Tesamorelina podría tener actividad frente la inflamación

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Este hecho podría ser beneficioso en la prevención y tratamiento del síndrome metabólico

Tesamorelina (Egrifta™), un fármaco aprobado en EE UU para el tratamiento de la lipohipertrofia abdominal (véase La Noticia del Día 18/11/2010), podría reducir la inflamación a nivel celular según los resultados de un estudio publicado en la edición digital del 21 de abril de AIDS.

Los resultados del estudio sugieren que el fármaco también podría reducir la incidencia de enfermedad cardiovascular en aquellas personas  que experimenten reducciones significativas de la grasa visceral abdominal.

Numerosos estudios han confirmado que la acumulación de grasa abdominal incrementa el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares. Es el conocido como síndrome metabólico, que es uno de los factores de riesgo más importantes relacionados con el infarto de miocardio a medida que las personas envejecen.

El síndrome metabólico suele asociarse a marcadores relacionados con la inflamación a nivel celular, lo cual dificulta la regulación de la tensión arterial y supone una sobrecarga adicional para el corazón. Este tipo de inflamación también favorece el progresivo taponamiento de las arterias, incrementando el riesgo de padecer apoplejías o ataques al corazón.

Para analizar esta cuestión, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston (EE UU), analizaron muestras sanguíneas pertenecientes a estudios que llevaron a la aprobación de tesamorelina por parte de la Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA, en sus siglas en inglés).

Los investigadores midieron los niveles de dos marcadores de inflamación: el inhibidor del activador del plasminógeno de tipo 1 (PAI-1, en sus siglas en inglés) y el activador del plasminógeno tisular (tPA, en sus siglas en inglés) –asociados con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en estudios realizados con personas sin VIH–.

El análisis incluyó a 410 personas: 273 recibieron tesamorelina durante, al menos, 26 semanas y 137 recibieron placebo. El tratamiento con tesamorelina proporcionó pérdidas de grasa abdominal de alrededor del 15%.

Tesamorelina también redujo los niveles de PAI-1 y de tPA, especialmente en quienes experimentaron descensos significativos de la grasa abdominal, hecho que se mantuvo al ajustar los resultados en función de género, edad, etnia y de los niveles del factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1), una proteína con efectos proinflamatorios independientes.

Aunque serán necesarios estudios con un mayor número de pacientes para confirmar los presentes resultados, estos son prometedores y podrían conllevar mejoras en las complicaciones crónicas asociadas a la infección por VIH tan importantes como el síndrome metabólico. Por otro lado, el actual estudio podría suponer un impulso para tesamorelina hacia su aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) y el resto de agencias reguladoras.

Fuente: Aidsmeds.
Referencia: Stanley TL, Falutz J, Mamputu JC, Soulban G, Potvin D, Grinspoon SK. Effects of Tesamorelin on Inflammatory Markers in HIV Patients with Excess Abdominal Fat: Relationship with Visceral Adipose Reduction. AIDS. 2011 Apr 21. [Epub ahead of print]

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD