Tasas de nuevos diagnósticos de VIH entre hombres gays de EE UU, 44 veces superiores a las observadas en otras poblaciones

Michael Carter

Un equipo de investigadores de los CDC comprobó que la tasa de nuevas infecciones por VIH entre los hombres gays y bisexuales era 44 veces superior a la apreciada en otras poblaciones de varones y unas 40 veces mayor que la de las mujeres.

Las cifras analizadas de forma reciente también evidenciaron que las tasas de diagnósticos de sífilis son hasta 71 veces mayores entre los hombres gays y bisexuales que en otras poblaciones.

"Está claro que no seremos capaces de detener la epidemia de VIH en EE UU hasta que cada comunidad afectada, al igual que las autoridades sanitarias de todo el mundo, den prioridad a las necesidades de los hombres gays y bisexuales en sus esfuerzos para prevenir el virus", comentó el doctor Kevin Fenton, de los CDC.

Los hombres homosexuales representan el 48% del millón de infecciones por VIH existentes en el país norteamericano. El único grupo en el que están aumentando los nuevos diagnósticos de VIH es en el compuesto por los hombres que practican sexo con hombres, que en 2006 supuso el 53% de los casos de VIH del país.

Los datos de los CDC presentados en la edición de 2010 de la Conferencia Nacional Para la Prevención de ETS [Enfermedades de transmisión sexual] mostraron que se produjeron entre 522 y 989 nuevos diagnósticos de VIH al año por cada 100.000 hombres gays y bisexuales, frente a 12 por cada 100.000 entre otras poblaciones de hombres y 13 por cada 100.000 en el caso de las mujeres.

Esto significó que la tasa de nuevos diagnósticos de VIH fue hasta 44 veces superior entre los hombres gays y bisexuales que en otros grupos de población.

El cálculo de las tasas de sífilis resultó estar entre 91 y 73 casos por cada 100.000 personas al año en el caso de hombres gays y bisexuales, unas 46 veces superior a la cifra de 2 por cada 100.000 observada en otros hombres y 71 veces mayor a la de 1 por cada 100.000 en el caso de las mujeres.

Los datos de los CDC también demostraron el impacto desigual que tiene el VIH sobre las diferentes poblaciones de hombres gays y bisexuales.

El mayor número de nuevas infecciones por VIH entre hombres gays en 2006 se dio en hombres de etnia blanca (13.230), seguida de cerca por los hombres gays de etnia negra (10.130).

Entre los varones blancos gays, la mayoría de las nuevas infecciones se produjeron entre los treintañeros (4.670), seguidos por los que tenían edades comprendidas entre 40 y 49 años (3.740).

En el caso de los hombres de etnia negra, se advirtió un perfil de edades diferente. Las nuevas infecciones se concentraron de forma desproporcionada entre los que tenían entre 13 y 29 años (5.200).

El equipo de investigadores descubrió que la prevalencia de VIH entre los hombres gays de algunos centros urbanos llegó a cifras tan elevadas como el 25%. Además, aproximadamente el 50% de los varones no eran conscientes de tener el VIH, cifra que aumentó hasta casi el 80% entre algunas poblaciones de hombres gays jóvenes.

Los CDC creen que el aumento del VIH entre los hombres gays se debe a una compleja interacción entre diversos factores.

El más destacado de ellos es la alta prevalencia del virus entre varones homosexuales. Esto significa que cada encuentro sexual aumenta el riesgo de exposición al VIH. Los autores, asimismo, consideran que el hecho de que los hombres jóvenes gays de etnia negra se emparejen con otros hombres de la misma etnia de mayor edad (entre los cuales la prevalencia del VIH es alta) también puede conducir a un mayor riesgo de infección.

Por otra parte, se estima que el elevado número de infecciones no diagnosticadas entre los hombres gays contribuye del mismo modo a la propagación continua del VIH.

Igualmente, se sugirió el sentimiento de autocomplacencia como posible explicación. Los CDC apuntan que se trata sobre todo del caso de los hombres gays jóvenes que no "experimentaron en persona la gravedad que tuvo el inicio de la epidemia de sida".

Sin embargo, este razonamiento no permite explicar el gran número de nuevas infecciones por VIH que se producen entre los hombres de edades comprendidas entre 30 y 50 años.

Según los CDC, los avances en el tratamiento del VIH han provocado que algunos hombres gays hayan desarrollado la "falsa creencia" de que "el virus ya no representa un problema de salud grave".

Otro factor que se sugirió que podía tener influencia es la dificultad para mantener durante toda la vida las prácticas de sexo seguro.

La homofobia, además de otras formas de discriminación (que pueden impedir que los hombres accedan a los servicios de atención médica y prevención), también se encuentra entre los motivos que, según los CDC, están impulsando la propagación del VIH entre hombres gays, al igual que los elevados niveles de consumo de drogas.

"El riesgo de transmisión del VIH por la práctica del sexo anal receptivo es mucho mayor que el riesgo de transmisión por otras actividades sexuales, y algunos hombres gays y bisexuales confían en estrategias de prevención que pueden ser menos eficaces que el uso constante del preservativo", indican los CDC.

Estos centros, asimismo, destacan que es probable que muchas infecciones por sífilis en hombres gays tengan lugar por la práctica de sexo oral.

"No existe una solución única o simple para reducir las tasas de VIH y sífilis entre hombres gays y bisexuales", afirmó Fenton. Y agregó: "Tenemos que intensificar unos esfuerzos de prevención tan diversos como la propia comunidad gay. Resulta especialmente crítico encontrar soluciones para los hombres gays y bisexuales jóvenes, de modo que el VIH no se convierta, de manera involuntaria, en un rito de transición para cada nueva generación de hombres gays".

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD