Las mujeres pueden tener mayor riesgo de infección por VIH inmediatamente después de que su pareja masculina se circuncide

Virginia Differding

Un análisis ínterin del Comité de Seguimiento de Datos y Seguridad (DSMB) del Programa de Ciencias de la Salud de Rakai indica que quizá haya un mayor riesgo de transmisión del VIH a las parejas femeninas de los hombres recientemente circuncidados si la actividad sexual se produce antes de que la herida quirúrgica se haya curado. También pone en cuestión que la circuncisión beneficie de forma indirecta a las parejas femeninas sin VIH de hombres con VIH.

Esta información fue presentada por un grupo de investigadores del Programa de Ciencias de la Salud de Rakai y la Universidad Makerere de Uganda y la Facultad de Salud Pública de la Johns Hopkins Bloomberg de Baltimore, Maryland (EE UU), en un encuentro de varios días convocado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Secretariado de ONUSIDA para debatir la política y los temas operativos y éticos relativos a la circuncisión como herramienta frente a la transmisión del VIH. Los datos preliminares fueron hechos públicos el 6 de marzo en el encuentro debido a las potenciales implicaciones sobre la salud pública.

El ensayo implica a 997 parejas del distrito de Rakai en el sur de Uganda y el análisis ínterin examinó 124 parejas serodiscordantes en las cuales el hombre tenía VIH. Se tuvieron en cuenta los riesgos, beneficios y seguridad de la circuncisión de la pareja masculina, así como el impacto de la circuncisión sobre la transmisión del VIH a la pareja femenina.

La transmisión del VIH tuvo lugar en el 25% de las parejas (3/12 mujeres) que realizaron actividades sexuales antes de que un médico hubiera “certificado” que la herida de la operación estaba curada. En aquellas parejas que se abstuvieron de practicar sexo hasta que la herida se curó por completo, la transmisión se produjo en el 11% de las mujeres (6/55). En aquellas parejas donde el hombre no fue asignado de forma aleatoria para realizarse la circuncisión, ~9% de las mujeres se infectó por VIH en este periodo de estudio de seis meses (4/46 mujeres).

“Dado que el número total de hombres que volvieron a practicar sexo antes de que se certificase la curación de la herida fue tan pequeño, el hallazgo del incremento de la transmisión después de la operación quizá se haya producido sólo por casualidad. Sin embargo, tenemos que ser cautos para proteger a las mujeres en el contexto de cualquier futuro programa de circuncisión masculino”, afirmó la doctora María Wawer, principal investigadora del estudio, de la Facultad de Salud Pública de la Johns Hopkins Bloomberg. “Las mujeres suponen la mayoría de personas que viven con VIH en África y estos resultados demuestran que las mujeres tienen que ser educadas respecto a los riesgos y beneficios de la circuncisión masculina.”

Numerosos estudios realizados en África han mostrado que el riesgo de adquirir el VIH, o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual, se ve rebajado en el caso de hombres que han sido circuncidados. Estos resultados preliminares advierten de que la circuncisión quizá no sea eficaz a la hora de prevenir la transmisión del VIH de hombre a mujer y quizá puede resultar incluso en un mayor riesgo de transmisión, especialmente en los primeros meses tras la operación.

Recientes estudios sobre circuncisión entre hombres sin VIH también sugieren que la curación de la herida podría desempeñar un papel en el aumento de la tasa de nuevas infecciones por VIH tras la operación y que los beneficios de la circuncisión no se aprecian hasta entre seis y doce meses después. Sigue sin respuesta la cuestión de si la circuncisión pudiera tener un efector protector indirecto para las mujeres a largo plazo.

“Mientras que la circuncisión masculina tiene un extraordinario potencial para prevenir la infección por VIH, estos nuevos hallazgos nos recuerdan que debemos proceder con sensatez y cautela a la hora de desarrollar estrategias para expandir la circuncisión masculina en África”, afirmó el doctor Kevin De Cock, responsable del departamento de VIH/SIDA de la OMS. “La circuncisión de varones adultos es una intervención quirúrgica que tiene que ser realizada por personal médico formado y deben considerarse muy cuidadosamente temas como la curación de la herida, el uso de condón, otros enfoques preventivos y la realización de la prueba del VIH. Incluso en las mejores condiciones, la circuncisión masculina debe implementarse como parte de un programa integral de prevención, tratamiento y cuidado del VIH/SIDA”

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD