Menos del 1% de los pacientes franceses con VIH son no progresores a largo plazo 

Michael Carter

Desde hace tiempo se sabe que algunos pacientes con VIH permanecen sin síntomas de la infección durante muchos años con un recuento de CD4 superior a 500 células/mm3. A menudo, estos pacientes se denominan ‘no progresores a largo plazo’.

 

La lenta progresión de la infección por VIH en otros pacientes viene reflejada porque pueden mantener una carga viral inferior a 500 copias/mL. Dichos pacientes se conocen como ‘controladores’ del VIH. Otro grupo de pacientes es capaz de presentar una carga viral del VIH indetectable (inferior a 50 copias/mL) durante muchos años sin necesidad de tratamiento; se les conoce como ‘controladores de élite’.

El equipo de investigadores franceses decidió determinar cuántos pacientes sin experiencia en tratamiento (naïve) mantenían un elevado recuento de CD4 y/o una carga viral muy baja a largo plazo.

En consecuencia, partieron de la Base de Datos Francesa del VIH e identificaron cuatro grupos de pacientes:

  • Pacientes cuyo recuento histórico de CD4 más bajo (recuento nadir) fue de 500 células/mm3 en ocho años de seguimiento. Fueron definidos como ‘no progresores a largo plazo’.
  • Pacientes cuyo recuento nadir de CD4 fue de 600 células/mm3 o superior en diez años de seguimiento y cuyo recuento de CD4 fue estable. Estas personas fueron catalogadas como ‘no progresoras a largo plazo de élite’.
  • Pacientes que tienen al menos el 90% de las medidas de carga viral por debajo de 500 copias/mL en diez años de seguimiento. Los responsables del estudio describieron a estos pacientes como ‘controladores del VIH’.
  • Pacientes que tienen el 90% o más de las medidas de carga viral por debajo de 500 copias/mL durante diez años de seguimiento y cuya última carga viral estuvo por debajo de 50 copias/mL, un grupo definido como ‘controladores del VIH de élite’.

La base de datos del VIH francesa contiene detalles de más de 110.000 pacientes. Un total de 27.257 habían estado infectados durante al menos 8 años y contaban con un número suficiente de pruebas de laboratorio como para ser incluidos en el análisis de los investigadores. De ellos, 19.390 eran asintomáticos, pero sólo 903 (5%) nunca habían tomado tratamiento antirretroviral. De estos pacientes asintomáticos sin experiencia en tratamiento, 725 habían tenido la infección por VIH durante diez años o más.

Cuando los autores analizaron en detalle los resultados de las pruebas de laboratorio de estos pacientes asintomáticos, descubrieron que sólo 202 cumplían la definición de ‘no progresores a largo plazo’. Estos pacientes constituyeron el 0,4% de todos los pacientes con VIH en Francia. Sólo 25 pacientes (0,05% de los pacientes con VIH del país) eran ‘no progresores a largo plazo de élite’.

Sus resultados, asimismo, mostraron que 101 pacientes (0,22%) eran controladores del VIH y sólo 69 (0,15%), controladores de élite.

Un total de diez de los 25 pacientes no progresores a largo plazo de élite (40%) también eran controladores del VIH, y de ellos, ocho (el 32%) eran controladores del VIH de élite.

De los controladores del VIH, treinta y dos (46%) eran no progresores a largo plazo y ocho (12%), no progresores a largo plazo de élite.

“Este estudio, basado en una de las mayores cohortes prospectivas de pacientes con VIH (…), confirma la bajísima prevalencia (inferior al 0,5%) de pacientes no progresores a largo plazo, no progresores a largo plazo de élite, controladores de VIH y controladores de VIH de élite”, escriben los investigadores.

Se detectaron algunas diferencias en las características de los pacientes no progresores a largo plazo y los controladores del VIH. En el caso de los no progresores a largo plazo, el 70% eran hombres, el 40% hombres gays, el 24% usuarios de drogas inyectables y el 30% heterosexuales. Sin embargo, el 60% de los controladores del VIH eran varones. Una proporción muy inferior de estos pacientes controladores del VIH eran hombres gays (11%) y una mayor proporción (40%), usuarios de drogas inyectables. Los pacientes heterosexuales constituyeron el 30% de los controladores del VIH.

El equipo de investigadores sugiere dos posibles motivos por los que los hombres gays tuvieron menos tendencia a ser controladores del VIH que no progresores: Que los hombres gays tienen más tendencia a tomar el tratamiento antirretroviral que los usuarios de drogas inyectables, o que “la diferencia podría deberse también a una mayor posibilidad de superinfección entre los pacientes homosexuales que siguen realizando prácticas sexuales de riesgo”.

Unos pocos pacientes que eran no progresores a largo plazo de élite eran asimismo controladores del VIH de élite. Los autores del estudio sugieren que esto podría deberse “a que el nivel de activación puede ser relativamente alto en el caso de los controladores del VIH de élite con pérdida de células-T CD4 y bajo en los pacientes no progresores a largo plazo con una replicación viral activa”.

“Hay tres grupos de pacientes que pueden suponer la clave para el desarrollo de una vacuna anti-VIH eficaz -concluyen los responsables del estudio-, y son los denominados no progresores a largo plazo de élite, los controladores virales de ‘élite’ con un bajo nivel de CD4, y los pacientes con control viral y recuentos estables de CD4”.

Referencia: Grabar S, et al. Prevalence and comparative characteristics of long-term nonprogressors and HIV controller patients in the French Hospital Database of HIV. AIDS 23 (online edition), 2009.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD