XVII Conferencia Internacional del Sida: Boletín del miércoles

Actualización diaria de noticias de la conferencia de aidsmap

XVII Conferencia Internacional del Sida: 3-8 de agosto de 2008, Ciudad de México

Miércoles, 6 de agosto de 2008

Todos los enlaces en este boletín se refieren a artículos en inglés a menos que se indique lo contrario.

Todos los enlaces en este boletín se refieren a artículos en inglés.
En nuestra sección de idiomas encontrarás información en más lenguas.

Raltegravir en el tratamiento de primera línea

Raltegravir (Isentress®) es un fármaco tan potente como efavirenz (Sustiva®) cuando se emplea en el tratamiento de primera línea contra el VIH en combinación con emtricitabina y tenofovir (Truvada®), según los resultados de un estudio de dos años presentado en la Conferencia Internacional del Sida.

Una ventaja que ofreció el uso de raltegravir sobre el de efavirenz fue el menor número de efectos secundarios.

Hoy por hoy, sólo está aprobado el uso del inhibidor de la integrasa raltegravir en personas con experiencia en el tratamiento anti-VIH, tanto en Europa como en EE UU. En este estudio, los investigadores querían determinar su seguridad y eficacia en personas que iniciaban la terapia antirretroviral.

Los últimos datos muestran que la proporción de pacientes que alcanzaron una carga viral indetectable tras 96 semanas fue similar entre los que tomaban raltegravir (83%) y los que recibían efavirenz (84%), el principal fármaco que se emplea actualmente en primera línea. Los aumentos del recuento de células CD4 también fueron muy parecidos. No obstante, el número de pacientes que se quejó de efectos secundarios fue menor en el caso de los que tomaban raltegravir (51% frente al 74%).

Inicio tardío del tratamiento: efavirenz funciona mejor que lopinavir/ritonavir

En el caso de las personas que empiezan el tratamiento con un reducido recuento de células CD4, hay más probabilidades de que su carga viral sea indetectable al año de recibir un régimen basado en efavirenz que si toman lopinavir/ritonavir, según los últimos datos.

Muchas personas con VIH reciben el diagnóstico cuando su recuento de células CD4 es bajo, y el diagnóstico tardío constituye la explicación subyacente de muchos de los diagnósticos de sida y las muertes producidos en el Reino Unido y en muchos otros países.

En este nuevo estudio, realizado en México, casi tres cuartas partes de los pacientes que comenzaron un tratamiento anti-VIH basado en efavirenz gozaban de una carga viral indetectable tras un año, frente a sólo el 50% de los pacientes que iniciaron tratamiento con lopinavir/ritonavir.

Además, los pacientes que comenzaron el tratamiento con lopinavir/ritonavir fueron más propensos a declarar efectos secundarios.

Las actuales directrices de tratamiento británicas se refieren a efavirenz como el fármaco de primera opción para los pacientes que inician el tratamiento con independencia del recuento de linfocitos CD4.

Resultados del tratamiento en entornos con pocos recursos

Hoy en día, hay más de tres millones de personas con VIH en países con ingresos bajos y medios que están recibiendo tratamiento antirretroviral, lo que para esos pacientes supone disfrutar de una vida más larga y saludable.

Sin embargo, los datos presentados en la conferencia de Ciudad de México muestran que los resultados de los programas de tratamiento del VIH difieren entre regiones y países.

Por ejemplo, los resultados de las regiones de América Latina y el Caribe muestran que la tasa de mortalidad después de un año de terapia antirretroviral varía entre el 2% de Argentina y el 12% de Haití.

Los resultados de Botsuana mostraron que el 89% de los pacientes seguía vivo seis años después del inicio del tratamiento. Casi la mitad de las muertes se produjeron en los tres primeros meses de terapia. La tasa de supervivencia a los seis años en el caso de pacientes vivos tras tres meses fue del 94%. El autor del estudio comentó: “Si podemos mantenerlos vivos durante tres meses, probablemente podamos mantenerlos vivos durante años”.

Por último, los resultados de China muestran que el 67% de los pacientes tenía una carga viral inferior a 400 copias/ml (el nivel definido como carga viral indetectable en este estudio) dos años después de iniciar el tratamiento.

Circuncisión

Si se triplicase el número de hombres circuncidados se podría reducir a la mitad el número de infecciones por VIH en los países más afectados por la epidemia, sugiere una investigación presentada en la conferencia de México.

No obstante, podrían ser necesarios hasta 50 años para poder apreciar todo el impacto de la circuncisión sobre la epidemia, y supondría circuncidar a la mayor parte de los hombres sexualmente activos de entre 15 y 45 años.

Otro estudio mostró que la circuncisión no se relacionó con una pérdida de la función o el placer sexuales.

Prevención positiva

La prevención del VIH dirigida a personas con VIH ha constituido un centro de interés en la conferencia de la Ciudad de México.

Numerosos estudios han examinado los factores relacionados con la práctica de sexo sin protección entre las personas con VIH. Un trabajo surafricano ha descubierto que, en el caso de las mujeres seropositivas, el sexo sin protección estuvo relacionado con la falta de empleo, haber sido objeto de maltratos físicos en una relación, sentirse sola y marginada y sentirse incapaz de negociar el uso de preservativos.

En el mismo estudio se descubrió que el principal factor de predicción de sexo sin protección en hombres con VIH fue el consumo de alcohol antes de las relaciones sexuales.

En la conferencia también se presentó una investigación europea que descubrió que las personas con VIH cuya pareja también está infectada por el virus fueron más propensas a declarar la práctica de sexo sin protección.

Entre las mujeres con VIH, la práctica sexual sin protección estuvo relacionada con una mayor edad, el deseo de tener hijos y el consumo de cannabis.

Los factores de riesgo de la práctica de sexo sin protección fueron algo diferentes en el caso de los hombres gays en el estudio e incluyeron la menor edad y el consumo de drogas recreativas, así como de fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil. Los hombres gays que declararon practicar sexo sin protección fueron también más propensos a afirmar que disfrutaban de una vida sexual de mayor calidad.

Recientemente ha sido objeto de debate el tema de carga viral y la capacidad de infección. El estudio europeo ofreció algunos resultados sorprendentes, como que las personas que tomaban fármacos anti-VIH eran menos propensas a declarar la práctica de sexo sin protección y que las personas que conocían su carga viral lo fueron aún menos.

Un estudio realizado en EE UU mostró que los programas de prevención para hombres gays ofrecidos por otros hombres gays con VIH podrían ayudar a reducir los comportamientos sexuales de riesgo.

En la conferencia se produjo también cierta controversia en torno al significado real del concepto de prevención positiva. Un delegado afirmó que las personas con VIH en raras ocasiones formaban parte de la planificación o difusión de los mensajes o programas de prevención del VIH dirigidos a ellas.

Transmisión del VIH

Existen numerosos subtipos diferentes del VIH. Por ejemplo, el subtipo B es el más habitual en Europa y Norteamérica, mientras que el subtipo C es el predominante en el África meridional.

Los nuevos datos de un estudio presentado en la conferencia de México parecen indicar que el subtipo del VIH podría afectar a la posibilidad de transmisión del virus.

El estudio contó con 271 parejas heterosexuales en el distrito de Rakai en Uganda. En cada pareja, un miembro tenía VIH y el otro no y, entre los pacientes infectados, los dos subtipos más habituales fueron el A y el D.

El equipo de investigadores descubrió que la probabilidad de transmisión era mayor en el caso del subtipo A.

También se reunieron más pruebas de que la carga viral tiene un efecto sobre el riesgo de transmisión, ya que las parejas de las personas con una carga viral elevada fueron más propensas a infectarse.

Las infecciones de transmisión sexual que provocan úlceras también parecieron aumentar el riesgo de transmisión del VIH, especialmente si afectaban al miembro de la pareja que no tenía el virus de la inmunodeficiencia humana.

Prevención de la tuberculosis

La tuberculosis constituye la principal causa única de morbimortalidad en personas con VIH en el mundo.

Uno de los modos de prevenir la tuberculosis en personas con VIH en situación de alto riesgo de sufrir la enfermedad es ofrecerles un tratamiento preventivo, que a menudo consiste en una terapia diaria con el fármaco antituberculoso isoniazida.

Un equipo de investigadores de Kenia ha presentado un estudio en la conferencia de la Ciudad de México que muestra que dicho medicamento puede distribuirse con éxito a través de los programas de tratamiento del VIH.

Entre 2004 y 2007, el equipo de investigadores proporcionó isoniazida a casi 10.000 personas con VIH y comprobó que más del 75% completó el tratamiento. Por su parte, la tasa de tuberculosis fue baja entre las personas que siguieron esta terapia.

Otro estudio realizado en Tailandia descubrió también que la mayoría de las personas con VIH que recibieron isoniazida completó el tratamiento, y también mostró que el riesgo de tuberculosis activa se vio ligeramente reducido en estos pacientes.

Otras noticias

Se observaron niveles elevados de resistencia a los ITIN (inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósidos) y a los ITINN (inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósidos) en pacientes de Malaui cuyo tratamiento de primera línea fracasó. El VIH de más del 90% de estos pacientes presentaba resistencia a los ITINN efavirenz y nevirapina, en el 81% de los casos presentaba resistencia a 3TC, en el 56% a AZT o a d4T. Por su parte, la resistencia a tenofovir alcanzó el 23% de los casos. El riesgo de sufrir resistencias aumentó cuando el recuento de CD4 fue inferior a 100 células/mm3.

Las posibilidades de tener una carga viral indetectable son menores en el caso de niños de muy corta edad que inician tratamiento anti-VIH en países con pocos recursos.

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD