CROI 2012: Resultados a 96 semanas de tratamiento con rilpivirina

Francesc Martínez y Juanse Hernández
Ver otras noticias

Se observan tasas de fracaso virológico similares a efavirenz entre las semanas 48 y 96

Tras los recientemente publicados resultados virológicos a 48 semanas de rilpivirina (Edurant®, también en Eviplera®) en los estudios ECHO y THRIVE (véase La noticia del Día 10/02/2012), en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas [CROI], se publicó un análisis de los datos a 96 semanas, tanto en lo relativo a los casos de fracaso virológico como al desarrollo de resistencias.

En los ensayos, que llevaron a la aprobación del fármaco, se concluyó que tomar rilpivirina o efavirenz (Sustiva®, también en Atripla®) junto a dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN) producía unas tasas de carga viral indetectable similares (del 78%), tras 48 semanas de terapia, en personas sin experiencia en tratamientos. Sin embargo, se observó una respuesta inferior con rilpivirina en personas con viremias basales superiores a las 100.000 copias/mL, lo que llevó a las agencias reguladoras a indicar el fármaco únicamente en personas con cargas virales de, como máximo, dicha cifra.

La revisión a 48 semanas de los resultados virológicos de ECHO y THRIVE mostró que en personas con cargas virales bajas (≤100.000 mL) las tasas de fracaso virológico fueron similares  (un 5%) tanto en los pacientes que recibieron rilpivirina como en aquellos que recibieron efavirenz. No obstante, sorprendió la presencia de la mutación de resistencia E138K entre las personas que habían experimentado fracaso virológico con rilpivirina, que confiere resistencia a todos los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN) comercializados. Con todo, la presencia de dicha mutación fue menor en personas con cargas virales basales bajas que recibieron rilpivirina.

Los resultados a la semana 96 muestran que el 13,8% de las personas que tomaban rilpivirina y el 7,6% de las que recibían efavirenz habían sufrido fracaso virológico. En personas con viremia basal igual o inferior a 100.000 copias/mL se produjeron fracasos virológicos en el 7,3% de los participantes que tomaron rilpivirina, mientras que con efavirenz el porcentaje fue del 6,1%. Sin embargo, la tasa de fracasos en personas con viremias más elevadas fue claramente superior en el grupo con rilpivirina (21,4% y 9%, respectivamente).

No obstante, se apreció que los fracasos a partir de la semana 48 fueron semejantes entre ambos grupos: representando el 3,2% de los participantes del grupo con rilpivirina y el 2,3% de los que tomaban efavirenz (la proporción en pacientes con cargas virales bajas fue de 1,9 y 1,8%, respectivamente).

De la semana 48 a la 96, el porcentaje de casos de fracaso virológico que presentaban mutaciones de resistencia a ITINN fueron similares en ambos grupos (33% y 29% en los grupos con rilpivirina y efavirenz, respectivamente). Sin embargo, por lo que respecta a las mutaciones de resistencia a ITIN, estas tuvieron lugar en el 33% de las personas que experimentaron fracaso virológico con rilpivirina y en el 14% de aquellas que lo presentaron con efavirenz.

Del mismo modo que en el análisis a 48 semanas, las mutaciones de resistencia más frecuentes con rilpivirina fueron E138K y M184I, mientras que en el grupo con efavirenz fueron K103N y M184V.

La incidencia de mutaciones de resistencia asociadas a fracasos virológicos con rilpivirina fue menor en personas con cargas virales basales iguales o inferiores a 100.000 copias/mL (seis casos con la mutación E138K, de los cuales cinco se dieron durante las primeras 48 semanas) que en aquellas con viremias más elevadas (24 casos con la mutación E138K, de los que 22 acaecieron en las primeras 48 semanas).

Este fenómeno se observó en ambos grupos. Así, hasta la semana 96, con cargas virales altas se registraron fracasos virológicos con mutaciones de resistencia en el 64% de los fracasos de ambos grupos, mientras que al tener en cuenta a participantes con cargas virales bajas, los fracasos virológicos con mutaciones de resistencia supusieron el 41% de los fracasos con efavirenz y el 48% de los experimentados en el grupo con rilpivirina.

A la semana 96, en el brazo de rilpivirina se apreció resistencia fenotípica a este fármaco en 35 de los 81 casos de fracaso virológico. De dichos 35 casos, el 46% presentaban resistencia cruzada con nevirapina (Viramune®), el 86% con efavirenz y el 91% con etravirina (Intelence®).
La incidencia de dichos perfiles de resistencia, como en los casos anteriores, fue menor en personas con cargas virales basales iguales o inferiores a 100.000 copias/mL.

Los investigadores concluyeron que entre las semanas 48 y 96 hubo menos fracasos virológicos que en las primeras 48 semanas de tratamiento en ambos grupos (rilpivirina y efavirenz). Los fracasos virológicos asociados a rilpivirina fueron menos frecuentes con cargas virales bajas.

No obstante, los expertos señalan que, aunque se observaron más fracasos virológicos con rilpivirina asociados a mutaciones de resistencia en personas con cargas virales elevadas, el perfil de dichas mutaciones fue independiente de la carga viral basal. Esta idea pone de manifiesto la importancia de mantener una buena adhesión al tratamiento con rilpivirina en aquellas personas con VIH que empieza a tomar por primera un régimen antirretroviral que incluya este fármaco -a pesar de que tengan una viremia baja-, con el fin de evitar el desarrollo de resistencia.

Fuente: Elaboración propia.
Referencia: Rimsky L, Van Eygen V, Vingerhoets J, et al. Week-96 Resistance Analysis of the Rilpivirine Phase 3 Trials in Treatment-naïve HIV-infected Adults.19th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Abstract 708.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD