Vida en Pareja

Víctor

Antes que nada me gustaría contar rápidamente mi historia. Soy un hombre de 31 años y mi vida era “normal”. Tengo un trabajo y un negocio propio.

Yo vivía en unión libre con mi expareja. Ella tiene una niña de 6 años de la cual yo estoy completamente enamorado y quería tomar la decisión de ser su padre, ya que el padre biológico nunca la frecuentó ni se preocupó por ella. Incluso la niña no lo conoce.

Mi vida con ellas duró 2 años en relativa calma y mi intención era pedirle matrimonio este año.

Durante el último año yo comencé con problemas en mis pulmones, lo que me hacía toser mucho y me la pasaba con especialistas buscando qué era lo que me tenía enfermo.

En diciembre de 2016 empeoré de forma muy drástica y tuve que ser internado en un hospital donde me hicieron estudios y al final me dieron un diagnóstico de sida. Mi problema de los pulmones era derivado del virus.

Cuando supe el diagnostico mi vida se vino abajo y lo primero que pensé es mi pareja en ese momento quise decirle mi diagnostico pero mi propio médico me sugirió que me esperara a confirmar mi diagnostico por Western blot, que toma 15 días en llegar.

Yo, por no preocuparla y por seguir el consejo de mis padres, decidí esperar. Fueron los 15 días más largos de mi vida (aclaro, esos días estuve internado en el hospital delicado y con una depresión muy obscura).

Llegó el día en que me dieron el resultado del Western blot y fue positivo al VIH. Ese mismo día se lo dije a mi pareja y ella reaccionó con miedo y enojada. Al primer momento que pudo se salió del cuarto y se fue.

Los días siguientes no intenté hablarle, decidí darle unos días sin llamarla para dar espacio y tiempo a que ella se tranquilizase.

Después de unos días la llamé. Solo fue discusión y me reclamó mucho el porqué no se lo dije en el momento en que me enteré yo. Cuando intentaba explicarme no quería entender mis razones.

Ella me dejó y me devolvió todas mis cosas que teníamos en la casa, ropa y artículos míos y me tuve que regresar a casa de mis padres. Afortunadamente ella se ha hecho estudios y hasta el momento sale negativo.

Después de eso intenté volver a tener contacto con ella por mensajes y llamadas. Ella me comentaba que estaba en shock y que no podía ni verme. Yo aún intento recuperarla, hablo con ella y platicamos normal, pero al hablar de volver ella se niega por completo.

Por mi parte yo estoy muy bien y, a pesar de que se me diagnosticó hace poco, comencé mi tratamiento antirretroviral. La información, leer y documentarme y hacerle mil preguntas al médico me ha hecho no tenerle miedo a la enfermedad. Eso mismo me ha hecho buscar cómo son las parejas serodiscordantes y quiero poder mostrarle la vida de una pareja con testimonios reales.

Soy consciente de que mi relación con ella es muy probable que termine pero quiero que tenga toda la información posible para que tome un decisión consciente de lo que está pasando y puede pasar y no terminemos solo por discriminación y miedo a mi enfermedad.

También lo quiero hacer para conocer más y conocer la calidad de vida que llevan otras parejas, ya que mi mayor sueño es tener una familia y no quiero tener miedo. Además, si en un futuro decido rehacer mi vida podré enseñarle lo que aprendí a mi nueva pareja.

Gracias por leerme y de antemano gracias por sus opiniones.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD