Los diagnósticos de VIH en HSH casi se han duplicado en Europa desde 2000. El Reino Unido encabeza la lista

Roger Pebody

Giedrius Likatavicius y un equipo de colaboradores del programa EuroHIV analizaron los datos de nuevos diagnósticos de VIH en HSH procedentes de 30 países europeos (los estados miembros de la Unión Europea más Suiza, Islandia y Noruega).

En el año 2006, se registraron 7.693 nuevos diagnósticos en hombres que practican sexo con hombres en los 27 países de los que se disponía de datos (es decir, todos excepto España, Italia y Estonia). Esto equivale a 57 casos por millón en la población de hombres adultos (57/millón).

Por su parte, los 2.597 diagnósticos realizados en el Reino Unido ese año lo convirtieron en el país de Europa con el mayor número de nuevos casos y también el de mayor tasa de nuevos diagnósticos entre HSH por millón de varones adultos (130/millones). Este valor, además, superó los 100 casos por millón de hombres en Holanda y Luxemburgo, y pasó de 75 casos por millón de hombres en Suiza y Portugal.

Por otro lado, las tasas fueron mucho menores en países como Lituania (7/millón), Hungría (11/millón) y Eslovenia (35/millón).

En cuatro países, más de la mitad de los nuevos diagnósticos se refirieron a hombres que practican sexo con hombres: Eslovenia, República Checa, Holanda y Alemania.

Para comparar entre los años 2000 y 2006, se dispuso de datos referentes a 23 países. El resto no contaban con datos para cada año o habían cambiado su sistema de vigilancia epidemiológica en ese periodo. Entre los países excluidos del análisis por estos motivos se cuentan Holanda, Francia y España.

En general, el número de nuevos diagnósticos aumentó en un 86% entre 2000 y 2006. Sólo cuatro países registraron un descenso (Chipre, Islandia, Lituania y Luxemburgo).

Los casos aumentaron un 91% en el Reino Unido y el número de diagnósticos anuales pasó a ser más del doble en varios países, como Finlandia, Alemania y Noruega.

Pese a tener una prevalencia comparativamente baja, las tasas también se duplicaron en Hungría (aumento del 118%) y se triplicaron en Eslovenia (aumento del 257%). Los autores señalan la movilidad sexual y los altos niveles de comportamiento de riesgo registrados en dichos países, lo que, en su opinión, abre la puerta a una rápida propagación del VIH allí.

Más alentador fue constatar que, de los 18 países que contaban con datos sobre el diagnóstico tardío, la proporción de casos diagnosticados había disminuido en todos excepto en uno. En 2000, el 25% de los hombres recibieron un diagnóstico tardío, pero en 2006 esta proporción se redujo al 10%.

Los autores señalan que estos hallazgos indican un aumento de las tasas de realización de pruebas del VIH, que puede haber contribuido al número de nuevos diagnósticos, pero que es poco probable que explique todo el aumento observado. También se cita la mayor esperanza de vida de las personas con VIH (y, por tanto, la existencia de una población más grande capaz de transmitir la infección) como un factor que influye en estas cifras.

Además, los autores ponen de manifiesto la existencia de estudios que demuestran un comportamiento de riesgo continuo. De hecho, esta misma semana se hicieron públicos nuevos datos que detectan aumentos en los comportamientos sexuales de riesgo entre los HSH en Dinamarca.

Se ha realizado la Encuesta sobre Vida Sexual, de carácter anual, en 2000, 2001, 2002 y 2006, contando la más reciente con más de 3.000 hombres. Los expertos apuntan varios aumentos en los comportamientos de riesgo, todos ellos con significación estadística:

  • En las tres encuestas previas, entre el 26 y el 28% de los hombres declararon practicar sexo anal sin protección con un hombre que no sabían si tenía el mismo estado serológico al VIH. En 2006, el 33% de los hombres manifestaron practicar este comportamiento.
  • Anteriormente, entre el 84 y el 86% de los hombres declararon practicar algún tipo de relación sexual anal. En 2006, el porcentaje aumentó al 92%.
  • El número promedio de parejas sexuales aumentó de 8 a 9,4.
  • La proporción de hombres con una pareja estable descendió del 26 al 20%, mientras que el número de HSH que sólo tenía parejas casuales aumentó del 28 al 34%. Por su parte, la proporción de hombres con parejas estables y casuales aumentó del 29 al 35%.

Volviendo al informe de vigilancia epidemiológica europeo, sus autores concluyen: “Hemos registrado un aumento reciente en el número de diagnósticos de VIH entre los HSH en casi todos los países de la Unión Europea y la EFTA y, probablemente, en algunos países este dato representa un aumento real de la incidencia. Esto, junto con la alta prevalencia del VIH registrado en muchas comunidades gays,  entre los HSH diagnosticados de alguna infección de transmisión sexual y la elevada movilidad sexual de esta población, son cuestiones que subrayan la necesidad de contar con una estrategia de prevención del VIH de ámbito europeo”.

Referencia: Likatavicius G, et al. An increase in newly diagnosed HIV cases reported among men who have sex with men in Europe, 2000–6: implications for a European public health strategy. Sexually Transmitted Infections. 2008; 84: 499-505.

Cowan S & Haff J. HIV and risk behaviour among men who have sex with men in Denmark – the 2006 Sex Life Survey. Eurosurveillance. 2008; 13: 48.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD