Mayor probabilidad de extirpación de la matriz en mujeres con VIH

Juanse Hernández
Ver otras noticias

Hasta la fecha, la investigación ha proporcionados datos muy diversos sobre la prevalencia de problemas ginecológicos en mujeres con VIH. Algunos estudios previos revelaron altas tasas de manifestaciones ginecológicas en mujeres con VIH, aunque éstos fueron realizados antes de la llegada de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) cuando las pacientes todavía desarrollaban con frecuencia episodios graves de inmunodepresión.

Como consecuencia de algunos problemas ginecológicos, muchas mujeres tienen que someterse a una intervención quirúrgica consistente en la extirpación de la matriz, lo que se conoce con el nombre de histerectomía (del griego «hystéra», matriz, y «-ectomía», corte). Los motivos por los cuales a una mujer se le practica esta operación pueden ser muy diversos.

Con el fin de determinar las tasas y las indicaciones para llevar a cabo una histerectomía en mujeres con VIH en comparación con las de mujeres sin VIH pero en riesgo de adquirirlo, un grupo de investigadores estadounidenses realizó un estudio cuyos resultados han sido publicados en la edición electrónica del 25 de enero del Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

Se recopilaron informes de histerectomía de 3.752 participantes de la cohorte WIHS (siglas en inglés de Estudio Interagencias sobre el VIH en Mujeres), un estudio de cohorte prospectivo de mujeres con VIH y comparable con mujeres sin VIH en riesgo de adquirirlo.

Durante el período de seguimiento, 106 de 2.361 mujeres con VIH (4,5%) se sometieron a una histerectomía en comparación con 24 de 837 mujeres sin VIH (2,9%) (p=0,04).

La incidencia de histerectomía en las mujeres con VIH fue de un 7,7 por 1.000 persona-años y de un 5,3 por 1.000 persona-años entre las mujeres sin VIH (p=0,09). En mujeres con VIH, la indicación más habitual para llevar a cabo una histerectomía fue la aparición de neoplasia cervical, una lesión precursora de cáncer cervical asociada con la infección por el virus del papiloma humano (VPH). Las indicaciones quirúrgicas fueron las mismas independientemente del estado serológico al VIH.

Las características de las mujeres con VIH y sin VIH que se sometieron a una histerectomía fueron similares a excepción de que las mujeres con VIH tuvieron una probabilidad más alta de tener resultados anómalos previos a la operación en el test de Papanicolau (p=0,001).

En sus conclusiones, los autores escriben: “Las mujeres con VIH tienen más probabilidades que las mujeres sin VIH de necesitar una histerectomía, la mayoría de veces como consecuencia de una neoplasia cervical”.

Estos resultados, y los datos de otros estudios que muestran que las mujeres con VIH tienen más probabilidades que las mujeres sin VIH de estar infectadas con VPH y desarrollar neoplasia cervical, ponen de manifiesto la importancia de realizar regularmente frotis de Papanicolau a las mujeres con VIH con el fin de detectar cambios anormales en las células cervicales en un estadio precoz cuando todavía son más fáciles de tratar.

Para tal fin, resulta imprescindible que exista una coordinación eficaz entre las unidades de VIH y las de ginecología de los centros hospitalarios que permita desde la primera visita un control rutinario de la salud sexual de las mujeres con VIH. Un escenario que todavía hoy en muchos centros españoles resulta poco probable.

Fuente: Elaboración propia / HivandHepatitis.com
Referencia: L S Massad, C Evans, K Weber, and others. Hysterectomy Among Women With HIV: Indications and Incidence. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. January 25, 2007 [Epub ahead of print].

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD