Cambiar a tenofovir no perjudicaría el crecimiento óseo en los niños

Marion Zibelli
Ver otras noticias

Pasar a una combinación que contenga el análogo de nucleótido tenofovir (Viread®) no parece deteriorar el crecimiento mineral óseo en los niños con VIH que han mostrado una buena respuesta al tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA) durante un periodo de al menos 12 meses.

Esto es lo que declara Alessandra Vigano y sus colegas de la Universidad de Milán, en Italia, tras un estudio cuyos resultados se publicaron en el número de diciembre de la revista Journal of Acquired Deficiency Syndromes.

Los 16 participantes de esta investigación fueron seleccionados dentro de un estudio de substitución de terapia. Tenían entre 6,4 y 9 años, y llevaban una media de 69 meses recibiendo TARGA, con una supresión viral prolongada de al menos 48 meses. El grupo control lo formaron 166 niños sin VIH de edades y desarrollo similares.

El equipo de investigadores italianos midió por un escaneado DEXA el contenido mineral óseo total y en las vértebras lumbares, así como la densidad mineral ósea de los 16 niños mientras recibían un régimen antirretroviral estable compuesto por los análogos de nucleósido lamivudina (Epivir®) y estavudina (Zerit®) además de un inhibidor de la proteasa (indinavir en 6 casos, ritonavir en 6 casos y nelfinavir en 4 casos). Las mediciones se realizaron 12 meses antes de que este régimen fuera sustituido por otro basado en lamivudina, tenofovir y el no análogo de nucleósido efavirenz (Sustiva®). Se repitieron en el momento del cambio de tratamiento así como 12 meses más tarde.

Todos los niños del grupo del estudio mostraron un estadio clínico y virológico estable durante todo el seguimiento. El contenido y la densidad mineral ósea cambiaron tal y como se esperaba durante los 12 meses de seguimiento y no difirieron de forma significativa con los valores observados dentro del grupo control.

Estudios anteriores relacionaron el uso de fármacos antirretrovirales, en particular los inhibidores de la proteasa, con la pérdida ósea en los niños. Según declara Vigano, estos estudios incluían a “niños muy experimentados en fallo del tratamiento”. Además, siempre según Vigano, se realizaron usando métodos de evaluación que no son apropiados para la medición del crecimiento óseo en la población pediátrica.

Tal y como apuntan los investigadores italianos, existe preocupación de que tenofovir pueda causar pérdida ósea a través del daño renal, en particular en los túbulos renales. Este fármaco también se ha asociado con insuficiencia renal, hipofosfatemia (niveles bajos de fosfato en la sangre) y un posible daño mitocondrial en los riñones. En este estudio, según afirma Vigano, no se observó ningún caso de disfunción renal.

Según el equipo de Vigano, sus datos “sugieren que el tratamiento de 12 meses con tenofovir no es dañino para el crecimiento óseo en los niños con VIH”, aunque añaden que “la seguridad ósea de tenofovir necesita ser confirmada en un número más amplio de niños con VIH”.

Fuente: www.medscape.com
Referencia: J Acquir Immune Syndr 2005;40:448-450

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD