Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa. Boletín de diciembre de 2012

Pruebas en ‘entornos reales’ de que el tratamiento reduce la transmisión heterosexual del VIH

Datos observacionales procedentes de China sugieren que el riesgo de transmisión del VIH se redujo en un 26% en parejas serodiscordantes en donde la pareja con el virus estaba tomando una terapia antirretroviral, en comparación con las parejas serodiscordantes en las que la pareja sin VIH no seguía tratamiento.

Los datos son destacables por cuanto no proceden del entorno hasta cierto punto ideal de un ensayo clínico, sino que provienen de bases de datos nacionales que hacen un seguimiento de la provisión de tratamiento en China. El análisis contó con algo menos de 39.000 parejas serodiscordantes, que fueron repartidas en dos grupos, las que tomaban tratamiento (en general debido a un recuento de CD4 inferior a 350 células/mm3) y las que nunca tomaron terapia.

En el grupo de tratamiento, se registraron 1,3 infecciones por cada 100 persona-años, frente a 2,6 por cada 100 persona-años en el grupo que no tomó tratamiento. Después de tener en cuenta posibles factores de confusión que se habían detectado, estos datos se tradujeron en una reducción estadísticamente significativa de un 26% en el riesgo de transmisión del VIH.

Se trata de una disminución del riesgo que está muy por debajo del 96% que se observó en el ensayo HPTN 052, y puede ser un reflejo de lo que cabría esperar en condiciones ‘reales’ en un país de ingresos medios. En especial, la adhesión a la terapia puede ser mala y los pacientes chinos a menudo se ven obligados a tomar terapias de primera línea frente a las cuales es posible que el virus haya desarrollado resistencias. Además, los autores no pudieron comprobar que la infección del miembro sin VIH de la pareja estuviera vinculada a la pareja habitual.

A pesar de que la reducción fue estadísticamente significativa en el primer año de seguimiento, dejó de serlo en los posteriores (aunque hubo pocas parejas en estudio durante más de dos años). En consecuencia, los autores recomiendan que, en futuros ensayos, se examine cuánto se prolonga en el tiempo la reducción del riesgo.

Comentario: Aunque la reducción del número de transmisiones es inferior a la que podría esperarse, el estudio arroja luz sobre lo que puede suceder en condiciones ‘reales’ en las que la atención clínica está por debajo de la ideal. Pese a este hecho, el tratamiento disminuyó el número de infecciones en una cuarta parte.

Puedes leer esta noticia completa en aidsmap.com.

La mitad de los hombres gais con VIH no creen que el tratamiento reduzca la capacidad de infección

Un ensayo que contó con más de 2.000 hombres gais que acudían a clínicas del Reino Unido descubrió que casi la mitad no pensaba que el tratamiento contra el VIH redujera la capacidad de infección de las personas.

Aunque el sondeo reveló que solo el 15% de los varones habían practicado, recientemente, sexo sin protección con alguien de estado serológico al VIH negativo o desconocido (relaciones anales serodiscordantes sin protección), también comprobó que una minoría de hombres que no tomaban la terapia antirretroviral fueron más propensos a practicar dichas relaciones sin protección que los hombres que sí recibían tratamiento.

La encuesta desveló que las creencias sobre la carga viral y la capacidad de infección tuvieron influencia sobre las decisiones relacionadas con prácticas sexuales seguras. Así, los hombres que no creían que la viremia reduce la capacidad infectiva tuvieron menos de la mitad de probabilidades de mantener relaciones anales serodiscordantes sin protección que los varones que creían que sí la reducía.

A los hombres se les preguntó si estaban de acuerdo con dos afirmaciones: “Cuando la carga viral es indetectable, no se necesitan los preservativos para prevenir la transmisión del VIH” y “Una carga viral indetectable hace que la persona tenga menos capacidad de infectar a su pareja sexual”. Solo el 4% estuvo de acuerdo con la primera afirmación, el 48% lo estuvo con la segunda y el restante 48% no estuvo de acuerdo con ninguna de las dos.

Comentario: Como apunta el equipo de investigadores, estos hallazgos tienen implicaciones sobre las estrategias de prevención, especialmente en lo que se refiere a la compleja cuestión de si el hecho de hacer saber a las personas los beneficios del tratamiento como prevención puede tener el efecto indeseado de aumentar los comportamientos de riesgo.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Tasas muy elevadas de infección por VIH entre los hombres gais jóvenes en EE UU

Más de la cuarta parte de las nuevas infecciones por VIH en EE UU se producen en personas de entre 13 y 24 años, según informa un equipo de investigadores de los Centros para el Control de Enfermedades de EE UU (CDC). Además, tres cuartes partes de estas infecciones se registran en hombres jóvenes gais y bisexuales.

En 2009, el 7% de las personas con VIH en EE UU tenían menos de 24 años. La prevalencia de casos no diagnosticados de VIH fue mayor que en cualquier otro grupo de edad, ya que el 60% desconocía que tenía el virus.

De las 47.500 nuevas infecciones por VIH detectadas en 2010, el 26% se produjeron en jóvenes. Las tasas variaron en función del origen étnico y fueron máximas entre las personas de origen afroamericano (57%). Aproximadamente tres cuartas partes de las infecciones se atribuyeron a relaciones sexuales entre hombres.

El equipo de investigadores también examinó los comportamientos de riesgo de adquirir el VIH entre los estudiantes de instituto. Entre los que declararon haber mantenido relaciones sexuales, los varones gais y bisexuales fueron más propensos a comunicar cuatro o más parejas y también indicaron unas tasas elevadas de uso de drogas inyectables (20%). Los hombres gais y bisexuales fueron significativamente menos proclives que la población heterosexual a utilizar preservativos (44 frente a 70%) y menos propensos a declarar que se les había hablado sobre el VIH en la escuela (75 frente a 86%).

La prevalencia general de realización de pruebas del VIH entre las personas de 18 a 24 años de edad fue del 35%.

“Es necesario realizar más esfuerzos para proporcionar unas intervenciones eficaces basadas en la escuela y la comunidad para garantizar que todos los jóvenes, sobre todo los hombres que practican sexo con hombres, cuentan con el conocimiento, las habilidades y los recursos necesarios para evitar la infección por VIH”, escriben los autores.

Comentario: Las conclusiones de este estudio resultan preocupantes porque evidencian que la tasa de nuevas infecciones en hombres gais jóvenes supera con creces la tasa general, lo que indica la posibilidad de que se produzca una ola renovada de infecciones.

Puedes leer esta noticia completa en aidsmap.com.

Puedes leer el informe original de los CDC.

Los pacientes ‘perdidos’ limitan la proporción de personas con VIH sin capacidad de transmitir la infección

Un estudio ha evidenciado que, incluso en grupos de personas que cuentan con un buen nivel de acceso al tratamiento y cuidado, unas tasas elevadas de pacientes que abandonan la atención médica suponen que resulta complicado reducir la proporción de personas con VIH con supresión viral más allá de aproximadamente la mitad de la población que vive con el virus.

La proporción estimada de todas las personas con VIH que toman tratamiento antirretroviral y tienen una carga viral indetectable oscila desde un 54% en el Reino Unido hasta un reducido 25% entre el colectivo de hombres gais de etnia negra en EE UU.

En un estudio italiano, a pesar de la elevada tasa de diagnósticos, la proporción de personas que dejaron de acudir a la atención médica supuso que apenas menos de la mitad de la población con VIH tenía probabilidades de estar recibiendo una terapia antirretroviral eficaz.

De las personas diagnosticadas entre 1996 y 2012, el 92,6% regresaron para atender al menos una cita médica después del diagnóstico, pero más del 20% abandonaron la atención. De las que sí se mantuvieron en cuidado médico, el 91% tomaba antirretrovirales y el 90% de ellas tenía una carga viral por debajo de 50 copias/mL, lo que significa que el porcentaje de personas diagnosticadas que recibía una terapia antirretroviral eficaz estaba entre el 60 y el 65%.

También se calculó que como mínimo el 13% de la población local con VIH no está diagnosticada.

Las personas que abandonaron la atención médica eran, en promedio, más jóvenes, más propensas a consumir drogas inyectables y menos proclives a ser homosexuales. Sin embargo, la mayor diferencia fue que el 50% de las personas que desaparecieron de los servicios de atención no habían nacido en Italia, en comparación con el 31% de las que estaban siendo atendidas.

Comentario: Este estudio sugiere que en los países europeos con un buen nivel de acceso al tratamiento antirretroviral, uno de los factores limitantes para reducir la tasa general de infección gracias a la terapia anti-VIH es la elevada movilidad de las personas con VIH. Un estudio francés llegó a la misma conclusión. No obstante, lo que no pueden determinar estudios de este tipo es si las personas están siendo atendidas en otro lugar.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Puedes visitar nuestra página web sobre la conferencia HIV 11, donde se presentó este estudio.

El compartir el material de preparación de drogas, una posible fuente de transmisión de la hepatitis C

El hecho de compartir material de inyección de drogas, como agua, filtros y recipientes de agua -además de las agujas y jeringuillas- supone una posible fuente de infección por el virus de la hepatitis C (VHC), según ha descubierto un equipo de investigadores alemán.

La transmisión tanto del VHC como del VIH entre los usuarios de drogas inyectables (UDI) se ha relacionado con el hecho de compartir jeringuillas. Los programas de intercambio de agujas y jeringuillas se han relacionado con una reducción de la incidencia de VIH y VHC en dicha población.

Sin embargo, persiste la costumbre de compartir otros materiales empleados en la inyección, lo que puede explicar las continuas tasas elevadas de transmisión del virus de la hepatitis C entre dicha población.

El equipo de investigadores examinó la persistencia del VHC en agua, filtros y contenedores de agua.

Tras añadir una dosis de medio mililitro de virus de la hepatitis C, aún se detectaron concentraciones infecciosas de este virus transcurridas tres semanas. Una dosis de una décima parte de un mililitro dejó de ser infecciosa tras cuatro días.

Incluso después de descartar el agua de los recipientes y rellenarlos de nuevo, se descubrió líquido que contenía VHC en los recipientes de plástico y aluminio.

Se encontraron cantidades infecciosas de virus en filtros 24 y 48 horas después de la contaminación con el VHC.

El equipo de investigadores concluye: “Los mensajes y campañas de prevención deberían (…) hacer saber a las personas que se inyectan drogas la importancia de abandonar todas las prácticas de compartir material de inyección y se recomienda proporcionar material estéril”.

Comentario: Este hallazgo puede explicar por qué las tasas de infección por VHC no se reducen tan rápidamente como las de VIH cuando se introducen los programas de intercambio de agujas y jeringuillas, aunque puede tener también relevancia en la transmisión residual del virus de la inmunodeficiencia humana.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Algunas mujeres con VIH desconocen que el tratamiento antirretroviral puede proteger a sus bebés

Un estudio italiano sugiere que algunas mujeres con VIH pueden no disponer de información actualizada sobre el riesgo de transmisión del VIH durante el embarazo, el nacimiento y la lactancia. La quinta parte de las mujeres con VIH sobreestima la probabilidad de transmitir el VIH a sus bebés cuando toma terapia antirretroviral.

El estudio también evidenció que el inicio del tratamiento anti-VIH estaba relacionado con un descenso en el deseo declarado de tener descendencia, y que el miedo a que se produjera la transmisión vertical del virus constituyó el principal factor de predicción de que una mujer declarase que no deseaba tener niños.

La encuesta, realizada entre noviembre de 2010 y febrero de 2011, preguntó a 178 mujeres que se encontraban en una relación estable si querían tener un bebé.

El 61% de las encuestadas dijo que no. Esto fue más habitual entre aquellas que tenían una pareja sin VIH: Mientras que el 44% de las mujeres con pareja seropositiva afirmaron que querían tener un hijo, solo el 10% de las mujeres con parejas seronegativas se manifestaron así.

A las mujeres se les planteó la pregunta: “Si se tomaran todas las medidas necesarias, ¿qué probabilidad crees que existe de que tu hija/o nazca sin VIH?”. La mayoría de las mujeres tuvieron una visión razonablemente precisa: el 35% declaró que existía la certeza de que su hijo/a nacería sin VIH y otro 35% consideraba que el riesgo de que sucediera eso sería inferior al 5%. No obstante, el 9,4% de las encuestadas pensaba que el riesgo era mayor del 50%.

Otros motivos aducidos para no desear tener descendencia fueron el miedo a no vivir lo suficiente como para criar a su hijo/a y el temor a tener que revelarle que tenían VIH.

Comentario: Este estudio sugiere que, en algunas mujeres, el temor desproporcionado a infectar a sus hijos y a su pareja podría inhibir su deseo de ser madres.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Puedes visitar nuestra página web dedicada a la conferencia HIV 11, donde se presentó este estudio.

Dos tercios de los adolescentes sexualmente activos nacidos con VIH practican sexo no seguro

Una gran parte de la población de adolescentes sexualmente activos nacidos con VIH han practicado sexo sin protección, según ha descubierto un equipo de investigadores de EE UU. Muchas de estas personas jóvenes tenían una carga viral elevada, lo que puede haber puesto a sus parejas en riesgo de infección.

“Las relaciones sexuales, aunque constituyen un hito normal en el desarrollo personal, presentan unos retos especiales para las personas jóvenes con VIH perinatal”, comenta el grupo de investigadores.

En el estudio participó un total de 330 personas de entre 10 y 18 años. Tres cuartas partes presentaban un nivel de CD4 por encima de 500 células/mm3, pero una proporción relativamente elevada (30%) tenía una carga viral superior a 5.000 copias/mL, lo que significa que su capacidad de transmitir la infección no era despreciable.

En conjunto, el 28% declaró haber practicado sexo anal o vaginal. El 53% de la población de 16 años afirmó haber tenido relaciones sexuales, al igual que el 87% de los de 18 años. El 13% de los hombres y el 21% de las mujeres comunicaron haber tenido una pareja de su mismo sexo.

De la proporción de participantes que indicó haber tenido relaciones sexuales, el 62% declaró haber tenido relaciones sin protección. Cuatro participantes masculinos comunicaron haber tenido relaciones anales con una pareja masculina y, en tres de las ocasiones, fue sin protección.

De los participantes sexualmente activos, 38 presentaban una carga viral superior a 5.000 copias/mL y se comprobó que 30 tenían un virus que mostraba resistencia al menos a un antirretroviral.

La mayor parte (82%) de los participantes declararon que sabían que tenían VIH cuando practicaron sexo por primera vez. La tercera parte había revelado su estado serológico al VIH a su primera pareja sexual. La mayor parte de las personas (84%) afirmaron haber hablado sobre preservativos, y el uso de dichos profilácticos fue más habitual entre las personas que desvelaron su estado serológico al VIH.

Comentario: Se trata de otro estudio sobre jóvenes de EE UU, esta vez nacidos con VIH. La negociación de las prácticas sexuales ya resulta complicada para muchos adolescentes sin la carga añadida de revelar el estado serológico. Estas personas jóvenes se estaban exponiendo a enjuiciamientos penales en muchos estados de EE UU, algo que sucedería en muchos países europeos también. El estudio descubrió que el hecho de proceder de una familia con pocos ingresos o el no vivir con los padres biológicos fueron factores relacionados con el sexo sin protección: Es necesario realizar estudios en Europa para averiguar si aquí también se darían los mismos factores de riesgo entre los adolescentes con VIH.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Otros titulares recientes

La Agencia para la Protección de la Salud del Reino Unido insta a impulsar la realización de la prueba

La Agencia para la Protección de la Salud del Reino Unido (HPA) hizo público el pasado mes su informe anual, en el que se prestó especial atención a la necesidad de aumentar la tasa de realización de pruebas del VIH. Se comprobó que, a pesar de que el número total de nuevos diagnósticos de VIH disminuyó el pasado año, siguió aumentando entre los hombres gais. Por primera vez desde 1999, se registraron más infecciones entre hombres gais que entre personas heterosexuales.

Una minoría de hombres acuden de forma regular a la atención en el Reino Unido

Un estudio efectuado a partir de una gran base de datos de pacientes en el Reino Unido ha revelado que solo el 44% de los pacientes masculinos nunca ha tenido un hueco de más de seis meses entre las medidas de CD4 y carga viral y que esto fue más frecuente entre hombres heterosexuales y jóvenes. Por su parte, un estudio en una única clínica de la ciudad de Leicester descubrió que solo el 40% de sus pacientes había tenido una visita médica en los últimos seis meses. La mayor parte había sido derivada a otras clínicas, pero se ignoraba el paradero de entre el 10% y el 15%.

Muchas madres recientes presentan una carga viral detectable

Un estudio realizado en dos hospitales londinenses descubrió que, aunque la mayor parte de las mujeres con VIH que dieron a luz volvieron para recibir atención médica después del alumbramiento, algunas no lo hicieron durante uno o dos años y el 37% presentaba una carga viral superior a 100 copias/mL cuando lo hicieron. Este estudio se llevó a cabo, en parte, para informar los debates sobre la posibilidad de relajar las recomendaciones sobre lactancia materna en las directrices de la BHIVA sobre tratamiento para las mujeres embarazadas, de 2012. Finalmente, estas directrices no modificaron la recomendación de evitar por completo la lactancia materna.

Noticias de otras fuentes seleccionadas por el editor

Una nueva epidemia de VIH se cierne sobre Rumanía

De Inter Press Service

El número de nuevas infecciones por VIH ha aumentado de forma exponencial a lo largo de los últimos dos años entre los usuarios de drogas de Rumanía. Grupos internacionales y nacionales dedicados a la prevención del VIH creen que la epidemia emergente se propagará en los próximos años, a pesar de que las causas que impulsan este crecimiento son fáciles de identificar.

VIH y sida en la Unión Europea, 2011

De Eurosurveillance

En 2011, se registró un total de 28.038 nuevos diagnósticos de VIH en los países de la Unión Europea y del Área Económica Europea. La tasa anual de diagnósticos de VIH no muestra signos claros de descender y la infección sigue afectando de forma desproporcionada a determinadas poblaciones, como los hombres que practican sexo con hombres y los usuarios de drogas inyectables. También existe una elevada proporción de personas cuya detección del VIH ha sido tardía. A pesar de la disponibilidad del tratamiento antirretroviral eficaz, el número de casos de sida ha aumentado en algunos países.

Se disparan los casos de VIH entre usuarios de drogas mientras se realizan recortes en Grecia

De Bloomberg Business Week

Las infecciones por VIH entre la población de usuarios de drogas en Grecia se han multiplicado por más de 20 en menos de dos años, debido a la falta de programas de intercambio de jeringuillas y de metadona, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades.

La epidemia de ITS entre hombres gais contribuye a la elevada tasa de transmisión de VIH

De National AIDS Trust, Reino Unido

Las nuevas cifras publicadas por la Agencia para la Protección de la Salud del Reino Unido (HPA) revelan que, en 2011, más de la quinta parte de los hombres gais (21%) diagnosticados de VIH habían sido diagnosticados también de una infección de transmisión sexual (ITS) aguda, como clamidia y gonorrea. Por comparación, las tasas son de 1 por cada 25 hombres heterosexuales y 1 de cada 30 mujeres heterosexuales.

Rusia registra un aumento del 12% en los casos de VIH

De BBC Health

El número de casos de VIH en Rusia fue un 12% mayor en los seis primeros meses de 2012 en comparación con el mismo periodo del pasado año, según afirman expertos sanitarios gubernamentales.

Proyecto de interés: Introducción de nuevas estrategias de activismo en la prevención del VIH en Armenia

De We for Civil Equality NGO

La organización armenia que trabaja con personas con VIH explica cómo un nuevo proyecto financiado por la UE para ser desarrollado en siete antiguas repúblicas soviéticas permitirá ofrecer un mayor acceso a los grupos en situación vulnerable y más apoyo a las organizaciones de base comunitaria. Una reciente consulta identificó la urgente necesidad de contar con tratamiento gratuito contra la hepatitis y las ITS, pruebas rápidas del VIH en la comunidad, de abordar la discriminación en las instituciones sanitarias y de contar con servicios integradores para las personas transexuales.

¿Te gustaría que tu trabajo en proyectos de prevención del VIH se publicite a través del boletín Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa? Si haces público una nota de prensa o anuncio, puedes enviar un correo electrónico para advertirnos (a info@nam.org.uk) y es posible que podamos incluir un enlace al mismo en la siguiente edición del boletín.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD