El gel microbicida PRO 2000 no muestra ningún efecto protector en un ensayo de fase III

Miguel Vázquez
Ver otras noticias

Probablemente sus resultados signifiquen la apuesta definitiva por los microbicidas que incluyan fármacos antirretrovirales

Ayer, día 14 de diciembre de 2009, el Programa para el Desarrollo de Microbicidas (MDP, en sus siglas en inglés) hizo públicos los resultados del ensayo clínico de fase III en que se probaba la capacidad del gel PRO 2000 [MDP 301, el mayor estudio clínico realizado hasta la fecha con un microbicida] para proteger a las mujeres frente a la transmisión vaginal del VIH. Según las conclusiones, el microbicida se mostró seguro, pero no se observaron diferencias significativas en cuanto a protección entre el grupo de voluntarias que recibió PRO 2000 y las que tomaron placebo.

Estos resultados contrastan con los de otro estudio de fase II/IIb (el HPTN 035, patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud de EE UU [NIH]), en los que se probó el mismo producto, y que fueron presentados en la última edición de la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas [CROI] (véase La Noticia del Día 10/02/2009). En ellos, los análisis efectuados apuntaban una eficacia protectora del PRO 2000 del 30% (cociente de riesgo [CR]: 0,7; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,46-1,08; p= 0,10). Los responsables del ensayo afirmaron en su momento que se necesitaría un estudio de mayor tamaño para llegar a una prueba definitiva respecto a la eficacia.

Por este motivo, se esperaban con impaciencia los resultados del ensayo MDP 301, para poder determinar si existía realmente un efecto protector. El estudio, de distribución aleatoria, a doble ciego y controlado con placebo, estaba diseñado para evaluar la eficacia y seguridad del gel PRO 2000 en concentraciones del 0,5% y el 2%.

El ensayo contó con 9.385 participantes de seis centros de investigación en Sudáfrica, Tanzania, Uganda y Zambia. Las mujeres que nunca realizaron una prueba del VIH durante el período de seguimiento y las que tuvieron VIH en el momento de la inscripción fueron excluidas de los análisis de eficacia.

Las participantes debían aplicarse el gel hasta una hora antes de las relaciones sexuales y recibieron counselling sobre comportamiento sexual seguro, al tiempo que se las animó a emplear preservativos (suministrados de forma gratuita).

En febrero de 2008, se interrumpió el brazo que probaba la concentración del 2%, por decisión de un comité independiente de seguimiento de datos, ya que juzgó que no era probable que ofreciera ningún beneficio.

Por lo que respecta al brazo que empleó el gel PRO 2000 con la concentración al 0,5%, el análisis por intención de tratamiento modificada [mITT, en sus siglas en inglés] reveló que se produjeron 130 infecciones entre las 3.156 mujeres incluidas en el mismo y 123 en el grupo de placebo (sobre un total de 3.112 participantes en este brazo), lo que supone una tasa de incidencia de 4,5 y 4,3 por cada 100 mujer-años, respectivamente, y equivale a un cociente de riesgo [CR] de 1,05 (intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,82-1,34; p= 0,712).

No se registraron diferencias significativas en la eficacia entre las mujeres que usaban el gel de forma constante y las que no. En cuanto a los criterios de seguridad o acontecimientos de toxicidad a nivel local, tampoco se detectaron diferencias entre los grupos.

El nivel de adhesión registrado en el ensayo fue elevado, de acuerdo con la propia declaración de las participantes relativa al empleo del gel en la última relación sexual. Estas declaraciones fueron corroboradas por la devolución de los aplicadores utilizados, además de por los datos adicionales reunidos a partir del seguimiento de los comportamientos sexuales y las entrevistas en profundidad realizadas en un subgrupo de 725 participantes. En conjunto, los datos sugieren que la mayor parte de las participantes usaron el gel de forma regular. El grado de retención registrado en el ensayo también fue elevado.

Respecto a la discrepancia con los resultados del mencionado HPTN 035 (en los que se sugería la existencia de un efecto protector), los autores comentan que éstos podrían deberse al mero azar y que el intervalo de confianza del 95% de este ensayo abarca los datos observados en MDP 301.

En relación con esto, la investigadora principal, Sheena McCormack, declaró que los resultados eran “desalentadores, sobre todo a la luz del ensayo más pequeño patrocinado por los NIH, que sugirió que PRO 2000 podría reducir el riesgo de infección por VIH. De todos modos, sabemos que se trata de un resultado importante y evidencia la necesidad de llevar a cabo ensayos suficientemente grandes como para arrojar conclusiones definitivas sobre si un producto funciona o no”.

El candidato a microbicida PRO 2000 es un polianión que actúa uniéndose al VIH de forma inespecífica, para evitar que infecte las células. Este mecanismo inespecífico es característico de los denominados microbicidas de primera generación, a los que estos datos vienen a dar el golpe de gracia, tras una larga sucesión de fracasos. Las mayores esperanzas están puestas ahora en los microbicidas de segunda generación, que incluyen fármacos antirretrovirales (los mismos que se emplean en el tratamiento de la infección por VIH) para actuar de forma específica sobre el virus impidiendo que infecte sus células diana o se reproduzca (en caso de entrar en las mismas).

Fuente: Elaboración propia / Comunicado de MDP.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD