Las preocupaciones económicas constituyen un factor de predicción de mala adhesión a terapia del VIH en pacientes de EE UU

Michael Carter

Aunque aún falta comprobar si los hallazgos de este equipo de investigadores pueden ser generalizados a otros entornos, merece la pena señalar que la pobreza constituye un aspecto destacado de la pandemia de VIH en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos y otros países industrializados. Pagar por medicamentos o por acceso a cuidado médico ha sido relacionado con una mala adhesión y una pérdida de seguimiento en varios estudios africanos sobre terapia antirretroviral.

La adhesión es el factor aislado más importante (entre los que están en manos de los pacientes) que afecta al éxito de una terapia anti-VIH. Averiguar los factores que pueden predecir la adhesión al tratamiento ha constituido durante mucho tiempo una prioridad para la investigación. Sin embargo, pocos estudios han examinado el papel de la calidad de vida sobre la adhesión y ninguno ha valorado la relación entre adhesión y calidad de vida relacionada con el VIH.

Por tanto, un grupo de investigadores de Pennsylvania (EE UU) diseñó un estudio prospectivo que contó con 116 adultos que tomaban terapia antirretroviral. Los pacientes tomaban un régimen basado en efavirenz (Sustiva) y todos contaban con unos niveles de carga viral inferiores a 75 copias/ml en el momento de entrar en el estudio.

Al inicio, a los pacientes se les pidió que completaran un cuestionario diseñado para determinar su calidad de vida relacionada con el VIH en las cuatro semanas anteriores. El cuestionario preguntó sobre el estado en general, las relaciones sexuales, las preocupaciones de salud, preocupaciones sobre medicamentos, preocupaciones sobre el revelado de la enfermedad, preocupaciones económicas, "gestión del VIH", nivel de satisfacción de vida y confianza en su proveedor de cuidado del VIH.

La adhesión fue valorada de forma prospectiva empleando envases de medicamentos  que registraban cuándo se abría el frasco empleando un contador electrónico en la tapa. El criterio de medición del estudio fue un repunte virológico (una carga viral superior a 1.000 copias/ml) o un año de seguimiento.

La mediana de edad de los participantes del estudio fue de 44 años, el 81% eran hombres, el 66% de origen afroamericano, el 44% había recibido educación superior, el 43% eran gay, el 21% poseía un historial de uso de drogas inyectables, sólo el 32% tenía empleo y el 71% tenía unos ingresos inferiores a 20.000 dólares anuales (el umbral de pobreza oficial de Estados Unidos).

La mayoría de los pacientes, el 60%, estaba tomando su primer régimen antirretroviral y el 85% había recibido un diagnóstico previo de SIDA.

Se consideró que los pacientes que tomaron el 95% o más de su medicación presentaron una buena adhesión, mientras que los pacientes con una adhesión inferior a este nivel fueron calificados como con mala adhesión. Sólo el 52% de la cohorte mantuvo una " buena" adhesión.

El consumo de alcohol (p=0,01) y de drogas (p=0,02) en el año anterior estuvieron relacionados de forma significativa con una mala adhesión.

Pero las únicas medidas de calidad de vida relacionadas con el VIH y vinculadas a una adhesión inferior al 95% a la terapia antirretroviral fueron las preocupaciones económicas (p=0,01). Estas medidas incluyeron "tener que vivir con un ingreso fijo", preocupaciones sobre "cómo pagar las deudas" y tener demasiado poco dinero como para "ocuparme de mí mismo como creo que debería".

En un análisis más detallado, el equipo de investigadores descubrió que las probabilidades de una futura buena adhesión aumentaron en 2,65 en el caso de los pacientes que no bebían alcohol (cociente de probabilidades: 2,65; intervalo de confianza del 95%: 1,20 – 5,87). Una falta de preocupaciones económicas también estuvo relacionada con unas mayores probabilidades de mantener una mejor adhesión, suponiendo cada mejora de diez veces en la puntuación de preocupaciones económicas un aumento de 1,15 en las probabilidades de una futura adhesión (cociente de probabilidades: 1,15; intervalo de confianza del 95%: 1,03-1,31).

"Deberían considerarse las preocupaciones económicas en las intervenciones de comportamiento diseñadas para mejorar la adhesión", concluye el equipo de investigadores.

Referencia: Holmes WC et al. HIV/AIDS-specific quality of life and adherence to antiretroviral therapy over time. J Acquir Immune Defic Syndr (online edition), 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD