LGV en Reino Unido: casi 350 casos registrados y sigue afectando predominantemente a hombres gay con VIH

Michael Carter

En Reino Unido se han diagnosticado más de 300 casos de la infección de transmisión sexual LGV (linfogranuloma venéreo), según datos presentados el 10 de mayo en una conferencia sobre salud sexual. Prácticamente todos los casos afectaban a hombres gay, muchos de los cuales tenían VIH. También fue habitual la coinfección por otras infecciones de transmisión sexual como el virus de la hepatitis C.
 
LGV es una forma de clamidia y, a pesar de ser endémica en muchas partes del mundo, apenas se registraban casos en Europa y América del Norte tras la introducción de los antibióticos. Sin embargo, en 2004 se observó un grupo de infecciones por LGV entre los hombres de gay que acudían a fiestas sexuales en Holanda. La infección se extendió rápidamente por Europa occidental y también se han registrado casos en Estados Unidos.
 
En octubre de 2004, en Reino Unido se inició un plan de vigilancia nacional mejorado de LGV y un grupo de investigadores del Imperial College, Universidad de Londres (Reino Unido), presentó datos sobre la epidemiología de la infección en Reino Unido, basados en informes recibidos hasta finales de marzo de 2006.
 
El grupo investigadores informó de que en Reino Unido se había diagnosticado un total de 341 casos de LGV, disponiendo de información detallada de 283 casos. Todo los casos excepto tres estaban relacionados con hombres gay. La epidemia de LGV se centró en Londres, donde se localizaron casi tres cuartas partes de las infecciones. Un foco secundario de la infección se dio en Brighton (14%), mientras que el resto de los casos quedó repartido por todo el país.
 
La mayoría de los pacientes (94%) presentó síntomas de inflamación del recto (proctitis), aunque el 30% también presentó síntomas similares a la gripe y en una pequeña proporción de personas (3%) la infección no presentó síntomas.
 
La mediana de tiempo entre la aparición de síntomas y la consulta en la clínica de salud sexual fue de trece días, aunque este periodo varió considerablemente entre las personas, yendo de menos de un día a más de dieciocho meses.
 
El VIH estuvo presente en el 76% de los hombres diagnosticados de LGV, incluyendo nueve hombres que fueron diagnosticados de VIH al mismo tiempo que de LGV. Menos del 50% de los hombres con VIH diagnosticados de LGV estaba tomando terapia antirretroviral potente y por tanto eran más proclives a transmitir el VIH a otras personas. También se observó un nivel significativo de coinfección por hepatitis C (11%) entre los hombres gay con VIH y LGV. El 26% de los hombres presentó otras infecciones de transmisión sexual.
 
El sexo anal sin protección y la práctica del fisting han sido identificados como actividades de riesgo de transmisión de la hepatitis C entre hombres con VIH. Datos provenientes de otros países europeos indican que LGV también está afectando de manera desproporcionada a los hombres gay con VIH que practican sexo sin protección y realizan prácticas de sexo "duro" y fisting.
 
También se reunieron datos de los lugares en donde los hombres con LGV habían conocido a sus parejas sexuales. Fiestas sexuales y club sexuales eran frecuentados por el 71% de los hombres diagnosticados de LGV en Reino Unido, y el 26% de los hombres también afirmó que había conocido parejas por internet.
 
Existen indicios de que la infección está saliendo de su grupo inicial de hombres que tienen contactos sexuales con hombres implicados en el brote original en Holanda. Las personas diagnosticadas de LGV en 2004 tenían una probabilidad mayor de informar de contactos sexuales en o de Holanda que aquellos diagnosticados en 2005 y 2006 (20% frente al 3%, p=0,002).
 
"Existe un brote sostenido de LGV entre hombres gay en Reino Unido", concluye el grupo de investigadores, que pone énfasis en su solapamiento con el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.
 
Existen informes anecdóticos que también sugieren que LGV sigue extendiéndose entre hombres gay con VIH. El Centro Klober en el Hospital Chelsea y Westminster de Londres, el centro de tratamiento del VIH más grande de Reino Unido, está diagnosticando diez nuevos casos de infección por LGV a la semana.
 
Referencia: Ward H et al. Lymphogranumola venereum (LGV) in the UK: national surveillance of a re-emerging disease. National Sexually Transmitted Disease Prevention Conference, Jacksonville, latebreaker, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD