Testimonio: Nunca hay que darse por vencidos

Paul

Va a hacer cinco años, a finales de este mes, desde que me dieron la peor noticia: era seropositivo. Y es que, encima, no era sólo eso, porque el VIH además me lo detectaron al hacerme una biopsia. ¿Por qué? Pensaban que tenía un tumor en el cerebro.

Y no sé qué pasó, pero después de bajarme a planta, me habían dado convulsiones. Desde aquel día, padezco crisis epilépticas, que antes nunca había tenido.
 
Y si eso fuera poco, tras esas convulsiones, sufrí una trombosis. Imaginaos, ya me quedé con una discapacidad física. En ese momento, me quería morir; eran tantas cosas juntas…
 
Por suerte, ahora voy recuperándome. Ya sé –está claro– que no volveré a ser el mismo de antes, pero al menos he logrado dejar la silla de ruedas y camino algo con la ayuda de una muleta. Por eso, les doy ánimos a todos/as. Nunca hay que darse por vencidos y se debe seguir adelante.
 
Yo tomo la pastilla única Atripla y Depakine; por lo demás, estoy indetectable, afortunadamente, y bien de CD4.
 
Espero que esto sirva para darles ánimos y fuerzas para seguir adelante.
 
Un abrazo a todos.

PD: Me gustaría también hacer amistades sinceras por este medio. Los interesados pueden escribirme a mi correo.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD