Buenos resultados a largo plazo del trasplante renal en personas con VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

En algunos casos se observa un retraso en la obtención de la funcionalidad total del órgano

Durante los últimos años, a raíz del establecimiento de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), los trasplantes renales en personas con VIH han pasado de ser una utopía con poca previsión de éxito a ser una opción terapéutica con un éxito comparable al alcanzado por la población no infectada. En España, se llevan realizando trasplantes de riñón desde el año 2001 y, aunque no se han llevado a cabo tantos como de hígado (en 2006, se publicó un trabajo que daba cuenta de los primeros diez casos), la eficacia y la seguridad de éstos ha sido satisfactoria.

Las nuevas terapias antirretrovirales han conseguido disminuir las tasas de mortalidad por VIH en un 80% aproximadamente. En la actualidad, las personas con VIH mueren por las mismas causas que la población general, es decir, por enfermedades crónicas en la mayoría de casos. Las afecciones renales están detrás de más del 10% de las muertes asociadas al virus de la inmunodeficiencia humana.

Con el objeto de evaluar la supervivencia a largo plazo (tanto del paciente como del órgano) en personas con VIH que han recibido un riñón y compararla con la de la población general, investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore (EE UU) han realizado una investigación.

Los investigadores evaluaron la tasa de supervivencia del riñón así como la del paciente al cabo de un año del trasplante en un total de 36.492 personas sin VIH y en 100 con el virus. Los datos se obtuvieron de la Red Unificada de Donación de Órganos (UNOS, en sus siglas en inglés), que registra las donaciones de órganos de EE UU. El estudio incluyó datos comprendidos entre enero de 2004 y junio de 2006. Se excluyeron del estudio aquellos pacientes menores de 18 años y los que habían recibido más de un órgano.

Las tasas de supervivencia del órgano trasplantado a un año fueron del 94,6% en personas sin VIH y del 87,9% en aquéllas con el virus. La tasa de supervivencia a un año de los pacientes fue equivalente en ambos grupos (ya que las personas que han experimentado el rechazo del órgano pueden sobrevivir mediante la diálisis).

Cuando se analizaron los datos en profundidad, se observó que algunos riñones trasplantados a personas con VIH tardaban más de lo normal en ser totalmente funcionales. Esta circunstancia, llamada función del injerto retardada (DGF, en sus siglas en inglés), redujo la supervivencia del riñón en un 30%. De hecho, se evidenció que ésta era la causa de la diferencia en la supervivencia del órgano entre el grupo con VIH y el grupo sin el virus, puesto que al eliminar los datos de los pacientes que experimentaron DGF del análisis, dicha supervivencia fue equivalente en ambos grupos.

Los investigadores apuntaron que la probabilidad de DGF puede reducirse mediante el control de ciertos factores de riesgo, tales como una edad avanzada del donante, el trasplante de un órgano proveniente de un donante muerto o un tiempo prolongado del órgano sin flujo sanguíneo (también llamado tiempo de isquemia fría prolongado).

Estudios como el presente son muy importantes para la detección de factores que permitan la mejora de los procedimientos de trasplante en personas con VIH. Una mayor eficiencia de los trasplantes permitiría una mayor supervivencia tanto del órgano como de la persona que lo ha recibido. Este hecho conllevaría una reducción de las listas de espera y, por lo tanto, mejoraría el pronóstico de aquellas personas con VIH que están esperando un trasplante.

Fuente: NATAP / Elaboración propia.

Referencias: Locke JE, Montgomery RA, Warren DS, Subramanian A, Segev DL. Renal Transplant in HIV-Positive Patients: Long-term Outcomes and Risk Factors for Graft Loss. Arch Surg. 2009 (Jan); 144(1): 83-86.

Mazuecos A, Pascual J, Gómez E, Sola E, Cofán F, López F, et al. Renal transplantation in HIV-infected patients in Spain. Nefrología. 2006; 26(1): 113-120.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD