Encuesta revela que hombres gay con síntomas de infección primaria por VIH probablemente no traten de realizar la prueba del V

Chris Gadd

La mayoría de los hombres gay y bisexuales sin VIH son conscientes de los síntomas asociados a una infección primaria por VIH, pero pocos hombres que experimentan estos síntomas buscan cuidado o realizarse una prueba del VIH, según los resultados de una pequeña encuesta realizada en Seattle (EE UU). Estos hallazgos fueron publicados en la edición de mayo de The Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

El estudio de los investigadores demanda una mejor educación sobre los síntomas que acompañan la infección temprana por VIH en aquellas regiones en las que están disponibles las pruebas de ácido nucleico del VIH. Sin embargo, los autores señalan que los trabajadores sanitarios deben también buscar síntomas de infección primaria por VIH y derivar a los pacientes a los centros en los que puede ser diagnosticada la infección primaria.
 
Hasta el 90% de las personas que se infectan por VIH desarrolla síntomas entre dos y cuatro semanas más tarde. Por lo general, estos síntomas no son específicos y entre ellos están fiebre, escalofríos, sudores nocturnos, cansancio, indisposición, exantema cutáneo (rash), inflamación de los ganglios, náuseas, vómitos y otros síntomas. A menudo se refiere a esta etapa de la infección como “enfermedad de seroconversión”.
 
Aunque las pruebas tradicionales del VIH buscan la presencia de los anticuerpos producidos por la respuesta del organismo al virus, en algunas clínicas se han introducido pruebas más nuevas que detectan la presencia de material genético del VIH. Estas pruebas de “ácido nucleico”, que son similares a las pruebas de carga viral, pueden emplearse para identificar la infección “primaria” por VIH, antes de que puedan detectarse anticuerpos en la sangre.
 
Aunque aún no se han determinado los beneficios de tratar el VIH en esta etapa de la infección, el diagnóstico temprano puede reducir el número de transmisiones del VIH al influir sobre el comportamiento de los pacientes infectados. Sin embargo, los diagnósticos sólo pueden realizarse si los pacientes acuden a una clínica del VIH y piden realizar la prueba.
 
La introducción de pruebas para detectar la infección primaria en Washington, Carolina del Norte y California (todos ellos estados de EE UU) sólo ha tenido un pequeño impacto sobre el número de diagnósticos. Por consiguiente, un grupo de investigadores de Seattle (Washington – EE UU) decidió valorar el nivel de conocimiento sobre los síntomas de la infección primaria y la predisposición a buscar la prueba en un grupo de 150 hombres gay y bisexuales en una clínica de infecciones de transmisión sexual de la ciudad.
 
Noventa y seis hombres (64%) pudieron nombrar al menos un síntoma específico de infección primaria por VIH, aunque este número aumento a 106 (70%) si se incluyen “síntomas similares a la gripe”. No hubo diferencias en la tasa de conocimiento de los síntomas en función de la edad, raza, nivel de educación, actividad sexual, grado de preocupación sobre la infección por VIH o enfermedad de los hombres.
 
Sin embargo, de los 46 hombres que sabían que los síntomas similares a la gripe podrían ser síntomas de infección primaria por VIH, sólo 18 (39%) afirmaron que buscarían cuidado. Esto fue así a pesar de que el 28% de los sujetos de la muestra declaró haber practicado sexo anal sin protección con una pareja que tenía VIH o de estado serológico al VIH desconocido en el año anterior a la encuesta y el 9% poseía una pareja regular con VIH.
 
Veintitrés hombres (15%) tuvieron fiebre y exantema que se prolongó más de cinco días en el año anterior a la encuesta. Sin embargo, sólo 15 (65%) de ellos buscó cuidado y sólo siete (30%) se realizaron la prueba del VIH. Como el cuestionario era anónimo, el grupo de investigadores no pudo relacionar las respuestas de los hombres con los resultados de sus pruebas del VIH.
 
“En una población de alto riesgo de hombres que tienen sexo con hombres, hemos descubierto que en el año precedente, el 15% había sufrido una enfermedad que puede haber supuesto una seroconversión al VIH y que el 65% había buscado atención médica para la enfermedad”, escriben los autores. “El reconocimiento de síntomas inconsistentes y el comportamiento de búsqueda de atención por parte de los pacientes, junto con la falta de proporción de información y pruebas rutinarias del ARN (ácido ribonucleico) del VIH, constituyen barreras para alcanzar el objetivo del diagnóstico del VIH durante la infección aguda y señala objetivos potenciales para las intervenciones sobre la salud pública.
 
“La confianza únicamente en el examen rutinario del ARN del VIH de las personas que buscan la realización de pruebas del VIH es probable que fracase a la hora de identificar a números incluso mayores de personas con infección primaria por VIH a menos que grandes números de personas se realicen la prueba con alta frecuencia”, añaden. “Los esfuerzos futuros deberían evaluar los programas de salud pública para educar a las personas en riesgo sobre los signos de infección primaria por VIH, aumentar el comportamiento de búsqueda de cuidado médico y dirigirles hacia las clínicas en las que se realiza de forma rutinaria la prueba del ARN del VIH.”
 
La prueba del ácido nucleico para diagnosticar la infección primaria por VIH aún no está disponible de forma habitual en Reino Unido.
 
Referencia: Stekler J et al. Primary HIV infection education. Knowledge and attitudes of HIV-negative men who have sex with men attending a public health sexually transmitted disease clinic. J Acquir Immune Defic Syndr 42: 123-126, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD