HIVR4P: Se sigue explorando la vía abierta por el ensayo RV144, sobre vacunas preventivas del VIH

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

A pesar de que los resultados de dicho estudio fueron modestos, han servido para indicar diversas alternativas de investigación en distintos estudios, algunos de los cuales se han presentado en la reciente conferencia sobre prevención del VIH

En la conferencia sobre Investigación en la Prevención del VIH (HIVR4P), celebrada recientemente en Sudáfrica, se presentaron los resultados de diversos estudios en los que se profundizó más en el único régimen de vacunación para prevenir el VIH que ha demostrado eficacia hasta la fecha, el probado en el estudio RV144 en Tailandia (véanse La Noticia del Día 30/09/2009 o La Noticia del Día 26/10/2009).

El régimen de vacunación (que consistió en dos vacunas distintas, ALVAC y AIDSVAX, administradas de forma secuencial a lo largo de un periodo de tiempo para inducir una respuesta celular y de anticuerpos frente al VIH) probado en el mencionado estudio proporcionó una protección muy modesta que además se comprobó que se desvanecía con rapidez. Así, en conjunto, la eficacia final del régimen de vacunación estuvo en torno al 31%, pero había llegado a ser del 60% en el primer año tras la inoculación. Por otro lado, su eficacia fue menor en las poblaciones en situación de mayor riesgo. A pesar de sus limitaciones, los resultados suponen un hito en la investigación de vacunas contra el VIH, y se siguen realizando análisis de los datos en búsqueda de pistas que ayuden a mejorar la investigación (véase La Noticia del Día 11/10/2013).

Uno de los estudios presentados en la conferencia fue el HVTN097, realizado en Sudáfrica, en donde se probó una versión del protocolo de vacunación del RV144 en un grupo de 100 personas (51 hombres y 49 mujeres). El motivo por el que se tardó tanto en volver a probar dicho régimen es que se habían agotado las existencias de AIDSVAX y hubo que reiniciar su fabricación prácticamente desde cero.

En el HVTN097 la respuesta celular inducida por la vacuna fue mayor que la observada en el ensayo original, aunque tampoco fue lo suficientemente potente como para resultar de utilidad. Así, el 69% de las personas en el ensayo sudafricano desarrollaron células CD4 sensibles al VIH (50% en el ensayo tailandés), pero apenas el 5% tuvo una respuesta de CD8 frente al VIH (frente al exiguo 0,6% detectado en el ensayo RV144).

En cuanto a la respuesta de anticuerpos, aunque aún se están haciendo más análisis, parece que los participantes en el estudio sudafricano tuvieron unos resultados también más potentes que en el estudio RV144, al menos frente a diversas cepas de virus creadas en el laboratorio. Así, en el HVT097 se llegó a neutralizar (impedir la reproducción) de un 25% más de virus del subtipo B del VIH que en el RV144.

En enero de 2015, en el estudio HVTN100 se probará el mismo régimen de vacunación, pero reformulado para actuar frente al subtipo C del virus, el más habitual en la zona.

En la conferencia también se presentaron resultados de un estudio realizado en Tailandia, el RV305, en el que participaron personas que habían tomado parte en el RV144, que fueron revacunadas ocho años después de su primera inoculación. Se observó que este refuerzo generó una respuesta de anticuerpos que sugiere que existe la posibilidad de mejorar la eficacia de la vacuna mediante pequeñas modificaciones de la misma.

Sin embargo, esta respuesta inmunitaria solo es activa frente a variedades del VIH fáciles de desactivar. Y aquí radica uno de los grandes retos de la búsqueda de vacunas contra el VIH, el conseguir respuestas de anticuerpos ampliamente neutralizantes (véase el artículo del boletín VAX Entender los anticuerpos ampliamente neutralizantes’) desde el primer momento de la infección, ya que las personas que generan este tipo de anticuerpos suelen hacerlo cuando ya se ha producido una interacción prolongada con el virus y, en ese momento, el virus ya está demasiado asentado en el organismo como para que la acción de los anticuerpos permita erradicarlo. El objetivo de las vacunas sería inducir una respuesta de anticuerpos que desde el primer momento se asemeje a la que generaría el sistema inmunitario después de años enfrentándose a la infección.

Por último, en la presente conferencia también se hizo una exposición de cómo debería ser una respuesta de anticuerpos realmente eficaz frente el VIH. El doctor Michael Moody de la Universidad Duke de EE UU, considera que debería cumplir cuatro características fundamentales:

  • Tendría que generar un número significativo de anticuerpos frente a la región V1/V2 de la proteína gp120 del VIH.
  • Tendría que ser capaz de atravesar la capa de glúcidos con los que el virus protege dicha proteína frente a los anticuerpos.
  • Tendría que tener una afinidad especial por unos aminoácidos específicos en dicha región V1/V2.
  • Tendría que poder actuar sobre partes de la gp120 que utiliza el VIH para infectar sus células diana, pero que apenas queda expuesta durante una fracción de segundo.

Según este experto, en el estudio RV305 se duplicó la proporción de anticuerpos que presentan mutaciones indicativas de la existencia de una tendencia hacia la generación de dichos anticuerpos ampliamente neutralizantes. Hasta la fecha, ninguno de los anticuerpos detectados en el programa de investigación del RV144 cumple con todas esas características, pero se ha observado un progreso al inducir anticuerpos que en vez de dos de dichas peculiaridades cuentan con tres. Sin embargo, también recordó que hay anticuerpos que a pesar de ser molecularmente casi idénticos a los anticuerpos ampliamente neutralizantes, esa pequeña diferencia supone una enorme pérdida de eficacia.

Se piensa que la inoculación repetida de una vacuna (como es el caso de la AIDSVAX en este caso, u otra similar), podría impulsar la evolución de los anticuerpos generados para que cumplan con las características de los ampliamente neutralizantes, capaces de proteger frente a la infección por VIH. No obstante, el problema es que esta estrategia (tal y como se ha descrito) supondría años de inoculaciones a las personas. No obstante, el dato fundamental es que al menos se ha podido establecer que es posible. Ahora el reto estaría en replicarlo de forma más rápida y económica.

Fuente: Aidsmap/Elaboración propia (gTt-VIH).
Referencias: Gray G et al. HVTN 097: Evaluation of the RV144 Vaccine Regimen in HIV Uninfected South African Adults. HIV Research for Prevention Conference, Cape Town. Abstract OA11.06LB. 2014.

Akapirat S et al. HIV-specific Antibody in Rectal Secretions Following Late Boosts in RV144 Participants (RV305). HIV Research for Prevention Conference, Cape Town. Abstract OA11.05. 2014.

Moody M et al. Induction of Antibodies with Long Variable Heavy Third Complementarity Determining Regions by Repetitive Boosting with AIDSVAX® B/E in RV144 Vaccinees. HIV Research for Prevention Conference, Cape Town. Abstract OA12.06LB. 2014.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD