CROI 2016: Se registra un aumento en las tasas de ITS en hombres gais y otros HSH que toman PrEP

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

Los resultados de dos estudios justifican que se realice un cribado más frecuente de las infecciones de transmisión sexual en personas que toman profilaxis preexposición

Dos estudios sobre profilaxis preexposición (PrEP) con Truvada® (tenofovir/emtricitabina) realizados en EE UU han revelado que los participantes seguían presentando unas elevadas tasas de infecciones de transmisión sexual (ITS). Además, se comprobó que aumentar la frecuencia del cribado de ITS (trimestral en lugar de semestral) permitió detectar muchos casos que habrían pasado inadvertidos de otro modo. Los hallazgos fueron presentados en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) que tuvo lugar el pasado mes de febrero en la ciudad de Boston (EE UU).

Una de las preocupaciones que habitualmente se menciona relacionadas con el uso de la PrEP es la posibilidad de un aumento de las tasas de ITS, debido a unas mayores tasas de relaciones sexuales sin preservativo. Aunque algunos estudios parecen confirmar este punto (véase La Noticia del Día 09/09/2015) lo cierto es que no hay demasiados datos al respecto. También hay que tener en cuenta que, por otro lado, las directrices de uso de la PrEP recomiendan la realización de análisis de ITS de forma regular, lo que permite un diagnóstico y tratamiento precoces de las ITS, algo que repercutiría en unas menores tasas de transmisión e incluso podría contribuir a reducir la prevalencia de ITS entre los usuarios de PrEP.

Las directrices sobre la PrEP de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) establecen que debe realizarse un análisis semestral de ITS a las personas asintomáticas, aunque como estas personas deben someterse a un análisis trimestral de detección del VIH, algunas clínicas aprovechan para realizar el cribado de ITS con esta mayor frecuencia.

Uno de los estudios presentados en la CROI se refiere al proyecto SPARK PrEP. Un equipo de investigadores revisó los datos de los historiales médicos de 280 participantes en este proyecto (la mayor parte de los cuales eran hombres gais y otros hombres que practican sexo con hombres [HSH]), desde seis meses antes de empezar la profilaxis hasta cuando ya llevaban un año tomándola.

Se comprobó que el 13% de los participantes en SPARK PrEP tuvieron una ITS en los seis meses antes de iniciar la profilaxis y el 11% dieron positivo a una ITS en la visita de prescripción de la PrEP.

En la primera visita trimestral tras el inicio de la PrEP, el 13% de los participantes fue diagnosticado de una ITS y el 77% no presentaba síntomas. Dos tercios de estos diagnósticos afectaron a personas que no presentaban un historial previo de ITS, por lo que probablemente no se les habría recomendado realizarse un análisis de no haber estado programado en el estudio.

En la visita de seguimiento realizada a los seis meses, el 21% de los participantes fue diagnosticado de una ITS, el 15% a los 9 meses y el 13% a los 12 meses, es decir se produjo un repunte de casos a los seis meses, para luego volver aproximadamente  a los valores iniciales al mes 12. En la mayor parte de los casos (aproximadamente tres cuartos), el diagnóstico de la ITS se debió más al cribado de rutina que a una prueba guiada por los síntomas de la persona.

Entre los 128 participantes de los que se dispuso de datos completes de seguimiento de doce meses, el 43% (55) fueron diagnosticados de, al menos, una ITS tras el inicio de la PrEP. Los autores comentan que el haber hecho el cribado de ITS únicamente basándose en los diagnósticos previos de estas infecciones habría supuesto no haber detectado el 66% de los casos en la visita del mes 3 y el 16% en la visita de los nueve meses.

A partir de estos resultados el equipo de investigadores sugiere que se ponga más énfasis en el cribado de ITS en personas que toman PrEP, especialmente en la primera visita trimestral y apuntan a la necesidad de cambiar las directrices de los CDC cuanto antes, ya que con las actuales se dejarían de diagnosticar muchas infecciones.

El otro estudio presentado en la CROI se refiere al Demo Project, que contó con la participación de 557 HSH y mujeres transexuales en riesgo de transmisión del VIH en 3 ciudades de EE UU. Todas estas personas recibieron una profilaxis preexposición consistente en una dosis oral diaria de Truvada® durante un año. Casi la mitad de los participantes eran de etnia blanca y la mediana de edad fue de 35 años.

Los participantes fueron sometidos a un cribado de ITS (sífilis, clamidia y gonorrea) al comenzar el estudio y, posteriormente, cada 3 meses después de empezar a tomar la profilaxis. Se realizó una revisión estructurada de síntomas y se consideraron asintomáticas según los resultados de un examen físico.

Algo más de la cuarta parte de los participantes dieron positivo en una prueba de ITS en la visita inicial, porcentaje que descendió a menos del 20% en la visita de los seis meses, pero volvió a ser del 25% al mes 12, un patrón distinto al observado en el otro estudio.

El equipo de investigadores comprobó que hasta el 40% de los casos de clamidia, el 34% de los de gonorrea y el 20% de los de sífilis no habrían sido detectados de haberse realizado un examen al semestre o basado en síntomas. En general, el 35% de los participantes habrían sufrido un retraso en su tratamiento si se hubiera hecho el cribado cada 6 meses.

Además, no se habrían detectado el 76% de los casos de clamidia y el 83% de las de gonorrea si el examen se hubiera limitado a la zona genital, en lugar de incluir el recto y la garganta.

La mayor parte de los participantes que presentaban ITS asintomáticas declararon haber mantenido relaciones sexuales sin preservativo, lo que indica que el haber hecho el cribado cada 3 meses en vez de cada 6 permitió evitar que una media de 8 (mediana: 3) parejas sexuales se vieran expuestas por cada diagnóstico de ITS.

Fuente: HIVandHepatitis.com/Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: Golub SA, Pena S, Boonrai K, et al. STI Data From Community-Based PrEP Implementation Suggest Changes to CDC Guidelines. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Boston, February 22-25, 2016. Abstract 869.
Cohen S, Vittinghoff E, Philip SS, et al. Quarterly STI Screening Optimizes STI Detection Among PrEP Users in the Demo ProjectStephanie Cohen. Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Boston, February 22-25, 2016. Abstract 870.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD