VIH y enfermedad pulmonar

Juanse Hernández
Ver otras noticias

El uso de la terapia antirretroviral podría reducir la incidencia de bronquitis crónica y enfisema

Según un estudio publicado en la edición de 1 de enero de 2008 de The Journal of Infectious Diseases, la terapia antirretroviral reduce significativamente los niveles de VIH en los pulmones y podría disminuir,
asimismo, el alto riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras afecciones respiratorias observadas en personas con VIH.

El término EPOC hace referencia a dos enfermedades pulmonares –bronquitis crónica y enfisema– que se caracterizan por la presencia de obstrucción al flujo aéreo que afecta a la respiración. Las tasas de EPOC y otras enfermedades pulmonares continúan siendo más elevadas en personas con VIH que en la población general.  Por este motivo, un grupo de investigadores del Centro Médico Richard L. Roudebush de la Universidad de Indiana (Indianápolis, EE UU) quiso determinar si la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) podría reducir los niveles de VIH en los pulmones y, potencialmente, mejorar la función inmunitaria pulmonar.

El equipo de investigación, que pertenece al Grupo de Ensayos Clínicos sobre el SIDA (ACTG, en sus siglas en inglés), en su ensayo clínico 723 (ACTG 723) realizó una selección inicial de 40 personas con VIH, integrado por 30 hombres y 10 mujeres que estaban a punto de iniciar TARGA, y que tenían recuentos de CD4 de 500 células/mm3 o inferiores y una carga viral de 5.000 copias/mL o superior. A los participantes se les realizaron pruebas de carga viral en sangre y en el líquido broncoalveolar antes de empezar a tomar TARGA y a las semanas 4 y 24 después de su inicio. Al final, el análisis contó con los datos completos de 37 participantes.

Como era de esperar, los investigadores observaron que la TARGA redujo significativamente los niveles de VIH en sangre. Después de casi seis meses, un 50% de los participantes tenía cargas virales indetectables (<50 copias/mL) y un 82% tenía o un descenso de la carga viral de un 1log10 o carga viral indetectable. Asimismo, los análisis revelaron que los niveles de VIH en los pulmones disminuyeron incluso más. Si bien 28 personas tenían carga viral detectable en los pulmones al inicio del estudio, sólo en cuatro se observaron niveles detectables de la misma a la semana 24. Aunque, a primera vista, podría parecer que la TARGA es todavía más eficaz en los pulmones que en la sangre, los autores del estudio afirman que esto se debe, en parte, a que los tests de carga viral en el líquido broncoalveolar son menos sensibles que en la sangre; un resultado indetectable en el líquido pulmonar supone una carga viral de algo menos de 1.500 copias/mL.

Las mediciones del aumento de la actividad inmunitaria en los pulmones confirmaron los resultados observados en la carga viral. En personas sin VIH, entre un 85 y un 90% de las células inmunitarias pulmonares son macrófagos y entre un 10 y 12%, linfocitos. En personas con VIH que no toman TARGA, el porcentaje de linfocitos es generalmente mucho más alto que en personas sin VIH sanas. Este nivel más elevado de activación inmunitaria en los pulmones, según los investigadores, podría incrementar el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, sobre todo en personas con VIH fumadoras. Se sabe que el tabaco es el principal factor de riesgo de EPOC, aunque también existen otros factores genéticos y ambientales –exposición laboral, contaminación atmosférica y/o doméstica- que pueden influir en su desarrollo.

Entre los participantes del ACTG 723, los linfocitos representaron el 20% de las muestras de células inmunitarias recogidas antes de iniciar TARGA. Este porcentaje descendió a niveles normales después de 24 semanas de tomar terapia antirretroviral de gran actividad, al menos entre las personas no fumadoras y un subgrupo de fumadores que tenía niveles muy elevados de linfocitos antes de empezar a tomar esta terapia.

Si bien la TARGA se asocia en este estudio con un descenso significativo de la carga viral y con una normalización de la composición celular de los pulmones -y en ese sentido los resultados son muy alentadores-, se desconoce todavía si esta reducción del VIH junto con la mejora de la función inmunitaria pulmonar podría dar como resultado tasas más bajas de enfermedad pulmonar en personas con VIH. En sus conclusiones, los autores afirman que, en la actualidad, su equipo está investigando el impacto de la terapia antirretroviral sobre las enfermedades respiratorias.

Fuente: Aidsmeds.com / Elaboración propia.
Referencia: Twigg HL, Weiden M, et al. Effect of Highly Active Antiretroviral Therapy on Viral Burden in the Lungs of HIV-Infected Subjects. The Journal of Infectious Diseases 2008; 197: 109-116

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD