Mayor riesgo de muerte en pacientes sin experiencia en tratamientos con un recuento de CD4 inferior a 500 células/mm3

Michael Carter

Las tasas de mortalidad son superiores entre los pacientes con VIH que tienen un recuento de CD4 por encima de 350 células/mm3 y no están tomando terapia antirretroviral (TARV) que entre la población general, según evidencia un análisis publicado en The Lancet.

En el estudio se incluyeron más de 40.000 pacientes de Europa y Norteamérica. Al compararlos con personas sin VIH del mismo sexo, los pacientes infectados por el virus presentaron una mayor tasa de mortalidad a doce meses. El riesgo de fallecimiento disminuyó a medida que aumentó el recuento de CD4, y fue más bajo entre los hombres gays.

“Las tasas de mortalidad entre las personas con VIH sin experiencia en TARV [terapia antirretroviral] cuyo recuento de CD4 es mayor de 350 células/mm3 tendieron a ser mayores que entre la población general en los países industrializados”. El equipo de investigadores atribuye los riesgos especialmente elevados de fallecimiento observados entre los usuarios de drogas inyectables (UDI) y personas heterosexuales con VIH a “factores de tipo socioeconómico y de estilo de vida”.

Fueron menores las tasas de mortalidad en el caso de los pacientes con un recuento de CD4 por encima de 500 células/mm3 (y sobre todo entre aquéllos con un nivel de CD4 superior a 700 células/mm3), un hallazgo que es probable que pueda ser útil en el debate que hoy día se mantiene respecto al mejor momento para iniciar el tratamiento antirretroviral.

En realidad, el equipo de investigadores internacionales llevó a cabo el estudio porque deseaba dilucidar una cuestión “fundamental” respecto a los posibles beneficios de empezar la terapia anti-VIH con un recuento de CD4 por encima del nivel actualmente recomendado de 350 células/mm3: “¿Corren los pacientes sin experiencia en tratamientos con niveles de CD4 superiores a 350 células/mm3 (…) un mayor riesgo de muerte que la población general?”.

En  consecuencia, los autores agruparon los datos provenientes de 23 estudios de cohorte en Europa y Norteamérica. Su análisis contó con 40.820 pacientes que habían tenido al menos un recuento de CD4 por encima del 350 células/mm3 cuando aún no habían recibido terapia anti-VIH. Estas personas proporcionaron datos de seguimiento correspondientes a un total de 80.682 persona-años.

Se registró un total de 419 fallecimientos (1%), lo que supuso una tasa general de mortalidad de 5,2 por cada 1.000 persona-años. De estas muertes, 61 (15%) fueron catalogadas como relacionadas con el sida, 188 (45%) como no relacionadas con el sida y en 170 casos (41%) no se registró la causa del fallecimiento.

El riesgo de muerte fue superior en el caso de los pacientes con VIH que entre la población general. Sin embargo, la magnitud varió según el grupo en situación de vulnerabilidad frente a la infección. Sólo fue moderadamente elevado entre los hombres gays y los que practican sexo con hombres (cociente de mortalidad estandarizado [CME]: 1,30; IC95%: 1,06 – 1,58), pero fue notablemente superior en el caso de los heterosexuales (CME: 2,95; IC95%: 2,28 – 3,73) y especialmente elevado en el caso de los usuarios de drogas inyectables (CME: 9,37; IC95%: 8,13 – 6,53).

A continuación, se restringió el análisis a los pacientes con VIH, y el equipo de investigadores comparó las tasas de mortalidad a doce meses con las registradas para pacientes con diferentes niveles de CD4 (350-499, 500-699 y por encima de 700 células/mm3).

Al realizar un análisis ajustado en el que se tuvieron en cuenta posibles factores de confusión, se comprobó que, en comparación con los pacientes con un recuento de CD4 entre 350-499 células/mm3, la tasa de mortalidad fue un 23% menor entre los pacientes cuyo recuento de CD4 se situó entre las 500 y las 699 en células/mm3, y un 34% más pequeña que los que tenían recuentos por encima de 700 células/mm3. Al llevar a cabo un análisis de sensibilidad, se comprobó que estos resultados no se alteraron de forma sustancial.

"Estos datos sugieren que las personas con VIH que no han tomado TARV y que tienen un nivel de CD4 superior a 350 células/mm3 corren un mayor riesgo de muerte, en comparación con la población general no infectada por el virus, aunque esta diferencia parece ser pequeña", concluyen los investigadores.

Y añaden: "Dado que la terapia antirretroviral podría reducir el riesgo de mortalidad en dichos pacientes, estos hallazgos respaldan la necesidad de seguir realizando estudios (como el ensayo START y el examen más exhaustivo de las bases de datos observacionales) de los riesgos y beneficios que supone el iniciar dicha terapia con unos recuentos de CD4 superiores a 350 células/mm3".

Referencia: Study Group on Death Rates at High CD4 Count in Antiretroviral Naïve Patients. Death rates in HIV-positive antiretroviral-naïve patients with CD4 count greater than 350 cells/mm3 in Europe and North America: a pooled cohort of observational study. The Lancet; online edition: DOI:10. 1016/S0140-6736(10)60932-4, 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD