Resultados prometedores de cabotegravir inyectado en simios como profilaxis preexposición

Jesús Damieta
Ver otras noticias

La acción duradera del fármaco en investigación abre la puerta a formulaciones inyectables de administración trimestral

La estrategia de la profilaxis preexposición (PPrE) como medida de prevención del VIH está adquiriendo una creciente relevancia a medida que distintos estudios sugieren que su utilización podría jugar un importante papel en el control de la epidemia. En la actualidad, los ensayos realizados con Truvada® (tenofovir/emtricitabina) usada como PPrE han mostrado altos niveles de eficacia y seguridad (véanse La Noticia del Día 22/10/2014, 23/05/2014)

El principal factor implicado en la efectividad de la PPrE parece ser la adecuada adherencia al tratamiento, habiéndose registrado dificultades por parte de los participantes en los estudios para la toma continuada de una pastilla diaria, lo que podría provocar una disminución drástica de la efectividad de la prevención. Por ello se postula que si se pudiese utilizar un método que permitiese aumentar el tiempo entre dosis podrían alcanzarse mayores niveles de eficacia de la PPrE.

El desarrollo de cabotegravir –antes denominado GSK1265744 o GSK744– está encaminado a explorar esta vía. Este fármaco en investigación es un inhibidor de la integrasa cuyas propiedades químicas permiten que se formule en una solución inyectable de liberación prolongada. Se pretende que el uso de este fármaco permita simplificar la pauta de tratamiento a una única inyección trimestral, para lo que se están realizando estudios para medir la aceptabilidad y seguridad del mismo (véase La noticia del Día 15/09/2014).

Un estudio realizado con macacos por un equipo de investigación procedente del Centro de Investigación de Sida de la Universidad Rockefeller (EE UU) en colaboración con el laboratorio farmacéutico GlaxoSmithKline (desarrollador de cabotegravir) y el Centro Nacional de Investigación con Primates de Tulane (EE UU) investigó la farmacocinética y eficacia de cabotegravir como PPrE de acción duradera frente a repetidas exposiciones vaginales de alta dosis del virus quimérico símico humano conocido como virus de la inmunodeficiencia humana símica (VIHS), un virus híbrido simio-humano. En estudios previos ya se había comprobado la efectividad de cabotegravir en exposiciones rectales de baja dosis en macacos.

El estudio se realizó sobre doce macacos rhesus hembra a los que previamente se había suministrado DMPA (acetato de medroxiprogesterona depot, en sus siglas en inglés), un anticonceptivo hormonal que parece facilitar la transmisión del virus por vía vaginal (véase La Noticia del Día 21/01/2015). Se aplicaron inyecciones de cabotegravir a ocho de los macacos al comienzo del estudio y a la cuarta semana, sirviendo los cuatro macacos restantes como control.

En los análisis realizados se observó que la concentración de cabotegravir sistémica y en tejido fue menor que la observada previamente en macacos macho, y cinco veces menor en tejido cervical que en tejido rectal. Al someter a los macacos a la exposición de VIHS tras recibir la primera dosis de PPrE ninguno de ellos resultó infectado, y la protección fue efectiva también en seis de los ocho macacos tras tres exposiciones de alta dosis realizadas tras la administración de la segunda inyección de cabotegravir.

Estos resultados esperanzadores se ven apoyados por las conclusiones de un segundo estudio realizado por un equipo de investigación procedente de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés), también en colaboración con GlaxoSmithKline.

El estudio quería comprobar los efectos protectores de inyecciones mensuales de cabotegravir frente a exposiciones vaginales de VIHS en macacos. Para ello, se dividió a doce macacos hembra cola de cerdoen dos grupos. Al primer grupo se le administraron inyecciones mensuales de cabotegravir y al segundo grupo, que actuó como control, placebos. A continuación, se les sometió a inoculaciones vaginales de VIHS dos veces por semana por un periodo de once semanas.

Las concentraciones plasmáticas de cabotegravir alcanzables en humanos con inyecciones trimestrales fueron suficientes para proteger a los seis macacos tratados con la PPrE, mientras que todos los macacos del grupo control resultaron infectados, con un valor mediano de cuatro exposiciones antes de la infección.

Las conclusiones de ambos estudios apoyan el desarrollo de investigación clínica en torno al uso potencial de cabotegravir inyectado como un candidato potencial de PPrE en mujeres. Asimismo, a raíz de los prometedores resultados obtenidos en simios, el fármaco está siendo probado en un ensayo clínico de fase 2 con un grupo de 120 hombres con bajo riesgo de infección, de cara a evaluar la tolerancia al fármaco y la aceptación a la vía de administración en forma de inyectable, que representa una novedad en el tratamiento preventivo del VIH.

Fuente: HivandHepatitis / Elaboración propia ( gTt-VIH).
Referencia: CD Andrews, YL Yueh, W Spreen, M Markowitz, et al. A long-acting integrase inhibitor protects female macaques from repeated high-dose intravaginal SHIV challenge. Science Translational Medicine 7(720):270ra4. January 14, 2015.

J Radzio, W Spreen, YL Yueh, W Heneine, et al. The long-acting integrase inhibitor GSK744 protects macaques from repeated intravaginal SHIV challenge.Science Translational Medicine 7(720):270ra5. January 14, 2015.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD