CROI 2013: La intensificación con maraviroc y raltegravir no consigue reducir el tamaño de los reservorios del VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Añadir a la intensificación interleuquina 7 no mejoraría los resultados

Un estudio dado a conocer en la pasada XX Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) concluyó que una terapia de intensificación basada en raltegravir (Isentress®) y maraviroc (Celsentri®), además de en el agente inmunomodulador interleuquina 7 (IL-7), no fue capaz de disminuir la cantidad de VIH residual presente en las células CD4 durmientes, por lo que no se trataría de una estrategia válida para eliminar el virus de los reservorios y permitir la cura funcional de la infección.

El estudio, de fase II de investigación y conocido como ERAMUNE-01, incluyó a 29 personas con VIH seleccionadas en cinco hospitales europeos (dos de ellos españoles) que seguían terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) y tenían carga viral indetectable. Más del 90% de los participantes eran hombres y el promedio de su edad era de 47 años. Las personas seleccionadas llevaban un promedio de 12 años en tratamiento antirretroviral y de dos años con carga viral indetectable. La mediana del recuento de CD4 era de, aproximadamente, 600 células/mm3 y la del recuento nadir, de unas 250 células/mm3. La mediana del ADN proviral del VIH hallado en las células mononucleares de sangre periférica (PBMC, en sus siglas en inglés) era de 350 copias por millón de PBMC. Este parámetro indica la presencia de ácido desoxirribonucleico (ADN) en el núcleo de células inmunitarias que actúan como reservorios (linfocitos T CD4+ de memoria, células dendríticas, monocitos o macrófagos), a pesar de la supresión virológica inducida por la TARGA, y muestra la capacidad de la infección para reinstaurarse en el caso de que se interrumpa el tratamiento antirretroviral.

Todos los participantes en el estudio añadieron raltegravir y maraviroc a su tratamiento anti-VIH durante 56 semanas y fueron distribuidos aleatoriamente en proporción 1:1 para recibir tres inyecciones de IL-7 en tres semanas consecutivas (las semanas 8, 9 y 10) o no recibir dichas inyecciones.

Durante el estudio, no se observaron cambios en el tamaño del reservorio viral en ninguno de los participantes, sin mostrar variaciones en los niveles de ADN proviral en las PBMC en ninguno de los dos brazos del estudio (aquellos que recibieron terapia de intensificación e IL-7 o aquellos a los que únicamente se les administró terapia de intensificación).

Al evaluar de forma específica los niveles de ADN proviral presentes en los linfocitos CD4+, la tendencia fue similar a la advertida en las PBMC, aunque en el brazo con IL-7 el ADN proviral aumentó durante el estudio, probablemente porque dicha interleuquina, en la línea de lo observado en anteriores estudios (véase Actualización en Tratamientos del día 18/09/2009), aumentó los niveles de las células CD4 de memoria, reservorios ampliamente conocidos del ADN proviral. La IL-7, asimismo, indujo un aumento de los linfocitos T CD8+ (también conocidos como citotóxicos).

El tratamiento de intensificación redujo la activación de las células CD4 y CD8, lo cual podría indicar menores niveles de inflamación, además de reducir también biomarcadores de pérdida de actividad inmunitaria, dos factores potencialmente beneficiosos a largo plazo.

Sin embargo, estos dos factores no fueron suficientes para compensar la conclusión principal derivada de los resultados del presente estudio: la terapia de intensificación del tratamiento antirretroviral con raltegravir y maraviroc, complementada o no con IL-7, no constituyó una estrategia capaz de reducir los reservorios virales.

Los hallazgos del estudio podrían redireccionar algunas estrategias encaminadas a la cura en desarrollo hoy en día. Dado que la intensificación con antirretrovirales no parece ser capaz, por sí sola, de eliminar los reservorios, quizá su complementación con otras aproximaciones, como por ejemplo, el trasplante autólogo de células madre sanguíneas modificadas genéticamente (véase La Noticia del Día 18/04/2013) o de linfocitos T CD4+ modificados (véase La Noticia del Día 21/03/2013) podría ser una buena estrategia.

Fuente: HIVandHepatitis.
Referencia: Katlama C, Lambert S, Assoumou L, et al. Impact of Interleukin-7 and Raltegravir + Maraviroc Intensification on Total HIV DNA Reservoir: Results from ERAMUNE 01. 20th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI 2013). Atlanta, March 3-6, 2013. Abstract 170aLB.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD