La selección de determinados antirretrovirales podría incrementar los niveles de vitamina D

Francesc Martínez
Ver otras noticias

La época del año y la etnia también afectan a los valores de esta vitamina

Según un análisis publicado en la edición digital de AIDS Research and Human Retroviruses, los participantes con VIH del estudio MONET que cambiaron su terapia antirretroviral [TARV] basada en efavirenz (Sustiva®; también en Atripla®) o zidovudina (AZT, Retrovir®; también en Combivir® y Trizivir®) por una basada en darunavir (Prezista®) potenciado por ritonavir (Norvir®) experimentaron incrementos en los niveles de vitamina D.

Estudios recientes (véase La Noticia del Día 16/11/2010) han mostrado déficits de vitamina D asociados a la infección por VIH y al uso de antirretrovirales, con consecuencias negativas sobre la salud de quienes padecen dicha carencia.

El ensayo MONET evaluaba el cambio de una TARV basada en un inhibidor de la proteasa (IP) o un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN) junto a dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido/nucleótido (ITIN/ITINt) a una monoterapia con darunavir/ritonavir (800/100mg una vez al día, respectivamente) o bien a una terapia triple basada en darunavir/ritonavir [a idéntica dosis que el otro grupo] junto a dos ITIN/ITINt.

Un total de 256 personas bajo TARV estándar con carga viral indetectable y sin historial de fracaso virológico participaron en el estudio. El 80% de los participantes eran hombres, el 90% de etnia blanca, la mediana del recuento de CD4 era de 575 células/mm3 y la mediana de la edad, de 44 años. Los voluntarios fueron distribuidos aleatoriamente en dos grupos para recibir darunavir/ritonavir en monoterapia o junto a dos ITIN/ITINt.

A las 96 semanas, más del 90% de las personas que cambiaron a monoterapia mantenían su carga viral indetectable, pero el régimen con darunavir/ritonavir solo fue menos eficaz que la terapia combinada con tres fármacos.

Los autores del presente análisis contaron con los registros de 221 participantes del MONET de quienes se disponía de datos relativos a los niveles de vitamina D al inicio y a las 96 semanas de estudio.

El análisis de los datos reveló que tener bajos niveles de vitamina D se asoció significativamente con la época del año (p= 0,0067), con ser de etnia negra (p= 0,013), con el uso de efavirenz (p= 0,0062) y con el empleo de AZT (p= 0,015).

Los niveles medios de vitamina D fueron mínimos entre enero y abril (35 nmol/L) y máximos en septiembre (45,4 nmol/L). Este hallazgo responde al hecho de que esta vitamina se sintetiza con la ayuda de los rayos solares, por lo que es normal que el déficit sea más marcado en invierno que en verano.

Las personas que interrumpieron su tratamiento con efavirenz o AZT -al iniciar el régimen que les correspondía en el estudio MONET- presentaron mayores incrementos en los niveles de vitamina D durante las 96 semanas de estudio que aquellos que dejaron de tomar otros fármacos.

Este estudio pone de manifiesto diversos factores que afectan al déficit de vitamina D observado en personas con VIH. Dichos aspectos deberían ser tenidos en cuenta en el seguimiento de estas personas a fin de proporcionar un tratamiento idóneo para cada una de ellas.

Fuente: HIVandHepatitis.
Referencia: Fox J, Peters B, Prakash M, et al. Improvement in Vitamin D Deficiency Following Antiretroviral Regime Change: Results from the MONET Trial. AIDS Research and Human Retroviruses (Abstract). September 21, 2010 (Epub ahead of print).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD