No sé cómo manejar esa situación

Luis

Hola, no sé cómo empezar. En estos momentos estoy en mi trabajo, soy de México y trabajo en un hospital. Tengo 20 años y una vida que seguir y vivir al máximo. Hace un par de semanas me enteré de que tengo VIH. Recuerdo el momento que cambió mi vida porque fue precisamente en mi trabajo. Todo empezó con un compañero de oficina, el amor de mi vida que jamás podrá ser formal. Desde que tengo 16 años he estado enamorado de él (soy gay espero que eso no incomode).

Sin conocerlo ni saber su orientación sexual me enamoré de esa persona y desde entonces lo he querido muchísimo. Para no contarles toda la historia… pasó el tiempo y con 18 años entré a trabajar en un hospital. Pasaba más tiempo con él y llegó a ser mi jefe.

Desde ese momento las cosas cambiaron por completo. Manteníamos una relación de free, es decir, solo amigos con "beneficios". Lo quería tanto que acepté. Jamás utilizamos protección. Antes que él tuve dos parejas, una durante 8 meses y otra durante 6. En esos casos tampoco me cuidé. En ningún momento de mi vida pensé en esta enfermedad (me refiero al VIH). Siempre decimos que a mí no me va a pasar. Sin embargo no tenemos nada seguro en esta vida y en algún momento todo se acaba, se termina.

Hace un mes el "amor de mi vida" se empezó a enfermar y a bajar de peso, entre otros síntomas. Me dio la confianza de contarme que la doctora que lo atendía le dijo que podrían ser síntomas de VIH. Ese fue el momento que me devastó, no sabía qué decirle, qué pensar, qué hacer…

Él estaba muy deprimido y yo soy un chico que, a pesar de mi corta edad, soy muy maduro. Un defecto que tengo es no demostrar lo que siento. Soy algo frío, por así decirlo. Por mis propios medios decidí realizarme la prueba sin temor a saber qué pasaría. Así, al día siguiente fui al laboratorio y me dijeron que mis resultados los enviaron al médico. Solo sonreí y seguí.

Lo que imaginaba se hizo realidad, soy VIH positivo. El doctor, queriendo ser sutil para decirme el resultado, se dio cuenta de que ya lo sabía y solo preguntó: ¿Estás dispuesto a someterte a todas las pruebas necesarias y al procedimiento?”, a lo que respondí: "Claro que sí".

Me dijo que podía contar con él para lo que necesitara. Desde entonces estoy viendo los trámites para mi tratamiento y apenas estoy en las pruebas. Voy empezando este camino, que es difícil, cada día. Solo tengo el apoyo de dios, "el amor de mi vida" y mis verdaderos amigos cercanos (5 personas). Sé que mi familia lo hará también, pero aún no lo saben.

El mismo día que me enteré de que tenía VIH, esa noche mi hermano nos dio la noticia que se casaba en febrero. Una buena noticia para la familia, ¿no creen?, y yo con otra noticia, tal vez no tan buena. Pienso mucho en mi madre, sé que llorará y ver a mi madre así me parte el corazón.

No sé cómo manejar esa situación, pienso más en mi madre que en mí, no quiero hacerla sufrir ni llorar. Es mi temor lo que me deprime y por las noches lloro, necesito un abrazo fuerte, que me dé ánimos para seguir y mantener esta misma actitud que he llevado hasta ahora. Se lo diré a mi familia, pero esperaré hasta que pase la boda de mi hermano, que será en dos meses. Por mientras yo me adelanto con mi tratamiento.

Mis ex parejas no saben nada, no he logrado tener contacto con ellos. Tengo miedo al qué dirán, pero mi deber es informarle para prevenir. No pienso en quién fue, creo que eso es lo de menos en esta situación. Todos tenemos responsabilidades y ahora lo más importante para nosotros es cuidarnos y seguir adelante, que esto no acaba aquí, seguir con nuestra vida, aprovechar cada momento, y ser más fuertes y valientes. Dios los bendiga.

Deja un comentario

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD