IAS: La política cobra gran importancia en la noche inaugural de la conferencia “científica”

Edwin J. Bernard

La anteriormente fructífera colaboración australiana entre gobierno, médicos, sociedad civil y comunidades afectadas por el VIH corre “el riesgo de romperse” si el Primer Ministro australiano sigue realizando declaraciones que “siembren dudas sobre el compromiso de Australia en la reducción del estigma y la discriminación”. Así lo declararon en Sydney (Australia) dos de los principales médicos del VIH, el copresidente de la conferencia de la Sociedad Internacional del SIDA (IAS), profesor David Cooper y el presidente de IAS, doctor Pedro Cahn, el domingo noche durante la sesión inaugural de la IV Conferencia de la IAS sobre Patogénesis, Tratamiento y Prevención del VIH.

A diferencia de recientes Conferencias Internacionales sobre SIDA (que han contado con celebridades y políticos de talla mundial, así como los principales medios de comunicación del mundo), las tres anteriores conferencias de IAS, que cubren el vacío entre las conferencias internacionales bienales, han tendido a centrarse exclusivamente en la ciencia del VIH.

Sin embargo, el pasado mes, el Primer Ministro, John Howard, declaró que debería prohibirse la entrada a Australia a las personas con VIH. La IAS respondió inmediatamente con una firme declaración en la que se señalaba que los comentarios de Howard mostraban “una descarada indiferencia por los derechos humanos básicos y sólo sirven para dificultar los actuales esfuerzos de prevención y tratamiento del VIH".

Hoy, en presencia del Ministro de Salud y Tercera Edad del gobierno de Howard, Tony Abbott, y la Ministra de Salud de Nueva Gales del Sur, Reba Meagher, IAS dejó claro que “ni la comunidad científica ni el pueblo australiano respaldan” las declaraciones de John Howard.

El doctor Cahn señaló que “Australia dio una lección al resto del mundo sobre cómo, con una colaboración entre gobierno, ciencia y comunidad, se puede lograr un impacto duradero sobre esta epidemia”.

El profesor Cooper añadió que esta “colaboración corre el riesgo de romperse” dado el actual clima político.

Ninguno nombró personalmente a Howard, sino que más bien se refirieron “a recientes declaraciones de altos cargos gubernamentales”.

“Permanecemos unidos con la comunidad local y global del SIDA para asegurar que las personas con VIH cuentan con el derecho a viajar sin ser molestadas o tener que revelar su estado serológico al VIH”, afirmó el doctor Cahn.

“Las epidemias no las detienen los funcionarios de inmigración”, dijo el doctor Cahn, provocando un aplauso entusiasta entre los delegados. “Nos enfrentamos al VIH, no a las personas que viven con VIH”.

Para ilustrar el argumento del doctor Cahn, muchos voluntarios de la conferencia (incluyendo aquellos que acompañaron a los dos altos cargos gubernamentales a sus asientos en el auditorio) portaban orgullosamente unas camisetas de la IAS que decían: “Detén al VIH, no a las personas con VIH. Las personas con VIH tienen derecho a viajar”.

Tony Abbott arrancó su charla bromeando sobre cuánto dinero había proporcionado el gobierno australiano para permitir a la IAS celebrar su conferencia allí.

Pasó a un tono más serio cuando señaló que “ninguno de nuestros turistas ha tenido que someterse a pruebas [del VIH]. Me alegra que haya sido así” y ante un tibio aplauso añadió: “y así debería seguir siendo”.

Sin embargo, puso de relieve que “a los residentes permanentes siempre se les ha exigido una prueba [del VIH]” y declaró que esta política no tiene nada que ver con la discriminación. “Queremos ayudar a las personas, no juzgarlas”, afirmó, “queremos tratar a las personas, no ponerlas en cuarentena”.

Señaló que el “SIDA sigue constituyendo un grave asunto de salud pública” en Australia, y añadió que en los últimos años se había producido “un aumento significativo de nuevas notificaciones de VIH”. Sin embargo, aplaudió el “extraordinario sentido de la responsabilidad de los grupos en situación de riesgo cuyos líderes han aconsejado en contra del comportamiento de riesgo”.

Reba Meagher se centró principalmente en la “temprana y enérgica” respuesta al VIH de Nueva Gales del Sur, pero señaló que “el cambio de comportamiento [es] sólo una parte del cuadro general”. Finalizó dando la bienvenida a los delegados en nombre del gobierno de Nueva Gales del Sur y les deseó “una conferencia estimulante, atractiva y gratificante”.

De los comentarios de los tres hombres que la precedieron en el estrado quedó claro que parte de los retos en esta conferencia principalmente científica requieren comprender la naturaleza del “cambio de comportamiento” político.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD