La infección por Trichomonas vaginalis aumenta el riesgo de infección por VIH

Michael Carter

La infección por Trichomonas vaginalis aumenta de forma significativa el riesgo de infección por VIH en mujeres, según un estudio publicado en la edición del 1 de marzo de The Journal of Infectious Diseases (ya disponible en internet).

Ya está bien establecido que varias infecciones de transmisión sexual aumentan el riesgo de transmitir y contraer el VIH. Aunque se producen 173 millones de casos de Trichomonas vaginalis diarios en todo el mundo, existen pocos datos fiables respecto a la relación de la infección con el riesgo de adquirir el VIH.

Un equipo de investigadores de la universidad de Washington (EE UU) y Mombasa (Kenia) planteó la hipótesis de que la infección por Trichomonas vaginalis aumentaba el riesgo de contraer el VIH en mujeres y, en consecuencia, realizaron un estudio prospectivo de once años con trabajadoras sexuales en Mombasa.

El estudio se prolongó desde 1993 a 2004 y contó con 1.335 mujeres trabajadoras sexuales que al inicio no tenían VIH. Mensualmente, las mujeres proporcionaron información sobre su salud médica general, ginecológica y sexual. Las mujeres también fueron sometidas a exámenes físicos y se comprobó la existencia de VIH y una variedad de infecciones de transmisión sexual, incluyendo Trichomonas vaginalis.

La relación entre Trichomonas vaginalis e infección por VIH fue comprobada empleando análisis tanto univariable como multivariable. El modelo multivariable, con control por educación, uso de alcohol, lugar de trabajo (bar frente club nocturno), prácticas de lavado vaginales, infecciones del tracto genital distintas a Trichomonas vaginalis, tipo de anticonceptivo empleado, edad, número de parejas sexuales por semana, frecuencia de la práctica sexual por semana y uso de condón (100% frente a inferior a 100%).

El grupo de investigadores contó con un total de 3.422 persona-años de seguimiento para su análisis. Hubo un total de 806 infecciones por Trichomonas vaginalis (23,6 por 100 persona-años) y 265 mujeres se infectaron por VIH (7,7/100 persona-años).

En el análisis univariable, la infección por Trichomonas vaginalis estuvo relacionada con un riesgo significativamente mayor de infección por VIH (cociente de riesgo: 1,60; p=0,01). Esta relación siguió siendo estadísticamente significativa tras realizar el ajuste para comportamientos sexuales de riesgo, infecciones de transmisión sexual y los otros factores potencialmente desorientadores señalados más arriba (cociente de riesgo ajustado: 1,52; p=0,03).

A continuación, el grupo de investigadores dirigió su atención a los factores relacionados con la infección por Trichomonas vaginalis. Descubrió que estuvo significativamente relacionada con una menor duración del periodo de prostitución (p<0,001), menos de ocho años de educación (p<0,001), y  cervicitis (p<0,001) y vaginosis bacteriana (p < 0,001) concurrentes.

No fue sorprendente que el 100% de uso del condón estuviera relacionado con un menor riesgo de Trichomonas vaginalis, como también lo estuvo el uso de anticonceptivos sólo de progesterona.

“En el presente estudio prospectivo, la infección por Trichomonas vaginalis estuvo relacionada con un riesgo significativamente mayor de adquirir el VIH”, escriben los autores.

Éstos sugieren varios posibles motivos por los que la infección por Trichomonas vaginalis aumenta el riesgo de infectarse por VIH:

  • Trichomonas vaginalis conduce a una inflamación, lo que provoca que células vulnerables al VIH estén presentes en la mucosa vaginal y cervical.
  • Trichomonas vaginalis puede provocar hemorragias en la mucosa, dañando las defensas naturales frente a la infección.
  • Trichomonas vaginalis socava un proceso que puede evitar la fijación del VIH a las células.
  • Trichomonas vaginalis aumenta el riesgo de VIH al aumentar la susceptibilidad a las infecciones vaginales o la persistencia de flora vaginal anómala.

El grupo de investigadores considera que sus hallazgos tienen importantes implicaciones en la prevención del VIH. Se cree que el 6% de las mujeres con VIH en EE UU adquirió la infección debido a Trichomonas vaginalis, y existe una alta incidencia de Trichomonas vaginalis en África. Por tanto, el grupo de investigadores concluye que “las intervenciones para prevenir y tratar la tricomoniasis y mejorar la salud vaginal en general podrían proporcionar importantes métodos (controlados por la mujer) para reducir el riesgo de transmisión del VIH-1 a las mujeres”.

Referencia: McClelland RS et al. Infection with Trichomonas vaginalis increases the risk of HIV-1 acquisition. J Infect Dis 195 (online edition), 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD