Tengo la esperanza de una vida normal

Alexander

¡Hola! Mi nombre es Alexander, vivo en Colombia y fui diagnosticado de VIH en el año 2012. Creo que lo más duro fue el diagnóstico, puesto que lo primero que uno quiere saber es el cómo sucedió y mi caso parece sacado de una telenovela mexicana.

Tuve una pareja bastante posesiva y a que no le importaba qué o a quién tenía que sobrepasar con tal de conseguir lo que quería. Cuando sintió que yo ya no quería seguir con esa relación intentó usar la violencia. Sin embargo, lo más increíble para mí fue que un día llegó diciendo que yo le había transmitido el VIH. En ese momento me sorprendí y empecé a sospechar. Después de terminar dicha relación decidí hablar con mi médico para realizarme la prueba del VIH, que salió positivo.

Sin embargo, me dijeron que debían hacerme una segunda prueba. Siempre soñé que esa segunda prueba saliera negativa pero no, se confirmó el diagnóstico de VIH. Hoy, más de dos años después, aún siento que estoy cargando esta cruz y lo estoy haciendo solo. Nadie sabe que tengo VIH, ni siquiera mi familia.

Es difícil porque es complicado encontrar pareja ya que no me parecería ético engañar a esa persona en cuanto a mi condición. Siempre tengo que mentir sobre por qué debo ir constantemente al doctor. Sin embargo, después de dos años y de tantas caídas, aún tengo una esperanza muy pequeña dentro de mí, una esperanza de una vida normal.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD