Se vale llorar pero también se vale levantarse

Alejandro

¡Hola! Soy Alejandro, de San Jose de Costa Rica. Gracias por compartir este espacio tan íntimo entre ambos, pues te voy a contar mi historia.

Es un día de febrero cuando un fuerte dolor de cabeza empieza a vaticinar algo que pronto llegaría a mi vida. Consulto con el médico por ese malestar y pues al parecer algo de rutina y pues sencillo, tomar unas pastillas y pronto todo pasara.

Unos días después empiezan a ir las cosas algo mal: fuertes dolores de cuerpo, cansancio… entre otros síntomas. Al final mi médico me dijo que tenía el dengue. Controles diarios y pues el seguimiento de rutina era el protocolo hasta que ese día llegó.

“Tenemos que hablar”. Esa frase tan sencilla pero tan caladora que pone las cosas de formas diferentes. Un año de relación, de buenos y malos momentos se convertían en una realidad que pronto lo transformaría todo.

-Soy VIH positivo. Silencio, dudas, miedo, tantas cosas venían por la mente que ahora formaban parte de este mar extenso de ideas. Dudas y preguntas van y vienen. Una relación abusiva y de violencia fue la razón que hoy me traslada a contar esta historia. El miedo a saber esa condición valió más en ese silencio a contar la historia.

Así las cosas pues no quedaba más que enfrentar la vida y hacerme la tan esperada prueba. Un sentimiento encontrado iba y venía, pues tal vez ya conocía la respuesta. Días después llegó la hora, con el personal de laboratorio.

Tembloroso, me encontraba sin tener la valentía de verme a la cara y darme esa esperada respuesta. Minutos después la palabra reactivo de una prueba Elisa sellaba lo que ya tal vez esperaba.

¿Qué venía? No lo sabía. El sistema de salud de acá de inmediato me puso en seguimiento y pues acá voy. Esto cambio mi vida en el tanto que hoy cuido mi alimentación, me preocupo por hacer ejercicio y dejé por completo cualquier adicción.

Quiero hacer todo lo que pueda y disfrutar cada momento, pues mi vida continúa y mis proyectos me esperan. Hoy mi pareja y yo planeamos viajar, continuar los estudios y sobre todo ser ambos un apoyo importante para seguir adelante. Hoy el pasado quedó atrás, quedó atrás esa relación nociva de él y ese mal rato del diagnóstico.

Hoy te digo que siempre la comunicación es importante. Si tu pareja te deja porque vives con el VIH simplemente no es quien te merece. La relación se vive en las buenas y malas, cuídate siempre además y protégete.

Esto no es sinónimo de muerte. Hoy serán 3 pastillas al igual que muchos toman para otras enfermedades crónicas, mañana será la cura. Se vale llorar pero se vale también levantarse y mirar para adelante.

Si tienes miedo, duda o solo quieres que alguien te escuche escríbeme.

Te quiere Alejandro.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD