EACS 2023: Buenos resultados de cabotegravir y rilpivirina inyectables de acción prolongada y administrados cada dos meses en cohortes europeas

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Sin embargo, cinco casos de rebote virológico detectados en Países Bajos evidencian la posibilidad de desarrollo de mutaciones de resistencia que comprometerían futuros tratamientos

Una serie de presentaciones llevadas a cabo durante la XIX Conferencia Europea del Sida (EACS 2023) que tuvo lugar recientemente en la ciudad de Varsovia (Polonia) han evidenciado la efectividad de cabotegravir y rilpivirina (Vocabria® y Rekambys®, respectivamente) inyectables administrados cada dos meses y las preferencias de los pacientes con el VIH respecto a dicho tratamiento. Sin embargo, cinco casos de rebote virológico con mutaciones de resistencia de alto nivel –capaces de comprometer la selección de tratamientos futuros– preocupan a los investigadores.

La pauta inyectable formada por cabotegravir y rilpivirina y administrada cada dos meses ha supuesto un hito en la terapia antirretroviral. Ha permitido que muchas personas con el VIH solo tengan que administrarse el tratamiento 6 veces al año lo que supone un impacto favorable a muchos niveles para muchos pacientes. Tres años después de su aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), diversas cohortes de pacientes con el VIH han acumulado suficientes datos como para aportar análisis de efectividad interesantes. Países Bajos, Reino Unido y Suiza aprovecharon el contexto de la EACS 2023 para aportar sus análisis del uso de cabotegravir/rilpivirina en sus respectivas cohortes.

En la cohorte neerlandesa ATHENA, un total de 619 personas que habían cambiado a cabotegravir/rilpivirina hasta septiembre de 2023 fueron incluidas en el análisis. Se trataba de personas sin historial de fracaso virológico.

Cada persona que cambió a cabotegravir/rilpivirina fue comparada con 10 integrantes con características demográficas similares de la cohorte que no lo habían hecho.

Quienes cambiaron al inyectable tenían una mediana de la edad de 44 años (respecto a una de 46 en el grupo control) y una mediana de los niveles de CD4 de 730 células/mm3 (respecto a una de 770 células/mm3 en el grupo control). El 90% de los integrantes de ambos grupos eran hombres, el 76% eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) y ambos grupos llevaban una mediana de tiempo en tratamiento antirretroviral de 8,7 años. El grupo que cambió a cabotegravir/rilpivirina presentaba un mayor porcentaje de personas obesas (con índice de masa corporal [IMC] superior a 30 Kg/m2), un factor importante que podría reducir la efectividad del tratamiento inyectable.

El 9% de las personas que cambiaron a cabotegravir y rilpivirina inyectables interrumpieron dicho tratamiento durante el periodo de seguimiento.

Los investigadores no hallaron diferencias estadísticamente significativas entre las tasas de fracaso virológico del grupo con tratamiento inyectable (0,9%) y las del grupo control (1,8%).

Dos personas en el grupo con tratamiento inyectable experimentaron fracaso virológico asociado a mutaciones de resistencia frente a varias familias de antirretrovirales. Tres más experimentaron un rebote por encima de las 200 copias/mL que se volvió indetectable posteriormente sin cambiar de tratamiento.

Los investigadores apuntaron que en Países Bajos se han detectado cinco casos de fracaso virológico con cabotegravir y rilpivirina. Eran personas sin historial de fracaso virológico y con entre 3 y 18 años de experiencia en tratamiento antirretroviral. En los cinco casos se detectaron mutaciones de resistencia que comprometerán la selección de tratamientos futuros. Dos de estas cinco personas presentaban obesidad y en los cinco casos se observaron niveles subóptimos de, al menos, uno de los dos fármacos.

La segunda presentación se centró en los resultados de 264 personas suizas que cambiaron a cabotegravir y rilpivirina inyectables de acción prolongada. Los investigadores apuntaron que hasta la fecha menos del 3% de los integrantes de la Cohorte Suiza del VIH habían optado por el tratamiento inyectable, pero que la voluntad de cambiar ha ido de más a menos.

En un sondeo realizado a personas con el VIH, los investigadores hallaron que los pacientes  tenían buenos niveles de satisfacción con el tratamiento oral y que les preocupaba cierta pérdida de libertad por pasar al tratamiento inyectable, hecho que verían con mejores ojos si la pauta de administración fuera semestral.

La última presentación, del Reino Unido, se centró en un estudio realizado en un centro médico británico. En este, se halló que no todas las personas que cumplían los criterios para pasar a cabotegravir y rilpivirina optaban por el cambio tras hablarlo con su médico. Así, el 36% de quienes eran elegibles optaron por mantenerse en tratamiento oral. Las principales razones para no cambiar fueron falta de disposición a dicho cambio, satisfacción por el tratamiento actual, preocupación por la pauta de inyección y dudas sobre las tasas de fracaso del tratamiento inyectable.

Esta serie de presentaciones evidencia los primeros datos de cohortes europeas de calado sobre el tratamiento cabotegravir/rilpivirina. Sus buenos datos de efectividad se verían un poco enmascarados por algunos casos de fracaso virológico y las dudas que despierta en algunos de sus potenciales usuarios.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH).

Referencias: Jongen V et al. Effectiveness of injectable long-acting cabotegravir and rilpivirine for the treatment of HIV-1: results from the Dutch ATHENA national observational cohort. 19th European AIDS Conference, Warsaw, abstract PS8.03, 2023.

Wensing A et al. Failure following switch from long-term suppressive oral ART to long-acting cabotegravir/rilpivirine injections. 19th European AIDS Conference, Warsaw, abstract PS8.01, 2023.

Duran Ramirez J et al. Uptake and discontinuation of the long-acting duo in the Swiss HIV Cohort Study: preliminary analysis on cabotegravir plus rilpivirine. 19th European AIDS Conference, Warsaw, abstract PS8.02, 2023.

Martin Y et al. Who wants to switch to injectables? Patients’ preferences, perceptions and knowledge in the Swiss HIV Cohort Study. 19th European AIDS Conference, Warsaw, abstract eP.A.045, 2023.

Roberts J et al. A shot in the dark: a review one year on after initiation of injectable HIV treatment in a UK HIV outpatient clinic. 19th European AIDS Conference, Warsaw, abstract eP.A.012, 2023.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD