Se publican las directrices estadounidenses para el uso de la vacuna del virus del papiloma humano

Juanse Hernández
Ver otras noticias

El documento insiste en la necesidad de realizar estudios en personas con VIH

El virus del papiloma humano (VPH) es el nombre que designa a una familia de virus que incluye más de 100 subtipos de los cuales más de 30 se transmiten por vía sexual. Algunos de estos subtipos provocan verrugas genitales y anales, otros (16, 18, 31, 33) pueden provocar cáncer cervical en mujeres, o cáncer anal en personas de ambos sexos.

En el mundo se producen anualmente 470.000 casos de cáncer de cuello uterino con una mortalidad próxima al 50%. Sólo en España se estima que anualmente se producen 2.000 casos de cáncer invasivo de cuello uterino con una mortalidad del 50%.

Desde hace muy poco, se dispone de dos vacunas que protegen de los subtipos de mayor riesgo (Gardasil, subtipos 6, 11, 16 y 18; Cervarix subtipos 16 y 18). Ambas vacunas tienen una eficacia entorno al 95% frente a la infección primaria de los subtipos de alto riesgo, que suponen aproximadamente el 70% de los cánceres cervicales.

Se sabe que las personas con sistemas inmunológicos comprometidos tienen un riesgo mayor de desarrollar cánceres asociados al VPH. Ahora bien, existe muy poca información sobre la seguridad y la eficacia de estas vacunas en mujeres con VIH. El hecho de que las mujeres con VIH presenten una amplia diversidad de tipos del VPH plantea importantes cuestiones sobre cómo deberían utilizarse estas vacunas preventivas para reducir el riesgo de cáncer cervical es mujeres con VIH.

La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, en sus siglas en inglés) ha publicado en la edición de enero/febrero de la revista CA: Cancer Journal for Clinicians las directrices para el uso de la vacuna del VPH para prevenir la neoplasia cervical intraepitelial (NCI) y el cáncer cervical.

Un panel de expertos revisó numerosos estudios publicados sobre la eficacia de las vacunas disponibles, así como también temas relacionados con política e implementación.

Las directrices recomiendan la vacunación rutinaria del VPH a niñas de 11 y 12 años de edad, aunque niñas de 9 años de edad también podría vacunarse. La vacuna también está recomendada para las jóvenes de edades comprendidas entre los 13 y 18 años con el fin recuperar dosis perdidas o completar la serie de vacunación.

Hasta la fecha, señalan los expertos, no existe evidencia suficiente para hacer una recomendación a favor o en contra de la vacunación universal de mujeres de edades comprendidas entre los 19 y 26 años en la población general. Una decisión a favor de la vacunación de las mujeres de 19 a 26 años se debería basar en una discusión informada entre la mujer y el profesional médico que la atiende sobre el riesgo de una exposición previa al VPH y el potencial beneficio de la vacunación. Idealmente, la vacuna del VPH se debería administrar antes de una posible exposición al VPH genital a través de una relación sexual, dado que su potencial beneficio puede disminuir conforme va aumentando el número de parejas sexuales a lo largo de la vida.

La vacuna del VPH no se recomienda actualmente a mujeres mayores de 26 años o a varones.

La exploración de NCI y de cáncer cervical debería continuar realizándose tanto en mujeres vacunadas como en las no vacunadas de acuerdo con las directrices actuales de la ACS sobre detección precoz.

En las directrices, los expertos recomiendan que entre los objetivos de la investigación futura se incluya por un lado la evaluación de la seguridad y la eficacia de la vacuna del VPH para prevenir otros cánceres anogenitales y cánceres de cabeza y cuello tanto en hombres como en mujeres, y por otro, diseños de programas de vacunación sostenibles en países menos desarrollados.

El panel de expertos, entre las limitaciones de la vacuna, incluye la falta de protección contra la totalidad de subtipos del VPH carcinógenos, el no cumplimiento de la vacunación  y la necesidad de estudios específicos en los que participen personas con VIH.

Fuente: Elaboración propia/ Medscape
Referencia: Saslow, D, “American Cancer Society Guideline for Human Papillomavirus (HPV) Vaccine Use to Prevent Cervical Cancer and Its Precursors”, CA Cancer J Clin. 2007; 57:7-28

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD