIH, lo que acercaría el objetivo final de una curación definitiva.

Fuente: HivandHepatitis / Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencia: K Deng, M Pertea, A Rongvaux, R Siliciano, et al. Broad CTL response is required to clear latent HIV-1 due to dominance of escape mutations. Nature 517:381-385. January 15, 2015.

LJ Picker and JD Lifson. HIV: Seeking ultimate victory (editorial). Nature 517:281-282. January 15, 2015.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD