Los pacientes obesos en EE UU presentan una menor recuperación de CD4 tras el inicio del tratamiento antirretroviral

Michael Carter

Aunque la obesidad resultó ser un factor protector de la función inmunitaria en la época anterior a la aparición de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), los investigadores descubrieron que las personas obesas registraban unos aumentos significativamente menores en el recuento de células CD4 tras el inicio del tratamiento anti-VIH, en comparación tanto con los pacientes de peso normal como con los que mostraban sobrepeso.

"Tener un peso excesivo (definido como un índice de masa corporal [IMC] superior a 30 kg/m2) no resultó beneficioso en la era TARGA y se relacionó con un menor aumento en el recuento de células CD4", comentan los autores.

La prevalencia de la obesidad está aumentando entre los pacientes con VIH. El exceso de peso ha sido vinculado con un mayor riesgo de desarrollar diversos problemas graves de salud. Algunos de ellos, como es el caso de la diabetes, las enfermedades cardiovasculares o la disfunción renal, constituyen hoy en día causas importantes de morbilidad entre las personas con VIH.

Sin embargo, se dispone de poca información acerca del impacto que tiene la obesidad sobre la función inmunitaria.

En consecuencia, un equipo de investigadores del Estudio de la Historia Natural del VIH del Ejército de EE UU decidió realizar un ensayo longitudinal para monitorizar la relación entre el peso y el recuento de células CD4 en 1.001 pacientes que sufrieron una seroconversión al VIH.

Se efectúo el seguimiento del peso y recuento de CD4 de estas personas dos veces al año. El peso se clasificó utilizando el cálculo del índice de masa corporal.

En el momento de producirse la seroconversión, el 1% de los pacientes tenían un peso bajo, el 51%, un peso normal, el 40%, sobrepeso y el 8% eran obesos.

Antes de que se dispusiera del tratamiento antirretroviral eficaz, 394 personas recibieron el diagnóstico de VIH. A lo largo de una mediana de cuatro años de seguimiento, se observaron unos descensos significativamente menores en el recuento de células CD4 entre los pacientes obesos (-50 células/mm3), en comparación con los participantes que tenían un peso inferior al normal (-158 células/mm3) y un peso normal (-125 células/mm3).

Posteriormente, se analizaron los cambios en las células CD4 observados en los 607 pacientes que presentaron la seroconversión después de la introducción de la TARGA.

Se comprobó que, a lo largo de una media de cuatro años de seguimiento, los recuentos de CD4 se redujeron en 1 célula/mm3 en el caso de los pacientes que tenían bajo peso, pero aumentaron un promedio de 103 células/mm3 entre los participantes de peso normal y 116 células/mm3 entre los que mostraban un exceso de peso.

La media de aumento en el recuento de CD4 en los pacientes obesos fue significativamente menor, de unas 50 células/mm3 (p= 0,01).

También se hizo un seguimiento de los cambios en el recuento de células CD4 tras el inicio de la terapia antirretroviral.

Se observó que el nivel de CD4 mejoró en todas las categorías de peso. El menor aumento se registró en los pacientes que tenían bajo peso (127 células/mm3). Los que presentaban un peso normal ganaron un promedio de 210 células/mm3, los pacientes con sobrepeso ganaron una media de 230 células/mm3 y los pacientes obesos aumentaron un promedio de 188 células/mm3.

En comparación con los pacientes que tenían sobrepeso, los calificados como obesos mostraron una recuperación significativamente menor (p= 0,008) de sus niveles de células CD4 tras el comienzo del tratamiento con los fármacos antirretrovirales.

Los autores comentan: "Nuestro estudio demuestra que el peso del paciente parece afectar a los recuentos de linfocitos CD4 a lo largo del curso de la infección por VIH". "A pesar de que los niveles más altos de IMC se relacionaron con una menor reducción en los recuentos de células CD4 durante la era previa a la aparición de TARGA, el exceso de peso no resultó igual de beneficioso durante la era TARGA (…) La obesidad puede estar relacionada con una peor recuperación inmunitaria (…) en el entorno de la disponibilidad de la TARGA".

El equipo de investigadores plantea la hipótesis de que el efecto inflamatorio de la obesidad podría tener un efecto negativo sobre la función inmunitaria. Además, es posible que los niveles de fármacos antirretrovirales sean más bajos en los pacientes obesos.

"Estos datos sugieren que los proveedores de servicios del VIH deben ser conscientes de los posibles efectos adversos de la obesidad (…) incluyendo la potencial influencia negativa sobre el recuento de células CD4", indican los autores. "Los programas de control y mantenimiento de peso pueden ser un componente útil en las visitas clínicas de atención del VIH”, concluyen.

Referencia: Crum-Cianflone NF, et al. Obesity among HIV-infected persons: impact of weight on CD4 cell count. AIDS (online edition) DOI: 10.1097/QAD.0b01e328337fe01, 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD