Altos niveles de insuficiencia adrenal en personas con el VIH de Uganda

Francesc Martínez
Ver otras noticias

Dicha patología condiciona el balance energético y la tensión arterial

Un estudio ugandés publicado en Open Forum Infectious Diseases ha concluido que la insuficiencia adrenal es frecuente en personas con el VIH o tuberculosis. Dicha patología conlleva una baja producción de cortisol y otras hormonas, lo que repercute en una desregulación de diversos procesos del organismo y produce una serie de síntomas a quienes la padecen.

La insuficiencia adrenal también se conoce bajo el nombre de enfermedad de Addison. Cuando tiene lugar, las glándulas adrenales -situadas sobre los riñones- producen niveles subóptimos de cortisol y aldosterona. El cortisol juega un papel importante en la respuesta al estrés y en el metabolismo energético, mientras que la aldosterona ejerce un papel esencial en el control de los niveles de sodio y potasio sanguíneos que son los principales responsables del mantenimiento de una tensión arterial adecuada.

Los síntomas de la insuficiencia adrenal incluyen descenso del peso corporal, pérdida de apetito, cansancio, deshidratación y diversos síntomas gastrointestinales y cutáneos. Aunque la mayor parte de síntomas son inespecíficos, algunos de ellos -como por ejemplo un oscurecimiento característico de determinadas zonas de la piel- podrían resultar en cierta orientación diagnóstica.

En algunos casos, la insuficiencia adrenal resulta en una crisis adrenal aguda, lo cual es una emergencia médica ya que puede conllevar daños orgánicos que debe ser diagnosticada a la mayor celeridad posible y tratada con corticoides.

En casos de infección por el VIH o tuberculosis, estudios previos hallaron una mayor incidencia de insuficiencia adrenal, pero se trata un extremo aún no bien definido. En la población general se estima que esta patología tiene una incidencia anual de 6 casos por cada millón de habitantes.

Para arrojar un poco más de luz a este asunto, los autores del presente estudio llevaron a cabo una revisión sistemática de estudios para conocer la prevalencia, características clínicas y factores de predicción de insuficiencia adrenal en personas con el VIH o tuberculosis.

Los investigadores identificaron 47 estudios relevantes: 21 de ellos en personas con tuberculosis y 26 en personas con el VIH. Treinta y ocho de ellos tenían un diseño transversal y 4 presentaron un diseño caso-control.

Diez de los estudios en personas con tuberculosis se habían realizado en África y 8 en Asia. Aquellos realizados con personas con el VIH se habían llevado a cabo principalmente en Asia (n= 10), Norteamérica (n= 6) y África (n= 5).

La revisión sistemática halló siete estudios que analizaron características significativas de tipo clínico, así como factores de predicción de insuficiencia adrenal en personas con el VIH. En todo caso, no todas dichas características o factores de predicción se detectaron en todos los estudios.

Entre los factores de predicción de insuficiencia adrenal en personas con el VIH se detectaron la seropositividad a citomegalovirus, hipoglucemia (bajos niveles de glucosa en sangre), bajos niveles de potasio en sangre (hipokalemia), eosinofilia (aumento de los niveles de un tipo de glóbulos blancos) con niveles superiores al 3%, haber recibido rifampicina o tener infección por el VIH sintomática (en fase avanzada).

Ocho estudios proporcionaron datos sobre características clínicas y factores de predicción de la insuficiencia adrenal en personas con tuberculosis. Los factores identificados como factores de predicción fueron tener tuberculosis multirresistente a fármacos, dolor abdominal, antojos de consumo de sal, dolor muscular y ausencia del reflejo nauseoso.

Los investigadores realizaron un metaanálisis de los estudios, que acumuló datos de 1.599 personas con tuberculosis y 2.445 personas con el VIH.

La prevalencia global de insuficiencia adrenal en personas con el VIH fue del 28%. Dicha prevalencia fue mayor en estudios africanos (38%) que en asiáticos (29%), norteamericanos (21%) o europeos (12%). La edad y los recuentos de CD4 no se asociaron a una mayor prevalencia de insuficiencia adrenal, pero sí que se asoció a ello llevar un mayor tiempo en tratamiento antirretroviral.

En personas con tuberculosis, la prevalencia global de insuficiencia adrenal fue del 33%. Los niveles más altos se dieron en estudios realizados en Asia (40%) y África (23%).

A pesar de las limitaciones del estudio –principalmente su carácter retrospectivo y fundamentalmente observacional– las altas tasas de insuficiencia adrenal detectadas en personas con el VIH o tuberculosis deberían llevar a un cribado de dicha patología por parte de los médicos especialistas que tratan el VIH y la tuberculosis. Si se hiciera aflorar este posiblemente importante número de casos no diagnosticados podría mejorarse, a buen seguro, la calidad de vida de las personas con el VIH, especialmente en el actual contexto de envejecimiento progresivo.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt).

Referencia: Kibirige D et al. Prevalence, clinical features, and predictors of adrenal insufficiency in adults with tuberculosis or HIV: a systematic review and meta-analysis. Open Forum Infectious Diseases, published online 22 February 2024.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD