Las personas coinfectadas por VIH/VHC pueden tener un menor riesgo de lipodistrofia y diabetes

Kelly Morris

La coinfección por VIH y el virus de la hepatitis C (VHC) ha sido relacionada con cambios metabólicos, en especial lipodistrofia y diabetes, que están relacionados también con la terapia antirretroviral. Ahora, dos estudios no han conseguido encontrar un vínculo significativo entre coinfección por VIH/VHC y diabetes o lipodistrofia.

Se cree que una tercera parte de los estadounidenses con VIH está coinfectada por VHC: la coinfección ha sido relacionada previamente con cambios de la distribución de grasa en el organismo, especialmente lipoatrofia, y con diabetes. Sin embargo, estos cambios metabólicos están relacionados también con la terapia para el VIH. Además, estudios previos habían presentado varias limitaciones. La edición del 1 de mayo de Journal of the Acquired Immune Deficiency Syndromes informa de dos nuevos estudios estadounidenses que ayudan a clarificar los hallazgos previos.

Phyllis Tien (Universidad de California, San Francisco, EE UU) y un equipo de colegas midió la composición corporal de 1.183 mujeres con VIH del estudio FRAM (siglas en inglés de Redistribución de Grasa y Cambio Metabólico en Infección por VIH), empleando imagen por resonancia magnética. Se empleó un modelo multivariable para detectar relaciones entre varios factores, incluyendo coinfección por VIH/VHC y terapia antirretroviral con cambios de grasa corporal en varios lugares, especialmente en piernas.

Un equipo de investigadores de Detroit (EE UU) estudió la prevalencia de diabetes y factores relacionados en una población de 2.565 adultos sin experiencia en tratamientos de CPCRA (Programas Comunitarios Terry Beirn para Investigación Clínica sobre SIDA). La diabetes se diagnosticó a través de la declaración del paciente, aunque a un subgrupo de participantes se le realizó una medida de glucosa en sangre en ayunas: los hallazgos no difirieron sustancialmente cuando la diabetes se confirmó. Estos hallazgos fueron comparados con los de 6.585 participantes de la Encuesta Nacional sobre Examen de Salud y Nutrición.

La quinta parte de los hombres y aproximadamente la cuarta parte de las mujeres en el estudio de lipodistrofia tenía coinfección por VIH/VHC, mientras que el 17% de los participantes CPCRA en el estudio de diabetes también tenía VHC. Los participantes de CPCRA tuvieron una tasa significativamente menor de diabetes que la población general (3,3% frente a 4,8%), pero los factores de riesgo conocidos de raza negra, mayor edad y mayor índice de masa corporal estuvieron relacionados de forma independiente con diabetes en ambas cohortes. El análisis univariable mostró que la coinfección por VIH/VHC estaba relacionada con diabetes, pero el análisis multivariable no consiguió demostrar la existencia de una relación independiente, excepto posiblemente entre las personas de raza negra. Estos hallazgos sugieren que el vínculo entre coinfección por VIH/VHC y diabetes en ausencia de terapia antirretroviral, “como mucho es débil”, señala Brar y un equipo de colegas.

En el estudio de lipodistrofia, la coinfección general no estuvo relacionada con cambios de la composición corporal al comparar con hombres y mujeres infectados sólo por VIH. Los hombres coinfectados tuvieron más grasa en piernas y las mujeres coinfectadas tuvieron más grasa visceral que las personas infectadas sólo por VIH, según un análisis multivariable. El uso de estavudina (d4T) en particular (p<0,001) y también de ddI (p=0,022) y, sorprendentemente, de abacavir (p=0,012) estuvo relacionado con menos grasa en piernas en hombres monoinfectados por VIH que en hombres coinfectados VIH/VHC, mientras que indinavir (p=0,002) estuvo relacionado con una menor grasa en piernas en ambos grupos y nevirapina estuvo relacionada con más grasa en piernas en hombres coinfectados (p=0,016).

Los hombres coinfectados tuvieron aproximadamente un 2% de grasa en piernas por cada año de uso de estavudina frente al 7% en hombres monoinfectados, y no hubo una relación significativa entre el uso de cualquier fármaco individual y pérdida de grasa. Las mujeres coinfectadas también tuvieron descensos ligeramente menores de grasa en piernas con la mayor duración de uso de estavudina. “Estos datos sugieren que la presencia de infección por VHC podría, de hecho, mitigar la pérdida de grasa en piernas que se produce como resultado de la infección por VIH y uso de estavudina”, señalan los autores.

Es poco probable que los cambios de la composición corporal encontrados en el estudio de lipodistrofia tengan implicaciones clínicas, dado que no habrían sido visiblemente notables. Sin embargo, los hallazgos sugieren que “los mecanismos mediante los cuales el VIH, los fármacos antirretrovirales y el VHC podrían afectar a los cambios de grasas podrían ser más complejos de lo que las hipótesis previas suponían y hace necesario realizar más investigación en hombres y mujeres”. En el estudio de diabetes, “la prevalencia relativamente baja [de diabetes] en la cohorte CPCRA contrasta vivamente con informes de otros investigadores”, escriben Brar y colegas. Estudios previos han descubierto que la prevalencia de diabetes varió entre el 2,8% y el 12% de los participantes con VIH, pero ninguno de estos estudios evaluó pacientes sin experiencia en tratamiento. Los hallazgos actuales no excluyen la necesidad de examinar de diabetes a pacientes coinfectados cuando se contempla la posibilidad de administrar terapia con inhibidores de proteasa. Pero “los resultados del actual estudio resaltan la necesidad de elucidar la interacción entre terapia antirretroviral, especialmente la terapia con inhibidores de la proteasa, y estos otros factores”, concluyen los autores.

Referencias: Brar I et al. A comparison of factors associated with prevalent diabetes mellitus among HIV-infected antiretroviral-naïve individuals versus individuals in the National Health and Nutritional Examination Survey Cohort. J Acquir Immune Defic Syndr 45: 66 – 71, 2007.

Tien PC et al. Association between hepatitis C virus coinfection and regional adipose tissue volume in HIV-infected men and women. J Acquir Immune Defic Syndr 45: 60 –65, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD