¿Qué opinión me pueden dar?

Ana

Actualmente tengo 20 años y mi vida sexual comenzó alrededor de los 16 años. Me arrepiento de haber sido inconsciente. Tengo trastorno de personalidad límite y siempre me gustó mucho llamar la atención. Si salía con un chico, se convertía inmediatamente en el amor de mi vida. Si salía a beber unas copas, tenía que ser en exceso, hasta ya no poder más. La verdad es que era una niña tonta que se pensaba que era genial el hecho de vivir rápido y morir joven.

Durante mucho tiempo consumí drogas y entre las muchas consecuencias de la promiscuidad y el consumo de drogas y alcohol me quedó una depresión crónica, dos intentos de suicidio y problemas de ansiedad con los que vengo cargando. Pero no vine a hablarles de eso, solo me quiero desahogar y disculpen si lo que escribo suena muy tonto. Solo quiero ser sincera, tal vez así me sienta un poco mejor.

El día de hoy formé parte de una conversación que me ha dejado fría. Unos compañeros platicaron casualmente sobre la gonorrea y el sida y no pude evitar ponerme inmediatamente paranoica y ansiosa, ya que estuve infectada de gonorrea. La verdad no me había puesto a pensar nunca que pudiera ser seropositiva, pero si me infecté de gonorrea, fácil me pude haber infectado por VIH también.

Voy a ser un poco explícita: cuando tenía 16 años tuve un romance con un muchacho 6 años mayor que yo. Sabía sobre su promiscuidad y que solo salía conmigo por interés sexual. De todos modos, yo juraba que podía comerme el mundo y me la jugué con él. Compartíamos muchas cosas, incluyendo sexo sin protección y nunca me pasó nada. Dejamos de vernos y quedamos como amigos.

No lo volví a ver hasta septiembre del 2014. La verdad es que estábamos un poco pasados de copas… fumamos hierba, platicamos del pasado y terminé durmiendo en su casa. La verdad es que no tenía interés en acostarme con él. Siempre he sido una persona muy premonitora y algo me decía que no lo hiciera. En fin, el tipo me insistió y yo le dije que estaba bien, pero que usáramos preservativos. En ese momento me dijo que no tenía, así que me negué. Para no hacer el cuento más largo, como si siguiera teniendo 16 años, con un poco más de insistencia terminé acostándome con él. Por tonta, lo acepto.

La relación duró muy poco, me sentía mal conmigo misma y no lo disfruté. Por consiguiente le pedí que dejáramos de hacerlo. Él no eyaculó, pero a los pocos días empecé a sentir síntomas de una infección vaginal. Inmediatamente fui al doctor, me hicieron un examen y salí con gonorrea.

La verdad es que no me molesté ni nada porque yo me lo había buscado, en fin… nunca pensé en el VIH hasta el día de hoy en que salió el tema con unos compañeros. Me quedé fría y tuve muchos sentimientos encontrados. Finalmente me desmayé y llevo todo el santo día con ansiedad.

Yo sé que en vez de estar aquí escribiendo debería de hacerme un examen y sacarme de dudas, pero, la verdad, tengo mucho miedo. Más que miedo de ser portadora temo la reacción que pueda tener, ya que soy una persona bastante inestable y con antecedentes suicidas. La verdad no quisiera volver a atentar con mi vida, por eso lo estoy procrastinando.

¿Ustedes qué opinión me pueden dar? Nadie me ha dicho nada sobre que él este contagiado pero, su promiscuidad no es novedad. Incluso he leído que si no hay eyaculación es menos probable que se dé la transmisión del virus de hombre a mujer. Eso me da un poco de esperanza. También el no haber presentado ningún síntoma, aunque haya pasado muy poco tiempo

La verdad estoy con ustedes, y sinceramente yo los apoyo y les deseo las mejores de las vibras, que la vida les dé fuerza, y en todo caso a mí también.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD