El posible papel de los antirretrovirales en la prevención del VIH

Marion Zibelli - desde Denver, EE UU
Ver otras noticias

Se plantea la posibilidad de utilizar más de un fármaco para la profilaxis pre-exposición

En un Simposio sobre Investigación en Prevención del VIH organizado en el marco de la XIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas que se está celebrando en Denver (EE UU), Myron Cohen, de la Universidad de Carolina del Norte, hizo un repaso de cuál podría ser el papel de los fármacos del VIH para impedir la transmisión sexual del VIH. En su opinión, existen tres tipos de usos de los antirretrovirales para fines preventivos.

La profilaxis post-exposición (PEP) consiste en la toma de un régimen de tratamiento de corta duración inmediatamente después de un posible contacto con el VIH para evitar la transmisión de la infección. Cohen recordó que en EE UU, pese a que la eficacia de esta estrategia no se ha mostrado en ensayos clínicos (sería éticamente difícil diseñar un estudio de estas características), se ha ido utilizando con resultados muy positivos en la población ocupacional, o sea en personas que han experimentado una exposición al VIH durante el ejercicio de su actividad profesional (por ejemplo, el personal de enfermería). La extrapolación de esos resultados llevó a que el año pasado se aprobaran en este mismo país las primeras directrices sobre el uso de la PEP no ocupacional (véase La Noticia del Día 21/01/2005).

Según Cohen, las limitaciones de esta intervención residen en varios factores, aunque seguramente el más significativo sea el tiempo pasado entre el momento de la exposición y el inicio del régimen de profilaxis. Las directrices estadounidenses estipulan que se tiene que administrar la combinación dentro de las primeras 72 horas tras la posible exposición. Sin embargo, como lo muestran los datos de otro póster en esta Conferencia, del total de 12.895 llamadas telefónicas de consulta sobre PEP recibidas entre el 1 de enero de 2004 y el 30 de agosto de 2005 en EE UU, el 32% solamente se produjo a las 24 horas, y el 28% a las 72 horas. Esto pone de relieve la necesidad de una mejor educación sobre la PEP para que tanto la población en general como los médicos reaccionen de forma más rápida, aunque también sería necesario conjugarlo con counselling en prevención del VIH y otras ITS para evitar que aumenten las prácticas de riesgo.

Por otra parte, la elección del régimen apropiado desempeña un gran papel. Por ejemplo, mientras algunos fármacos penetran muy fácilmente en el tracto genital femenino (emtricitabina, por ejemplo), otros tienen una muy pobre absorción en esta vía (efavirenz).

La segunda estrategia presentada por Cohen es la profilaxis pre-exposición (PREP), o sea el posible uso de un fármaco antirretroviral antes de una exposición al VIH para evitar su transmisión. Recordó que pese a la interrupción de estudios con tenofovir en Camerún, Camboya y Malaui (véanse La Noticia del Día 05/08/2004 y 27/07/2005), la investigación en este campo sigue y varios ensayos están en curso o a punto de empezar en Tailandia, Botsuana y Perú. La novedad es que se empieza a considerar que el uso de varios fármacos a la vez para PREP sería más eficaz. Es lo que sugiere un estudio presentado en una comunicación oral y que muestra que el uso de tenofovir en combinación con emtricitabina previno la infección en 6 monos expuestos por vía rectal al virus de la inmunodeficiencia simio-humana (VISH).

Otro póster por la Universidad de Liverpool y el Hospital Royal Free de Londres, en el Reino Unido así como la Universidad de Utrecht en los Países Bajos, se interesa más de cerca por la relación coste-beneficio de esta estrategia. Según sus autores, en las poblaciones en países en desarrollo con una tasa anual de incidencia del 1%, el uso de un régimen de PREP eficaz con un coste anual por debajo de 50 dólares sería más eficaz que el tratamiento de por vida de estas personas una vez infectadas. No obstante, sigue presentando desafíos de peso, como la distribución de estos fármacos a poblaciones numerosas y el riesgo de resistencia. De hecho, Cohen recordó que tanto en el caso de la PEP como de la PREP, será importante caracterizar en qué poblaciones se utilizarían estas dos estrategias.

A continuación, Cohen habló del impacto de la terapia antirretroviral sobre la transmisión del VIH. Admitió que la probabilidad de transmisión del VIH a la pareja estaba en correlación con la presencia del VIH en la sangre y el semen, pero fue muy prudente a la hora de definir el posible papel del uso de antirretrovirales. Una vez más recordó que algunos fármacos tienen una concentración muy alta en el tracto genital, pero otros no. Es el caso por ejemplo de los inhibidores de la proteasa (IP) que apenas se concentran en el semen, por lo que algunos investigadores opinan que puede que exista resistencia a los IP en este fluido, pese a que no ocurra en la sangre.

Finalmente, Cohen presentó el estudio HPTN052 de la Red de Ensayos de Prevención del VIH (HPTN) para evaluar el impacto directo del tratamiento sobre la reducción del riesgo de infección por VIH. Este estudio, que compara la toma inmediata del tratamiento antirretroviral y la toma retrasada en parejas serodiscordantes, está en fase piloto y durará 5 años.

Su conclusión es que los datos de los que disponemos en la actualidad no apoyan que la toma de antirretrovirales disminuya el riesgo de infección para la pareja, sino que muestran que el tratamiento será probablemente parte de la respuesta integral para la prevención del VIH en el mundo entero.

Fuente: Elaboración propia.
Referencia: Simposio “HIV Prevention Research: New Advances, Continued Challenges” y abstracts 54, 901, y 906. XIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD