El selenio podría inhibir la replicación del VIH

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Una proteína del virus degrada las proteínas con selenio de la persona infectada

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (EE UU) y publicado en la revista Journal of Biological Chemistry ha evidenciado la actividad del selenio y de proteínas que contienen este elemento químico en la reducción de la capacidad reproductiva del VIH in vitro en cultivos celulares de macrófagos infectados.

Algunos estudios epidemiológicos previos habían señalado ya cierta concordancia entre la gravedad de algunos casos de sida y la deficiencia de selenio, apuntando una función protectora de este antioxidante durante la infección por VIH.

El selenio es un micronutriente (su ingestión es necesaria, pero en pequeñas cantidades) que tiene, principalmente, funciones metabólicas. Las verduras, el pescado, los mariscos, las carnes rojas, los granos, los huevos, el pollo, el hígado y el ajo son las fuentes de selenio más comunes en la dieta.

Al contrario de otros nutrientes que se unen a las proteínas para llevar a cabo su función, el selenio se incorpora a éstas en forma de un aminoácido: la selenocisteína. Las proteínas que contienen este aminoácido son conocidas como selenoproteínas y tienen especial importancia en la reducción del estrés causado por una infección, disminuyendo su diseminación.

Una vez iniciada la infección por VIH, el virus degrada rápidamente las selenoproteínas para poder multiplicarse de forma más efectiva. Aunque no se conoce con precisión el mecanismo del virus para lograr la degradación de dichas proteínas, los autores del estudio proponen la proteína Tat del virus como la principal responsable de esta función.

Una de las tres proteínas de la persona infectada que se ven afectadas por la acción de Tat es la selenoproteína TR1. Puesto que el VIH reduce la presencia de estas proteínas para poder reproducirse de forma más efectiva, los investigadores quisieron evaluar la repercusión que tendría sobre la infección una sobreproducción de dichas proteínas o una deficiencia de una selenoproteína en concreto: la TR1.

Los expertos aislaron células sanguíneas de voluntarios sanos sin VIH y las infectaron con el virus. Entonces, se agregaron pequeñas cantidades de selenito de sodio (compuesto que, como su nombre indica, contiene selenio). Los resultados de las pruebas realizadas mostraron que el compuesto redujo 10 veces la replicación del virus en el peor de los casos.

Tras experimentar con la potenciación de las selenoproteínas, los autores del estudio investigaron la inhibición de TR1. Para conseguirlo, se valieron de dos métodos. Por una parte, añadieron al medio de cultivo ebseleno -una molécula orgánica que contiene selenio y presenta una elevada afinidad por TR1, inhibiendo su acción-. Además, se agregó al cultivo ARN de interferencia que inhibía la expresión del gen de TR1. Estas dos acciones conllevaron un incremento de 3,5 veces en la replicación del VIH.

Aunque sólo se trata de un estudio in vitro, y en muchas ocasiones estos resultados no son extrapolables al interior del cuerpo humano, la acción de las selenoproteínas en la inhibición de la reproducción del VIH podría constituir una nueva diana terapéutica. Este tipo de pequeñas investigaciones suele ser el campo de pruebas inicial de ideas o hipótesis que pueden desembocar, con el tiempo, en mayores estudios y, en algunos casos, en el desarrollo de nuevos antirretrovirales.

Fuente: Sciencedaily.com / Aidsmeds.com.
Referencia: Kalantari P, Narayan V, Natarajan SK, Muralidhar K, Gandhi UH, Vunta H, et al. Thioredoxin Reductase-1 Negatively Regulates HIV-1 Transactivating Protein Tat-dependent Transcription in Human Macrophages. J Biol Chem. Nov 28, 2008; 283(48): 33.183-33.190. Epub 2008 Oct 3.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD