Testimonio: Tú marcas la diferencia

Sandy

Algunas de las personas que vivimos con VIH nos hemos pasado la vida haciendo diferentes cosas después de saber nuestro diagnóstico. Sin embargo, este acontecimiento ha transformado mi vida, me ha sensibilizado y me ha permitido conocer a mis verdaderos amigos y familiares.

Ahora puedo ver con otros ojos la vida y puedo escuchar, ayudar, abrazar y llorar con quien tiene una necesidad o está pasando por este proceso. Me doy cuenta que a algunas personas les resulta más difícil poder asimilar esta nueva manera de vivir, pero para eso estamos, para ayudar quienes están empezando, para darles un empujoncito y que puedan salir adelante.

El problema no es el estigma, ni la discriminación, somos todos y cada uno de nosotros, que necesitamos amarnos y saber muy bien quiénes somos, que valemos mucho y que somos sumamente importantes en esta vida.

Con esto cambiaremos nuestro alrededor y los dardos no nos harán ningún daño. Por lo tanto, es bueno abrir los ojos al VIH y agradecer a Dios el que nos haya hecho diferentes.

Hoy, tú marcas la diferencia. 

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD