Solo pienso en que pase esta pesadilla

Juan

Buenas. Mi historia es la siguiente. Utilizaré Juan como nombre ficticio, ya que me gustaría que mi verdadera identidad se mantuviera en el anonimato. Tengo 23 años y mi vida no ha sido muy fácil que digamos. Soy universitario, hago deporte casi todos los días, y gozo actualmente de buenas amistades, pero soy una persona que siempre he tenido problemas para afrontar mi homosexualidad, tanto por mi entorno como por mí mismo.

Empecé a practicar con mujeres sin protección a los 15 años, sin problema ninguno, aunque siempre con ganas también de probar con hombres. A los 22 años empecé a acostarme con hombres, principalmente de forma activa, aunque alguna vez ejercí de forma pasiva, y la mayoría de las ocasiones sin protección.

Hace cuatro meses me diagnosticaron unos condilomas en la zona anal y, para asegurarme y curarse en salud, me hicieron las pruebas del VIH. Al mes recibí los resultados definitivos: Tenía VIH y mi carga viral era de 40.000 copias.

Fue el peor día de mi vida. Mi ex, con el que llevaba un mes y siendo el primer tío que presentaba a mis padres, y al que no le dije nada hasta la confirmación de la prueba para no asustarle, me dejó. Habíamos tenido sexo sin protección. No sé ni con quien ni cuándo lo contraje.

El caso es que hace unos días mantuve relaciones con un tío a quien le insistí usar protección, aunque no le dije lo de mi diagnóstico porque tenía miedo a que me rechazara. Yo seguí insistiendo pero el no quiso y ahora temo que se lo haya transmitido.

Estoy destrozado, no como, no duermo, no tengo ganas de nada. Solo pienso en que esté bien y ojalá no tenga nada y que pase esta pesadilla.

En un par de semanas empiezo a tomar el tratamiento, y estoy preocupado por la reacción que pueda tener. Necesito ayuda, por favor.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD