Noticias sobre la Prevención del VIH: Europa. Boletín de mayo de 2013

NAM/Aidsmap.org

Un proyecto de la UE hace un mapeo de cómo el VIH cruza las fronteras

Hasta el 30% de los hombres gais con VIH diagnosticados en Europa adquirieron la infección fuera de su propio país, o se infectaron a través de una persona de otra nacionalidad, según revela un nuevo estudio europeo.

Muchas personas heterosexuales en el estudio pertenecían a comunidades inmigrantes, pero, a pesar de ello, tuvieron la mitad de probabilidades de haberse infectado a través de una persona diagnosticada en otro país, o por mediación de alguien cuya infección estuviera vinculada con una persona diagnosticada en otra nación.

El estudio SPREAD realizó un análisis genético del VIH presente en muestras tomadas de 4.260 personas recién diagnosticadas procedentes de 25 países europeos. Se descubrió que, en 1.330 casos, el virus tenía una similitud genética superior al 98% con otro virus encontrado en las muestras, constituyendo lo que se denomina un ‘clúster’. Para que exista tal grado de semejanza entre los virus, las personas que integran el clúster deben haber contraído el virus a partir de otra persona perteneciente al clúster, o a través de una persona intermediaria relacionada. Se detectaron 457 clústeres, el mayor de los cuales estaba integrado por 28 personas. Dos tercios de los clústeres estaban formados por dos personas.

En el 17% de los clústeres, las personas que lo integraban procedían de más de un país: el 26% de las personas que formaban parte de un clúster lo estaban en uno de carácter internacional. El 31% de los hombres gais estaban en un clúster internacional, frente a solo el 14% de las personas heterosexuales. Las personas infectadas hacía menos de un año también tuvieron una mayor probabilidad de formar parte de un clúster de casos diagnosticados en más de un país.

Comentario: Es importante señalar que en el estudio SPREAD no están incluidos algunos países europeos (especialmente Reino Unido y Francia) y que el mismo no puede determinar el origen de las infecciones no ligadas a un clúster. Las pruebas filogenéticas no permiten discernir quién infectó a quién. Sin embargo, sí sirven para mostrar quién forma parte de una cadena de infecciones, y este estudio evidencia que una proporción sorprendentemente elevada de hombres gais están relacionados con alguien diagnosticado en otro país. También muestra que, por el contrario, las personas heterosexuales procedentes de países con elevada prevalencia de VIH son mucho menos propensas de lo que cabría esperar a formar parte de redes suprafronterizas. Esto puede indicar que pocos inmigrantes diagnosticados en el extranjero transmiten el VIH a alguien en su país de acogida o que, en ese caso, la probabilidad más abrumadora es que sea a otra persona de su propia comunidad.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Sondeo mundial a hombres gais: chantaje, estigma y pobreza arruinan la vida y la salud

Un sondeo realizado a nivel mundial en el que participaron unos 5.000 hombres gais y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) de 165 países distintos ha revelado que apenas una minoría de ellos puede acceder con facilidad a servicios de prevención y tratamiento contra el VIH.

La edición de 2012 del Estudio Global sobre Salud y Derechos Masculinos, efectuada bajo la coordinación del Foro Global sobre HSH y VIH, mostró que cuanto menores fueran los ingresos del país, menos sencillo resultaba para los HSH el poder acceder a preservativos, lubricantes y, en el caso de tener VIH, al tratamiento antirretroviral. En general, el 37% de los hombres gais afirmaron que podían acceder con facilidad a los preservativos sin restricciones y el 25%, a los lubricantes. El 18% de los encuestados señalaron que tenían VIH. De ellos, el 50% contaba con un acceso no restringido al tratamiento antirretroviral en países con rentas elevadas, pero apenas el 14% en los países con menos recursos (esto puede excluir a algunas personas que tenían acceso a preservativos, tratamientos y lubricantes, pero con impedimentos, como el tener que pagar). El acceso a las pruebas del VIH fue menor en países con ingresos medios que en los de rentas bajas.

El acceso a recursos relacionados de algún modo con el VIH fue más limitado en países con unas mayores tasas percibidas de homofobia, y el estigma por parte del personal sanitario estuvo relacionado sobre todo con un menor acceso a preservativos.

El haber ‘salido del armario’ como gay tuvo sus pros y sus contras: Por un lado, el pertenecer a una organización de apoyo comunitario se relacionó con un mayor acceso a los recursos relacionados con el VIH, pero el ser señalado públicamente como gay o haber experimentado consecuencias negativas por ello, fueron factores relacionados con un peor acceso a lubricantes y pruebas del VIH.

Los varones de menos de 30 años presentaron una menor capacidad para acceder a cualquier tipo de recurso relacionado con el VIH que los de mayor edad. Los hombres jóvenes fueron un 50% más propensos a declarar que ignoraban su estado serológico al VIH. Por último, los hombres jóvenes que reciben tratamiento antirretroviral fueron mucho menos proclives a conocer su carga viral o a tener una carga viral indetectable, en caso de conocerla.

En África, se complementó el sondeo con entrevistas a 71 hombres de Kenia, Nigeria y Sudáfrica, que revelaron que una de las principales cargas con las que tienen que lidiar no es tanto la violencia como el chantaje o la extorsión, una consecuencia habitual a la que se enfrentan por el hecho de ser homosexuales. Asimismo, fueron frecuentes las reacciones negativas por parte del personal sanitario.

Comentario: Merece especialmente la pena leerse los comentarios de los grupos focales de este ensayo. Uno de los hallazgos sorprendentes es cómo el chantaje, a menudo practicado por otros hombres gais, constituye uno de los problemas más usuales a los que tienen que enfrentarse los HSH en países donde la homosexualidad sigue siendo ilegal, como ocurría antes de su despenalización en EE UU y Europa. Del mismo modo, el hallazgo de que ser públicamente gay se relaciona con restricciones para el acceso a los servicios de prevención puede ser una consecuencia de que, en países con un elevado nivel de homofobia, sigue siendo necesaria la estrategia de “hacerse pasar por hetero” para evitar recibir un trato deficiente. Las mayores tasas de realización de pruebas del VIH en países con pocos recursos pueden reflejar el éxito de los programas de diagnóstico o, simplemente, deberse a que los países con menos rentas tienden a ser los más afectados por la epidemia.

Puedes leer este estudio completo en aidsmap.com

Muchos hombres holandeses con VIH tienen en cuenta su carga viral a la hora de decidir el uso de preservativos

Un ensayo comunitario realizado entre un grupo de hombres gais con VIH en Países Bajos ha revelado que, del 68% de los encuestados que afirmaron haber tenido alguna relación anal sin protección desde su diagnóstico, casi dos terceras partes (63%) declararon que habían tenido en cuenta su carga viral como uno de los factores a considerar a la hora de decidir si utilizar o no un preservativo. Esto representa el 41% de todos los varones encuestados, incluyendo los que no practicaron sexo anal sin protección.

La encuesta se llevó a cabo entre hombres gais con VIH que formaban parte de un panel de consulta comunitaria en Países Bajos. En total, 177 hombres que presentaban una carga viral indetectable completaron el sondeo y sus respuestas se incluyeron en el análisis.

El estudio dividió las respuestas de los varones en función de si la última pareja sexual del encuestado era su compañero habitual o una relación ocasional, y si sabía si tenía VIH o no.

Los encuestados tuvieron presente la carga viral a la hora de decidir si practicar o no sexo sin protección tanto con las parejas que tenían VIH como con las que (potencialmente) eran seronegativas. En el caso de las parejas con VIH, fueron más propensos a hacerlo así si se trataba de una relación frecuente.

Se comprobó que con las parejas que también tenían VIH, hubo más posibilidades de haber hablado de forma abierta sobre la carga viral como parte de un debate más general acerca de si usar o no preservativos. Por el contrario, en el caso de las parejas de estado serológico negativo al VIH (o desconocido) muy pocos hombres revelaron su propio estado serológico y un número incluso inferior habló abiertamente sobre su nivel de carga viral. En vez de eso, la decisión formó parte de un proceso interno de cálculo de riesgo por parte de los hombres encuestados.

Comentario: En este estudio no se examina qué significa realmente “tener en cuenta la carga viral” para los participantes. Como los encuestados formaban parte de un panel comunitario, es posible que tuvieran un nivel de información sobre la indetectabilidad de la carga viral y los niveles de riesgo superior al de la media de personas con VIH, por lo que es posible que no se puedan generalizar los resultados. El estudio confirma, como han hecho otros, que a los hombres con VIH les resulta muy difícil revelar su estado serológico a sus nuevas parejas, y prefieren realizar un ejercicio de “valoración de riesgo” de forma unilateral a la hora de tomar decisiones sobre relaciones sexuales con parejas de estado serológico desconocido. En lo que concierne a la ley, podría no bastar para exonerarlos en un juicio en aquellos países en los que es obligatorio el revelado del estado serológico al VIH a las parejas, aunque puede ser una alegación válida en los países donde no es así.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Conseguir una carga viral lo más baja posible puede ser beneficioso en términos de prevención

Un nivel bajo pero detectable de carga viral en sangre cuando se toma terapia anti-VIH puede constituir un factor sólido de predicción de que pueden existir también niveles detectables de virus en semen, según ha revelado un estudio californiano que contó con la participación de hombres gais.

Más de la tercera parte de los hombres homosexuales que toman terapia anti-VIH con una carga viral de entre 50 y 500 copias/mL en sangre también presentaban niveles detectables de virus en semen, con una media de 126 copias/mL.

Por el contrario, apenas uno de cada 17 hombres con una viremia inferior a 50 copias/mL mostraron niveles detectables de VIH en el líquido seminal.

Otro factor que estuvo relacionado de forma independiente con la presencia de niveles detectables de VIH en semen fue la infección activa por dos virus de la familia del herpes: el citomegalovirus (CMV) y el virus de Epstein Barr (VEB). Los hombres con niveles elevados de esos virus en semen fueron 4,5 y 6 veces más propensos, de forma respectiva, a presentar también niveles detectables de VIH en semen. Las infecciones tanto por CMV como por VEB son muy habituales y, por lo general, resultan asintomáticas.

No hubo ninguna relación entre los niveles detectables de VIH en semen y la duración, el tipo de terapia antirretroviral ni el nivel de adherencia declarado (que fue elevado en este grupo). De forma quizá sorprendente, tampoco hubo relación entre ITS bacterianas como gonorrea o clamidia, aunque éstas fueron relativamente poco frecuentes en este grupo.

Comentario: No sabemos qué capacidad de infección puede tener realmente un hombre con una carga viral en semen de 126 copias/mL; probablemente no sea mucha. Con todo, este estudio sugiere que la carga viral en plasma sanguíneo cuando un hombre toma tratamiento antirretroviral constituye un buen marcador subrogado del nivel de viremia en semen, por lo que lograr que la carga viral en sangre sea lo más baja posible mejorará la eficacia de los antirretrovirales no solo como tratamiento, sino como prevención. Se ha estudiado poco sobre el tratamiento de la infección crónica por CMV o VEB, aunque la administración de fármacos contra el virus del herpes genital (VHS-2), relacionado con los otros dos virus, hasta la fecha no ha demostrado que permita reducir la tasa de transmisión del VIH entre parejas serodiscordantes.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Inyección de esteroides: una actividad de riesgo de adquirir el VIH poco estudiada

Un estudio presentado en la conferencia de la Asociación Británica del VIH, -celebrada el pasado mes- ha revelado la existencia, hasta ahora prácticamente no analizada, de un grupo de personas en situación de vulnerabilidad ante la infección por VIH y las hepatitis B y C: Los culturistas masculinos que se inyectan esteroides u hormona del crecimiento para desarrollar la masa muscular.

En el estudio participaron 395 hombres y se comprobó que seis (1,5%) tenían VIH, una prevalencia que es diez veces superior a la observada en la población general en el Reino Unido. Además, el 5,5% tenía infección por hepatitis C y un 8,8% presentaba indicios de infección por hepatitis B (en ese momento o en el pasado).

Esta población solo había sido objeto de tres estudios con anterioridad, según afirmó en la conferencia la doctora Vivian Hope, de Salud Pública de Inglaterra, una agencia dependiente del Departamento de Sanidad británico. En el único estudio anterior realizado en el Reino Unido, no se detectó ninguna persona con VIH.

Los hombres fueron inscritos a través de servicios de intercambio de agujas y jeringuillas, por lo que quizá no supongan una representación típica de la población de personas que se inyecta esteroides. Tenían una media de 28 años de edad y casi todos (97%) eran heterosexuales. El 20% había tenido al menos cinco parejas sexuales femeninas en el último año y el 8% había tenido al menos diez. Solo uno de cada cinco usaba siempre preservativo. El 5% se había inyectado alguna vez alguna droga psicoactiva, como la heroína, la metanfetamina o la cocaína.

El 9% declaró haber compartido alguna vez agujas, jeringuillas o viales (las hormonas esteroides vienen en viales ya preparados y se suelen inyectar en el músculo, más que por vía intravenosa).

Tres de las seis infecciones por VIH se registraron entre los 13 hombres que practicaban sexo con hombres implicados en el estudio y, probablemente, se produjeron por vía sexual.

Comentario: Como señaló la ponente en su momento, hay que interpretar estos resultados con cautela, ya que los usuarios de esteroides pueden presentar otros factores de riesgo que hagan que tengan una mayor probabilidad de infectarse por VIH que la población general. Sin embargo, resulta algo preocupante que se haya detectado VIH en este grupo de población cuando un estudio realizado 20 años atrás no había encontrado ninguna infección por este virus. Como mínimo, es un indicativo de que es posible que médicos y asesores sanitarios tengan que ser conscientes de que la inyección de esteroides puede constituir un factor de riesgo de VIH y hepatitis en hombres que en apariencia no presentan otros factores de riesgo. Además de esto, a pesar de que los niveles de actividad sexual declarados fueron relativamente elevados, solo uno de cada seis hombres había acudido a un chequeo de salud sexual en el último año, por lo que se trata exactamente del tipo de personas que pueden ‘colarse por las rendijas’ de los sistemas de control y recibir un diagnóstico de VIH muy tardío.

Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Webinarios sobre prevención del VIH en Europa: La cura del VIH

Como parte de su trabajo en la prevención del VIH en Europa, NAM colabora con la organización AVAC para ofrecer una serie de seminarios web o webinarios (conferencias telefónicas acompañadas por una presentación con diapositivas por internet) para formar e informar a los activistas en la prevención, así como a cualquier otra persona interesada en los últimos avances en la tecnología de la prevención del VIH.

El quinto webinario se titula:

Cure research: The facts and figures (Investigación de la cura [del VIH]: Datos y cifras)

Recientemente, se han publicado varias noticias en periódicos y revistas de toda Europa, en las que se hacían predicciones demasiado optimistas sobre la posibilidad de que el VIH se pudiera curar pronto. En consecuencia, consideramos oportuno que este quinto seminario de nuestra serie se centre en los recientes avances en el ámbito de la investigación de la cura.

Hora y fecha: 3pm CET (hora peninsular de España), del martes 11 de junio de 2013 [2pm en Reino Unido].

En este enlace podrás registrarte en el webinario y obtener los números de teléfono y las instrucciones necesarias para poder seguirlo:

https://cc.readytalk.com/cc/s/registrations/new?cid=voleabg088e9.

Como es habitual, las presentaciones serán seguidas por un turno de preguntas y respuestas con los ponentes expertos. Pueden enviarse las preguntas con antelación a info@avac.org. El webinario (que se realizará completamente en inglés) tendrá 90 minutos de duración y será moderado por Rebekah Webb, de AVAC.

Puedes registrarte online al webinario.

Otros titulares recientes

Descenso constante del número de parejas entre los hombres gais de EE UU en la última década, pero no hay cambios en el uso del preservativo

Los datos procedentes de dos encuestas nacionales sobre sexo en EE UU revelan que los hombres gais y bisexuales (hombres que practican sexo con hombres, o HSH) han declarado haber tenido un número significativamente menor de parejas sexuales en el año anterior en un sondeo realizado entre 2006 y 2010 que en otro efectuado en 2002. Este descenso se produjo en la mayor parte de grupos étnicos y de edad, pero fue especialmente destacado (y estadísticamente significativo) en los hombres de menos de 24 años. Por el contrario, la proporción que afirmó haber tenido relaciones anales sin protección al menos una vez en el año anterior no varió de un sondeo al otro.

Se detiene el único ensayo de eficacia de vacunas contra el VIH que estaba en curso en la actualidad

En lo que supone un duro golpe para el desarrollo de vacunas contra el VIH, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU (NIAID) anunció el pasado 25 de abril la interrupción del ensayo HVTN 505, en el que se probaba un régimen de vacunación contra el VIH. Este ensayo se puso en marcha en julio de 2009 y contó con 2.504 personas voluntarias. Desde la conclusión con éxito del ensayo RV144 en septiembre de 2009, el HVTN 505 era el único estudio en marcha sobre vacunas contra el VIH con el suficiente tamaño como para que, en caso de haber tenido éxito, sus resultados pudieran constituir una verdadera prueba de eficacia de la vacuna. El Comité de Seguimiento de Datos y Seguridad del ensayo comprobó que el régimen de vacunación no estaba previniendo la infección por VIH ni reduciendo la carga viral entre las personas que se infectaron por el virus a pesar de estar vacunadas. En realidad, se detectó un número superior de infecciones por VIH entre los voluntarios que recibieron la vacuna que entre los que recibieron un placebo, aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa y pudo deberse al mero azar.

Elevada prevalencia de infecciones orales por VPH entre hombres gais en Paises Bajos

La infección oral por el virus del papiloma humano (VPH) es habitual entre los hombres gais, según informa un equipo de investigadores de Países Bajos. La prevalencia fue especialmente elevada entre los hombres gais con VIH, que también fueron más propensos a presentar infección por las cepas de VPH relacionadas con un elevado riesgo de cáncer en cabeza y cuello. En un estudio que contó con 767 hombres gais, el 40% de las muestras tomadas presentaban infecciones orales por VPH. La prevalencia varió en función del estado serológico al VIH y fue significativamente mayor entre los hombres con VIH (57 frente a 27%).

La PPrE no conlleva un aumento de las relaciones sexuales de riesgo entre los hombres gais

El hecho de tomar profilaxis preexposición (PPrE) contra el VIH no se tradujo en unos mayores niveles de comportamientos de riesgo entre los hombres gais que participaban en el segundo estudio sobre este tipo de profilaxis que se ha completado, un ensayo de seguridad con 400 personas que se realizó en las ciudades estadounidenses de San Francisco, Atlanta y Boston entre 2005 y 2007. El promedio de parejas sexuales en los tres meses anteriores se redujo de 7,25 a 5,7 durante el ensayo, y el número de parejas con VIH o de estado serológico desconocido disminuyó de 4,2 a 3,3. En este ensayo, la mitad de los participantes recibió la PPrE de forma inmediata y la otra mitad aplazó su toma nueve meses. El descenso en el número de parejas fue similar en ambos brazos del estudio.

Noticias de otras fuentes seleccionadas por el editor

Nueva herramienta para identificar anticuerpos potentes contra el VIH
(De Science Daily)

Un equipo de científicos de los Institutos Nacionales de Salud de EE UU ha desarrollado una nueva herramienta que permite identificar anticuerpos ampliamente neutralizantes capaces de prevenir la infección por la mayor parte de las cepas del VIH presentes en todo el planeta, un avance que podría ayudar a acelerar el desarrollo de una vacuna contra el VIH.

No, NO va a haber una cura del VIH en tres meses
(De thebody.com)

Al contrario de lo que se pudo leer de forma reciente en algunos titulares excesivamente sensacionalistas, no se está a punto de conseguir una cura del VIH en los próximos tres meses, ni los científicos han descubierto una vacuna eficaz. Lo que es cierto es que se está estudiando un esperanzador compuesto para obligar al virus a salir de su escondite en el organismo y que deberían saberse los resultados de este estudio en el futuro próximo. A pesar de todo, por desgracia, aunque los científicos den en la diana con este fármaco, probablemente no constituiría una cura por sí mismo y aún tendremos que esperar el día en que dispongamos de una vacuna o de otros tipos de terapia inmunitaria para ayudar al organismo a librarse de cualquier célula infectada que pueda quedar.

¿Por qué necesita Australia pruebas domésticas del VIH?
(De Gay News Network, Australia)

Las pruebas domésticas, que ya están disponibles en EE UU (y se están convirtiendo en una parte crucial de las herramientas para la lucha contra el VIH en el África subsahariana), cuentan con el potencial para revolucionar el modo en que se realizan la prueba los hombres gais. El debate se centra ahora en el impacto psicológico que puede suponer descubrir que tienes VIH sin contar con el apoyo de profesionales sanitarios o comunitarios, así como las implicaciones que puede tener realizar la prueba a posibles parejas, una vez tengas el kit doméstico en casa. No obstante, en lugares como Kenia, la realización de pruebas en el hogar se ha convertido en la herramienta más importante para alcanzar el objetivo gubernamental de conseguir que el 80% de todos los habitantes del país sepan su estado serológico al VIH a finales de 2013 y para detener la propagación de la infección.

Nuevo sondeo sobre eduación relacionada con VIH: ¿Progreso, regresión o estancamiento?
(De ONUSIDA)

Hay cabida para el optimismo en el progreso general de la respuesta al VIH por parte del sector educativo mundial, según un nuevo estudio en profundidad efectuado en 39 países de todo el mundo. Sin embargo, sigue existiendo un preocupante grado de estancamiento en determinadas áreas y aún hay mucho que hacer para que el sector pueda cumplir su papel crucial a la hora de ayudar a intensificar los esfuerzos preventivos del VIH.

Por qué sigue habiendo tan pocas personas que usan preservativos
(De The Atlantic Magazine)

Con la iniciativa “condones de nueva generación”, Bill Gates está admitiendo que los motivos prácticos por los que las personas no utilizan preservativos merecen ser abordados en un debate honesto.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH)

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD