CROI: Menos CD4 con tratamiento del VIH predicen mayor riesgo de cánceres y enfermedades hepáticas, renales y cardiovasculares

Keith Alcorn

Las personas con menores recuentos de células CD4 tomando tratamiento antirretroviral corren un riesgo mayor de desarrollar trastornos hepáticos, renales y cardiovasculares no definidores de SIDA, así como un mayor riesgo de desarrollar 32 cánceres no definidores de SIDA, según informó el lunes Jason Baker, de la Universidad de Minnesota (EE UU), en la XIV Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas que se celebra en Los Ángeles (EE UU). Jason Baker presentó un análisis de los datos del estudio FIRST, una comparación estadounidense de tres diferentes enfoques de terapia antirretroviral en donde se realizó un seguimiento de los pacientes durante cinco años.

Aunque está establecido el hecho de que las personas que tienen un bajo recuento de células CD4 mientras toman terapia antirretroviral siguen en riesgo de sufrir infecciones oportunistas definidoras de SIDA, el riesgo de enfermedades no definidores de SIDA en dichas personas está poco claro.

Este análisis del estudio FIRST, que distribuyó de forma aleatoria a 1.397 pacientes sin experiencia en tratamiento para recibir un régimen basado en IP, basado en ITINN o un régimen con tres familias, pretendía responder la cuestión.

El grupo de investigadores examinó las enfermedades mortales y no mortales en cuatro categorías:

  • enfermedades hepáticas como cirrosis y transaminitis de grado 4,
  • enfermedades de tipo cardiovascular como infarto de miocardio, apoplejía o enfermedad de la arteria coronaria que requiere cirugía,
  • problemas renales como enfermedad renal terminal o insuficiencia renal y
  • cánceres no definidores de SIDA: 32 condiciones malignas que incluyen cánceres de piel, anal y de pulmón, pero que excluyen el linfoma no de Hodgkin y el sarcoma de Kaposi.

Se calculó el riesgo de que se produjeran estos eventos mediante un análisis multivariable que se ajustó para los últimos niveles de carga viral y recuento de células CD4, edad, género, diagnóstico previo de SIDA, coinfección por hepatitis y uso de drogas inyectables.

Durante el periodo de seguimiento se produjeron doscientos veintiséis eventos definidores de SIDA y 166 eventos no definidores de SIDA.

Se encontró que el riesgo de enfermedades no definidoras de SIDA descendió en torno al 16% por cada aumento de 100 células en el recuento de células CD4 (CR 0,84; p<0,01), mientras que el riesgo de eventos definidores de SIDA disminuyó en un 43% por cada aumento de 100 células en el recuento de células CD4 (CR 0,57; p<0,01).

Aunque el estudio carecía de capacidad para investigar el riesgo de eventos específicos no definidores de SIDA, como infarto de miocardio o cirrosis, el análisis mostró que el riesgo de eventos relacionados con el hígado en general se redujo en aproximadamente un 13% por cada aumento de 100 células en el recuento de células CD4 (CR 0,87; p<0,01). La reducción de riesgo con el aumento del recuento de células CD4 no fue significativa para otras categorías de eventos no definidores de SIDA estudiados, aunque los de tipo cardiovascular mostraron una tendencia hacia una menor incidencia al aumentar el recuento de células CD4.

Al comentar los hallazgos en una conferencia de prensa, Jason Baker afirmó que si iniciar tratamiento con un mayor recuento de células CD4 podría traducirse en incluso una pequeña reducción del riesgo individual de morbilidad y mortalidad por enfermedad no definidora de SIDA, esta reducción a su vez podría traducirse en una disminución sustancial del riesgo en toda la población de personas que reciben tratamiento.

Al preguntarle si la incidencia de eventos no definidores de SIDA era simplemente una consecuencia de que las personas viven más tiempo como consecuencia del tratamiento antirretroviral y por tanto, sucumben ante enfermedades relacionadas con el envejecimiento y el estilo de vida, Baker afirmó: “El hecho de que esté asociado con los niveles de CD4 empieza a fortalecer la hipótesis de que estas personas no están simplemente contrayendo esas enfermedades porque estén viviendo más tiempo”.

Los hallazgos probablemente apoyen las estrategias de tratamiento que se centran en maximizar los recuentos de células CD4, como el inicio más temprano del tratamiento.

Referencia: Baker J et al. HIV-related immune suppression after ART predicts risk of non-opportunistic diseases: results from the FIRST study. Fourteenth Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Los Angeles, abstract 37, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD