Pueden más los miedos que la propia enfermedad

Santiago

Buenas noches hoy he decidido leer todas estas historias y con más de una me he sentido identificado. No sé cómo llegué a este punto de mi vida. Tengo 25 años, soy un ser humano como todos pero que amo mi familia, soy amistoso, amoroso, trabajador, dedicado, cariñoso, con sueños y metas… y hace poco me di cuenta de que tengo el VIH.

La vida se me vino abajo en un segundo y en mi mente solo tenía el recorrido de mi vida. Desde entonces no sé cómo empezar, no sé por dónde seguir, tengo mil miedos, mil angustias… Tenía planes y ahora no sé si continuar o parar.

Pienso que puede ser una prueba que Dios me ha mandado para volverme más fuerte. No sé, le doy gracias a él porque en este momento tengo el apoyo del ser más maravilloso que un ser humano puede tener, que es mi madre. Ella es mi motor, es mi guía y es mi fortaleza en el momento que siento que no puedo seguir con mi vida.

El 20 de febrero tengo la cita para iniciar este largo y duro proceso. Mi médico me dijo que había cosas peores y que esta enfermedad es llevadera, pero pueden más los miedos que la enfermedad como tal.

¿Saben?, siempre he deseado enamorarme de alguien 10 y creo que lo he conseguido, pero ahora llegó este tema, este suceso que lo cambia todo. Siento que es mejor dejar y seguir solo este camino. La verdad es que solo deseo no tener nada y continuar con mi vida, pero es mi realidad por más que piense y más me eche a la pena, debo continuar. ¿Cómo? No sé, solo deseo que Dios me dé la fuerza para continuar y que ponga en mi camino a personas reales y sinceras.

A quien lea este mensaje le deseo lo mejor en la vida y a las personas que estén como yo, que Dios y la Virgen les dé sabiduría y fuerza para continuar.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD