Sé que voy a estar bien, pero siento temor

Anónimo L

Tengo 23 años. En noviembre de 2018 fui diagnosticado de VIH. Inicialmente no podía entenderlo, soy donante activo de Cruz Roja, estudiante de medicina (curso el octavo semestre). He participado en actividades prácticas de inyectología, guardias en hospitales, me he hecho tratamientos dentales, he pasado por muchas vías de posible transmisión del VIH.

No vivo con mi familia. Al tener el resultado, fue una noticia muy difícil de afrontar. En la actualidad se me hace complicado compartirla. Tengo una pareja desde hace 3 años, que es no reactivo, en quien puedo refugiarme, y mi mejor amigo, que también está muy pendiente de mi salud.

Inicié tratamiento con antirretrovirales en diciembre de 2018, el médico tratante me había indicado que, posiblemente, tendría efectos secundarios: náuseas, mareos, insomnio, y otros. Llevo poco más de un mes con el fármaco, tomándolo 1 vez al día en un horario establecido, y conservo dos efectos secundarios: insomnio y aturdimiento.

No voy a mentir: es difícil como estudiante llevar una vida tranquila, pues este semestre estoy con bajo rendimiento en notas ya que no logro descansar lo suficiente. Trabajo de forma independiente también.

Busco llevar mi vida de la forma más normal, salgo con mis amigos, compartimos actividades (viajes), visito a mi familia. Pasé por varias etapas: negación, depresión, decepción, angustia…

A este punto yo sé que voy a estar bien, pero igualmente siento mucho temor.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD