La prueba de Mantoux constituye un buen factor de predicción de la respuesta al VPH de las mujeres con VIH

Adam Legge

La prueba del pinchazo en la piel puede ser mejor que los recuentos de CD4 como método de medición de la capacidad del sistema inmunológico de una mujer con VIH para enfrentarse a la infección por el virus del papiloma humano (VPH), según un estudio publicado en la edición de septiembre de AIDS.

La infección por VPH es habitual en mujeres con VIH y el VIH aumenta el riesgo de que la mujer desarrolle cambios cancerosos o precancerosos en las células cervicales (referido a la cérvix o cuello de útero).

La prueba de anergia cutánea (o prueba de pinchazo en la piel) evalúa la capacidad del organismo para montar un tipo específico de respuesta inmunológica y refleja el número y capacidad de determinadas células inmunológicas en el cuerpo, no sólo en la piel. La palabra anergia se refiere una falta de reacción de los mecanismos de defensa del organismo al ser expuesto a sustancias extrañas (antígenos).

La prueba más habitual implica la técnica Mantoux, en la que se inyectan pequeñas cantidades de antígeno justo debajo de la piel. La respuesta se mide por la aparición de bultos en la piel, una reacción de hipersensibilidad como resultado del ataque del sistema inmunológico contra el antígeno. La prueba de Mantoux solía ser rutinaria para examinar la inmunidad a la tuberculosis en niños, inyectando minúsculas cantidades de antígeno de la tuberculosis y observando si los niños respondían.

Los autores de este nuevo estudio emplearon la técnica Mantoux para medir la Hipersensibilidad de tipo IV o Tardía (DTH, en sus siglas en inglés) en 1.029 mujeres sin VIH y 272 con VIH.

El grupo de investigadores inyectaron tres antígenos bajo la piel (un hongo llamado Candida albicans, toxina del tétanos y paperas) y midieron la respuesta. Las mujeres se sometieron también a exploraciones para detectar la presencia de VPH y de neoplasia cervical y también se midieron los recuentos de CD4 y las cargas virales de VIH.

Las mujeres que tuvieron anergia (sin reacción DTH a la prueba del pinchazo en la piel) fueron un 70% más propensas a tener neoplasia cervical (cociente de probabilidades: 1,70: IC 95%: 1,16 – 2,48) y un 24% más propensas a ser infectadas por una cepa del VPH que se sabe aumenta el riesgo de desarrollar cáncer (cociente de probabilidades: 1,24; IC 95%: 0,99 – 1,56). Estas cifras fueron independientes del recuento de CD4 o la presencia del VIH.

Los autores afirman que estos resultados sugieren que el estado de anergia proporciona una información respecto al control inmunológico del VPH y la neoplasia cervical no explicada por los niveles de CD4 y VIH en circulación.

La prueba de anergia cutánea podría emplearse para identificar a aquellas mujeres en situación de mayor riesgo de infección por VPH y de neoplasia cervical y, por tanto, de cáncer. Pero la prueba de anergia para el VPH tendría que mejorarse mucho, probablemente evaluando el uso del propio virus como antígeno estimulante en la prueba de Mantoux, afirman los autores.

Éstos concluyen que se necesita más información para entender las deficiencias funcionales de las células inmunológicas relacionadas con la DTH correlacionadas con la infección por VPH.

Referencia: Harris TG et al. Association of cutaneous anergy with human papillomavirus and cervical neoplasia on HIV-seropositive and seronegative women. AIDS 21: 1933-1941, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD