Europa y Asia Central no alcanzan los objetivos de ONUSIDA para poner fin a la epidemia de VIH en 2030

Jordi Piqué
Ver otras noticias

En muchos países de la región persisten leyes y políticas discriminatorias que obstaculizan el progreso hacia dichos objetivos, perpetuando las desigualdades en materia de salud

Un informe reciente del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha revelado que, si bien el número de nuevas infecciones por el VIH y las tasas de mortalidad asociadas a sida siguen descendiendo en Europa y Asia Central, los avances encaminados a poner fin de la epidemia de sida para 2030 son variables en la región, y en la actualidad la mayor parte de esos países están lejos de alcanzar los objetivos fijados para 2025.

En el año 2014, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) propuso una acción acelerada –basada en un enfoque de diez objetivos intermedios a alcanzar para el año 2020 en los ámbitos de la prevención, diagnóstico, tratamiento y discriminación– que permitiera poner fin a la epidemia del VIH/sida como una amenaza para la salud global para el año 2030.

Con motivo del Día Internacional del Sida de 2020, ONUSIDA hizo un llamamiento a que los países intensificaran su respuesta frente al VIH, proponiendo nuevos y ambiciosos –pero realizables– objetivos para 2025 (véase La Noticia del Día 10/12/2020). Los objetivos se centraban en aumentar la cobertura de los servicios de atención al VIH y a la salud reproductiva y sexual, junto con la eliminación de las leyes y políticas punitivas, y la reducción del estigma y la discriminación. Estos servicios de atención debían centrarse en las personas, especialmente las más vulnerables y las que sufren problemas de marginación (mujeres y niñas jóvenes, adolescentes, personas que ejercen el trabajo sexual, hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombre, personas transgénero o personas usuarias de drogas inyectables).

La situación actual indica que la mayor parte de países de Europa y Asia Central están lejos de alcanzar tales objetivos. De este modo, sólo el 83% de todas las personas con el VIH conocen su estado serológico, el 85% de las personas que lo conocen están recibiendo tratamiento antirretroviral y el 93% de las personas en tratamiento están con carga viral indetectable. Esto significa que la región no está en vías de alcanzar los objetivos fijados por ONUSIDA para 2025, que son del 95% para cada uno de los objetivos mencionados. Los datos del ECDC evidencian que es necesario ampliar los servicios de pruebas y tratamiento del VIH, y que los países deberían considerar la implantación y expansión de intervenciones innovadoras en materia de pruebas, como los servicios comunitarios y de autodiagnóstico.

Si bien las pruebas tradicionales en clínicas siguen siendo habituales, están ganando terreno modalidades innovadoras como las pruebas del VIH domiciliarias y las realizadas por cuidadores no profesionales. Además, debe revisarse la asequibilidad de las pruebas del VIH para garantizar que son accesibles para todos.

En muchos países persisten obstáculos legales y normativos a las pruebas del VIH, que afectan de manera desproporcionada a determinadas poblaciones. Sin embargo, sigue sin disponerse de mucha información sobre la aceptación de las pruebas del VIH entre poblaciones clave, como las personas inmigrantes documentadas e indocumentadas y las personas transgénero.

Las pruebas del VIH también deben estar vinculadas a normas claras y vías de derivación para la atención del VIH. Esto es especialmente importante con el aumento de las pruebas en entornos no tradicionales. Sin embargo, sólo 43 de los 55 países de Europa y Asia Central cuentan con recomendaciones sobre la vinculación a la atención sanitaria y sólo 23 países fueron capaces de proporcionar datos sobre la proporción de personas vinculadas rápidamente a la atención sanitaria, con tasas que oscilan entre el 76% y el 100%.

El estigma y la discriminación a que se enfrentan las personas con el VIH también son motivo de preocupación, según una encuesta del ECDC para Europa y Asia Central sobre esta cuestión. Un porcentaje significativo de las personas encuestadas no había revelado su estado serológico a familiares o amigos, y muchos temían recibir un trato diferente en los centros sanitarios.

Los datos subrayan la importancia que tienen los esfuerzos de educación, sensibilización e intervención dirigidos a combatir el estigma, especialmente para los grupos en situación de marginalidad y exclusión. Entre estos grupos se encuentran las minorías de género, sexuales y étnicas, los reclusos, los consumidores de drogas inyectables y los profesionales del sexo.

En muchos países de la región persisten leyes y políticas discriminatorias que obstaculizan el progreso, perpetúan las desigualdades en materia de salud y repercuten negativamente en las respuestas de los países a la epidemia de VIH. Hay que seguir trabajando para alcanzar el objetivo de que menos del 10% de los países informen de la existencia de leyes discriminatorias.

La eliminación del estigma y la discriminación relacionados con el VIH fue el tema de una reunión de alto nivel celebrada en Sevilla (España) el pasado 15 de septiembre, donde la declaración política “VIH y derechos humanos: Acción política para lograr CERO estigma” será debatida, revisada y propuesta para su adopción el 1 de diciembre de 2023, Día Mundial del Sida, en el Parlamento Europeo.

En términos generales, el informe destaca la necesidad de dar un nuevo impulso a los objetivos esbozados en la Estrategia Mundial contra el Sida de ONUSIDA para que los países de Europa y Asia Central puedan alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3.3 (ODS 3.3) de poner fin a la epidemia de sida para 2030.

Fuente: ECDC / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: ECDC. Europe and Central Asia Falling Short on UNAIDS Targets for Ending AIDS by 2030.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD